Artículos destacados
  • Eterno Presidente Kim Il Sung

    Biografía Presidente Kim Il Sung

  • Querido Dirigente Kim Jong Il

    Biografía del Querido Dirigente Kim Jong Il

  • Estimado Mariscal Kim Jong Un

    Biografía del Estimado Mariscal Kim Jong Un

  • Contenido

    jueves, 1 de enero de 2015

    Pyongyang, 1 de enero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea pronunció el día primero el mensaje del Año Nuevo 2015.
        El texto completo del mensaje sigue:
        ¡Queridos compañeros!
        Despedimos el año 2014 en el que el temple y poderío de la gran Corea que llena de fe en la victoria da saltos y avanza, se pusieron de pleno manifiesto y acogemos el prometedor Año Nuevo 2015.
        En reflejo de la infinita fidelidad de todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población, rindo mi más sincero tributo y cordiales saludos por el Año Nuevo a Kim Il Sung y Kim Jong Il, eternos Líderes de nuestro pueblo y Sol del Juche.
        Saludo a los militares y civiles que con la convicción revolucionaria y el fervor patriótico se abniegan por la dignidad y la prosperidad del país y formulo mis sinceros votos por la gran armonía de todas las familias y el más prometedor porvenir para nuestros entrañables niños.
        Saludo a los surcoreanos y los compatriotas residentes en otros países que luchan por la unidad y reunificación nacionales, así como a todos los pueblos progresistas del mundo y amigos extranjeros aspirantes a la independencia y la paz.
        El que despedimos fue un año de grandes victorias en el que bajo la dirección del Partido consolidamos el cimiento para anticipar la victoria final en todos los frentes de la construcción de un poderoso y próspero Estado socialista y manifestamos el poderío de la Corea invencible.
        El año pasado se ha consolidado más la unidad monolítica del Partido y las masas populares, y asegurado la pureza y el poderío de nuestras filas revolucionarias.
        Con el paso de los días se ha calentado más la añoranza de nuestros uniformados y otros sectores de la población hacia los grandes Líderes y puesto en pleno manifiesto su fervorosa fidelidad y pulcro sentido de obligación moral de realizar el sublime propósito y deseo de aquellos. Al materializarse la política de nuestro Partido de amor al pueblo y a las generaciones crecientes y sus orientaciones de dar importancia a la ciencia y la educación, se ha profundizado la confianza de la población en su organización rectora y consolidado nuestra unidad monolítica. En virtud del fervor de la educación en las tradiciones revolucionarias a través de los recorridos por los lugares de combate en la zona del monte Paektu, predominan en todo el ejército y la sociedad el espíritu y temple del Paektu y arden como una lava la disposición y voluntad de llevar hasta el fin la sagrada causa revolucionaria del Juche.
        En el año que despedimos se ha fortalecido extraordinariamente la combatividad del Ejército Popular y la capacidad defensiva nacional.
        Como resultado de la labor político-ideológica de toda marcha y los fervorosos ejercicios como en combates reales, todos los comandantes y soldados y las unidades de ejércitos y armas se han convertido en hombres fuertes en idea y convicción y en fuerzas invencibles, capaces de cumplir hábilmente operaciones en cualesquier condiciones y situaciones. En todo el Ejército se ha establecido la férrea disciplina y se registraron éxitos sin precedentes en la mejora de las condiciones de vida de los soldados. En el sector de la industria de defensa nacional se explotaron autóctonos y diversos medios de ataque, lo cual contribuyó grandemente al fortalecimiento cualitativo de las fuerzas armadas revolucionarias.
        En el año pasado la cooperación militar-civil hizo lograr portentosos éxitos en la construcción de una potencia económica socialista y un Estado de alto nivel cultural.
        Por encima de las difíciles situaciones y desfavorables condiciones, produjimos auges productivos en los sectores de la agricultura, la pesquería, las industrias química y carbonífera, etc., abriendo una esplendida perspectiva para la construcción de una potencia económica y la mejora de la vida poblacional. En el sector de la construcción se encendieron furiosas llamas por la creación de la velocidad de Corea, se levantaron numerosas construcciones monumentales que sirvan de norma y patrón de la arquitectura autóctona como la zona residencial Wisong para los científicos, las viviendas para los educadores del Instituto Universitario Politécnico Kim Chaek, el centro de reposo de los científicos de Yonphung y la Fábrica 8 de Octubre, muestra de la que Corea hace realidad su hermoso ideal. Los oficiales y soldados del Ejército Popular que participaron en la construcción de un Estado rico y poderoso, con el espíritu de materializar a cabalidad cualquier tarea asumida y el temple de batir uno a cien enemigos, allanaron un ancho camino para la producción, la construcción y su modernización y crearon magníficas unidades modelo.
        Nuestros atletas compitieron con el original método e inflexiblemente en los XVII Juegos Asiáticos y los campeonatos mundiales y honraron el país, estimulando grandemente a los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población movilizados en la batalla por la defensa del socialismo.
        Todas nuestras victorias y preciosos éxitos del año pasado son el resultado de la destacada orientación del Partido y del ardiente patriotismo y fidelidad y los esfuerzos abnegados de los militares y civiles herméticamente unidos en torno a él.
        Mis cálidos agradecimientos a todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población que con la inconmovible fe en la causa revolucionaria del Juche, causa revolucionaria del Songun, libraron una tenaz lucha y contribuyeron a hacer brillar el año pasado como año de enorgullecedores méritos y de cambio.
        Compañeros:
        El 2015 es el año muy significativo cuando se celebrarán los aniversarios 70 de la liberación del país y de la fundación del Partido del Trabajo de Corea.
        En este año significativo, con gran honor y dignidad, pasamos revista a la orgullosa historia de 70 años de nuestro Partido y patria en que se registraron solo portentosas victorias bajo la destacada dirección de las grandes figuras Kim Il Sung y Kim Jong Il y estamos inspirados en la convicción y optimismo de lograr la victoria final de la revolución del Juche iniciada en el Paektu siguiendo la dirección del Partido.
        Nos es preciso dar alas al espíritu revolucionario y el temple del Paektu para desbaratar tajantemente los atentados y las maquinaciones de las fuerzas hostiles y alcanzar victorias en todos los campos de la defensa del socialismo y la construcción de un Estado poderoso y próspero, coronando los 70 aniversarios de la liberación del país y la fundación del Partido con los grandes acontecimientos revolucionarios.
        Bajo el lema ¡Todos, con el espíritu revolucionario del Paektu, desarrollemos la ofensiva general para anticipar la victoria final!, todos los militares y otros sectores del pueblo deben avanzar con vigor hacia el gran festival de octubre. Con el espíritu y temperamento del Paektu y valiéndose del poderío de la ideología, el fusil y las ciencias y la tecnología, debemos ser honrosos triunfadores en la ofensiva general para la dignidad, el enriquecimiento y la prosperidad de nuestro país socialista.
        Consolidaremos más el inquebrantable poderío de nuestra potencia ideo-política socialista.
        Pase que pase el tiempo, invariablemente enalteceremos a Kim Il Sung y Kim Jong Il como Sol del Juche, mantendremos con resolución sus sempiternos méritos revolucionarios y le daremos eternos brillos.
        Este año del septuagésimo aniversario de la fundación del Partido prepararemos un nuevo hito para la elevación de la capacidad de mando y la combatividad del Partido, organizador y orientador de todas las victorias de nuestro pueblo.
        El ya establecido sistema de dirección única del Partido continuamente será afianzado de manera que todos los militantes compartan la misma ideología, aliento y paso con su Comité Central. Todas las organizaciones partidistas tomarán constantemente la ejecución del lineamiento y las políticas del Partido como tarea principal en sus actividades y no dejarán pasar por alto ni uno de aquellos sino que los materializarán sin excusas y hasta sus últimas consecuencias.
        De acuerdo con la naturaleza del Partido madre, todas sus actividades serán penetradas de la idea de conceder preferencia a las masas populares para que en todo el Partido reine un ambiente de respetarlas y amarlas y apoyarse en ellas y aquellas actividades se enfoquen en el fomento del bienestar del pueblo. Todas las organizaciones y trabajadores partidistas acabarán con el abuso de la autoridad y el burocratismo y atenderán solícitamente a las personas y las orientarán bien de manera que todas ellas se confíen y apoyen en nuestro Partido como en sus madres carnales y compartan constantemente con él la vida y la muerte, el destino.
        Atendremos a la ideología, poderosa arma del Partido, y haremos de manera ofensiva la labor ideológica para afianzar férreamente la posición ideológica de nuestra revolución. Se intensificará la educación en la grandeza de los Líderes, el patriotismo de Kim Jong Il, la convicción, la conciencia clasista y antimperialista y la moral para preparar a todos los militantes partidistas, militares y trabajadores como fidedignos partidarios de la revolución del Songun y lograr que en la defensa del país y la construcción de un Estado poderoso y próspero enciendan furiosas llamas de patriotismo y fidelidad a favor de creación e innovación.
        En el año en curso debemos dar nuevo salto en la construcción de las fuerzas armadas revolucionarias y en el empeño por el fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional y poner de pleno manifiesto el poderío de la potencia militar.
        El Ejército Popular afianzará el ya establecido sistema de dirección única del Partido en su seno, desarrollará con dinamismo el movimiento por el título del Séptimo Regimiento de O Jung Hup y el movimiento para la unidad Guardia y ejecutará a carta cabal la línea estratégica de cuatro puntos y las tres tareas para el fortalecimiento del potencial militar presentadas por el Partido. Mejorará constantemente el contenido y método de los ejercicios militares y la preparación política rechazando el formalismo y la forma estereotipada, elevará trascendentalmente su calidad y hará perfectos preparativos de combate para desbaratar de un golpe cualesquier provocaciones enemigas. En el trabajo de intendencia para el Ejército Popular se registrará un salto trascendental. A los militares se les prepararán mejores condiciones de vida y todos los batallones y compañías se harán unidades de combate élite y serán dotadas de todas las instalaciones para que los soldados las consideren como su pueblo o casa natal comunicado directamente con el patio del CC del Partido. El Ejército Popular, en acato al proyecto del Partido de la construcción de un Estado rico y poderoso, también en el futuro será pionero y modelo en la verificación de su ideología y la defensa de su política.
        En vista de la situación creada, los oficiales y soldados del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea afilarán agudamente el cuchillo de defensa del Líder, el régimen y el pueblo, y la Guardia Roja Obrero-Campesina y la Juvenil harán ejercicios militar-políticos como si estuvieran en el combate real para forjar su combatividad y perfeccionarán los preparativos de resistencia de todo el pueblo para defender por sí mismo sus provincias, distritos y lugares.
        En el sector de la industria de defensa nacional, materializando la línea del Desarrollo Simultáneo del Partido, impulsarán la adecuación de la producción bélica a las condiciones del país, su modernización y fundamentación científica, explotarán activamente autóctonas y potentes armas y equipamientos de última palabra y los perfeccionarán.
        En el año entrante daremos segura prioridad a las ciencias y la tecnología y registraremos saltos en la construcción de la potencia económica socialista y un Estado de alto nivel cultural.
        A fuerza de las ciencias y la tecnología fomentemos con rapidez todos los sectores y levantemos el paraíso del pueblo, esta es la determinación y voluntad de nuestro Partido. El sector de las ciencias avanzará con energía a la vanguardia de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero para invalidar las virulentas sanciones de los enemigos con el elevado espíritu de independencia y a fuerza de las ciencias y la tecnología y empujar la marcha de todos los sectores de la economía. En el sector de la investigación científica se empeñará por todos los medios para alcanzar técnicas sofisticadas y logrará muchos éxitos que contribuyan al fomento de la economía, el fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional y el mejoramiento del nivel de la vida poblacional. En todos los sectores y las unidades considerarán las ciencias y tecnología como la forma de existencia, acelerarán a nuestra manera la modernización e informatización, elevarán el nivel de preparación científico-técnica de los funcionarios y trabajadores y se apoyarán en aquellas para impulsar con vigor todos los trabajos.
        Debemos sacar cuanto podamos provechos de la ya asentada base de la economía autosostenida y todas las potencialidades y dar saltos en la mejoría de la vida poblacional y en la construcción de una potencia económica.
        En este año significativo nos incumbe registrar cambios en el mejoramiento de la vida poblacional.
        Tomando como tres pilares la agricultura, la ganadería y la pesquería debemos esforzarnos para satisfacerle víveres a la población y llevar su alimentación a un nivel superior.
        Al sector agrícola le compete aplicar activamente el método de cultivo de ahorro de agua y otros científicos, preparar bastante cantidad de los materiales correspondientes y organizar y orientar la producción conforme a la realidad para así superar las desfavorables condiciones naturales y sobrecumplir el plan de producción de cereales. En las plantas de ganadería, piscicultura y de producción de los hongos y los invernaderos, preparados en varios lugares del país normalizarán la producción de manera que la población se beneficie de ellos. En correspondencia al propósito del Partido en la zona de Sepho se impulsará con fuerza la construcción del centro ganadero y se harán esmerados preparativos para la producción de la carne y la gestión del centro. En el sector de la pesquería, aprendiendo del método de trabajo del Ejercito Popular, creador de la nueva historia del mar de oro, restablecerán decisivamente la pesca y capturarán muchos peces para servirle más pescados a la población.
        En el sector de la industria ligera, bien conscientes de su responsabilidad y deber asumidos ante el pueblo, establecerán la estratagema encaminada a autosostenerse y normalizar la producción en las fábricas centrales y locales para abastecer a los trabajadores, estudiantes y niños la mayor cantidad y variedad de artículos de consumo y escolares y alimentos de calidad.
        Pondrán gran empeño en la solución del problema de la energía eléctrica, principal fuerza motriz de la economía nacional, y se esforzarán para reponer los sectores priorizados y las importantes industrias.
        Con el mismo ímpetu de haber realizado innovaciones el año pasado en el sector de la industria hullera y en las centrales térmicas, aumentarán la producción del carbón y la electricidad y se empeñarán para ahorrar al máximo esta materia para cubrir la presente demanda de ella y al mismo tiempo tomarán medidas pertinentes para solucionarla con visión al futuro. Nos es preciso apoyar en nuestra tecnología y nuestros recursos para fomentar las industrias claves como la metalúrgica y la química, y activar el transporte ferroviario de manera que todos los sectores económicos se revitalicen y progresen como es debido. Hay que desarrollar multifacéticamente las relaciones económicas con otros países e impulsar de modo activo la explotación de la zona turística internacional Wonsan-monte Kumgang y otras de desarrollo económico.
        A la rama de la construcción le corresponde edificar con tanta calidad centrales eléctricas, fábricas, instalaciones educacionales y culturales y viviendas que todas se califiquen como obras monumentales dignas de la era del Partido del Trabajo promoviendo la campaña de creación de la Velocidad de Corea. Terminará las obras importantes como las centrales hidroeléctricas escalonadas en el río Chongchon, la Granja Frutícola de Kosan y el reparto para científicos Mirae que harían más solemne la gran fiesta de octubre.
        Todo el Partido, el ejército y el pueblo se movilizarán en la repoblación forestal igual que en los días de reconstrucción de postguerra para que las montañas del país se conviertan en montes de oro cubiertos de frondosos bosques. En todos los sectores deben dinamizar invariablemente la reforestación, y la creación de jardines y huertas frutícolas. Acondicionarán más la ciudad de Pyongyang, los capitales provinciales, las cabeceras de ciudades y distritos, centros de trabajo y aldeas, y los cuidarán y mantendrán siempre en buenas condiciones.
        Todos los sectores y unidades de la economía trazarán adecuadas estrategias de gestión, estrategia empresarial, aprovecharán al máximo sus reservas y potencialidades para incrementar la producción y pondrán gran empeño en elevar la calidad y competitividad de sus productos. Todas las fábricas y empresas, libres de la propensión a la importación, se esforzarán por utilizar materias primas, materiales y equipos de producción nacional, y cambiarán por completo su fisonomía imitando el ejemplo de las unidades que el Partido calificó como referencia.
        Al Consejo de Ministros y demás órganos estatales de dirección de la economía le compete impulsar vigorosamente la aplicación de los métodos de administración de la economía de nuestro estilo apropiados para las condiciones reales para que todos los organismos y empresas económicos realicen con decisión propia e iniciativa creadora sus actividades. A las organizaciones del Partido a todos los niveles le incumbe ofrecer ayudas eficientes para que la renovación del método de administración de la economía se realice de acuerdo con el propósito del Partido.
        Urge acelerar con brío la construcción de un Estado socialista civilizado.
        Hace falta promover con energía la revolución educacional de la nueva centuria fortaleciendo el papel del personal de los centros docentes y la atención por parte del Estado y la sociedad a la educación para lograr nuevos avances en la labor de preparación de todo el pueblo como científicos y técnicos y de construcción de una potencia de talentos.
        Hay que levantar la fiebre por el deporte en todo el país. Los deportistas harán que la bandera nacional se exhiba más en los juegos internacionales y abrirán la perspectiva para convertir nuestro país en una potencia deportiva.
        En el sector artístico-literario rechazarán el estancamiento y crearán mayor cantidad de obras célebres de la época que convocan a las masas a la lucha. A la salud pública le corresponde mejorar los servicios higiénico-profilácticos y el tratamiento y prevención de enfermedades e incrementar la producción de medicamentos.
        Lograremos que en toda la sociedad reinen el sentimiento propio de la nación y un noble y hermoso estilo de vida e impulsaremos con dinamismo la protección del patrimonio nacional como labor patriótica de todo el Estado y el pueblo.
        Para alcanzar con éxito los altos objetivos de lucha que nos proponemos para este año, todos los funcionarios, militantes del partido y los oficiales y soldados del Ejército Popular y trabajadores vivirán y batallarán con el espíritu revolucionario del Paektu, el espíritu del viento cortante del Paektu, el cual se trata de un espíritu de atacar tenazmente con que se enfrenta y vence las dificultades que se interponen y un indomable espíritu de combate con que si se cae cien veces se levanta otras tantas para continuar la lucha hasta el triunfo. El corazón de nuestro Ejército y pueblo dará latidos alimentándose con la fe en la victoria y el indoblegable espíritu con que los antecesores de la Revolución Antijaponesa lucharon y alcanzaron la victoria por encima de inimaginables dificultades considerando que les daba igual vivir o morir en aras del país y la nación. Todos los funcionarios, militantes y trabajadores prepararán valiosos regalos con el espíritu revolucionario del Paektu y la acción creadora para presenciar dignamente el próximo gran festival de octubre.
        Se prevalecerá en el país el espíritu patriótico de abnegación que aprecia y desarrolla nuestras cosas.
        Apreciar y desarrollar las cosas nuestras es una expresión de la supremacía de la nación coreana y el auténtico patriotismo que lleva la dignidad de nuestra patria a la cima y adelanta su fortalecimiento y prosperidad. Cuidaremos y mejoraremos todo lo que las antecedentes generaciones de la revolución, guiadas por el Partido y el Líder, hicieron a costa de su sangre y sudor y siempre crearemos y desarrollaremos a nuestra manera con las fuerzas, técnicas y recursos nacionales en manifestación de la alta autoestima nacional.
        Los funcionarios, dirigentes de la revolución se desempeñarán como abanderados y vanguardia en la próxima ofensiva general.
        Les corresponde poseer el noble espíritu patriótico y la conciencia de abnegación trabajar con toda su entrega por el fortalecimiento y prosperidad del país y la felicidad del pueblo y correr y correr más al frente de las masas brindándose a asumir tareas más difíciles. Es de su incumbencia estar al tanto de las ideas y propósitos del Partido e ir a las masas y estimularlas para cumplir hasta las últimas consecuencias los lineamientos y políticas del Partido ofrendando incluso su vida si es necesario. Ellos se responsabilizarán totalmente ante el Partido y el Estado de las actividades de su sector o su unidad, eliminarán todas las manifestaciones del derrotismo, el autoproteccionismo y facilismo y recurrirán a las fórmulas innovadoras y científicas en el cumplimiento de cualquier tarea que sea.
        Han transcurrido 70 años desde que nuestra nación se dividió por las fuerzas extranjeras.
        En este período el mundo ha logrado un gran progreso y la época registró cambios sustanciales. A pesar de esto nuestra nación aún no ha logrado la reunificación y sigue sufriendo por la separación, lo cual es una pena y dolor para todos. No podemos permitir ni tolerar más la desgracia nacional originada por la fragmentación territorial que se mantiene intacta aun en la nueva centuria.
        El año pasado planteamos importantes medidas a favor del mejoramiento de las relaciones Norte-Sur y la reunificación e hicimos cuanto pudiéramos para ponerlas en la práctica. Sin embargo, no hemos podido obtener un resultado deseado y las referidas relaciones se han empeorado debido a las maniobras de las fuerzas internas y externas que se oponen a la reunificación.
        Es nuestro deber lograr cueste lo que cueste la reunificación del país, máximo deseo de la nación que el gran Líder y el gran General habían acariciado a todo lo largo de su vida aunque una situación compleja y muchísimas dificultades lo impiden, y construir una digna potencia reunificada próspera.
        ¡Abramos un ancho camino para la reunificación independiente con las fuerzas unidas de toda la nación en este año del aniversario 70 de la liberación de la patria!, esta es la consigna de lucha que toda la nación coreana debe enarbolar.
        Es preciso eliminar el peligro de la guerra en la Península Coreana y lograr la distensión y una atmósfera de paz.
        Los ejercicios de guerra de gran envergadura que todos los años se realizan en el Sur de Corea son la causa principal que agrava la tensión en la Península y aumenta el peligro de la guerra nuclear que se cierne sobre la nación. No hay duda alguna de que es imposible realizar diálogos fiables y mejorar las relaciones Norte-Sur mientras continúen los ejercicios de guerra de una parte contra la otra creando un ambiente de horror.
        Persistir en los simulacros de guerra nuclear conjuntos con la fuerza agresora extranjera contra otra parte de la nación es un acto peligrosísimo que trae desastres.
        Le daremos una reacción intransigente a cualquier tipo de provocación y maniobra de guerra que viole la soberanía y dignidad de nuestro país y le propinaremos un golpe contundente.
        Las autoridades surcoreanas deben renunciar los temerarios ejercicios militares conjuntos con las fuerzas extranjeras y todas otras acciones de guerra y optar por propiciar la distensión y las condiciones de paz para la Península Coreana.
        Estados Unidos, el autor de la separación de nuestra nación que nos causa grandes sufrimientos desde hace 70 años, debe abandonar su anacrónica política de enemistad y descabelladas acciones de agresión contra Corea y tomar una audaz opción de cambio de su política.
        El Norte y el Sur deben desistir de promover la confrontación de sistema, absolutizando su ideología y régimen y lograr la gran unión, la gran unidad nacional según el ideal de entre nosotros, los connacionales para resolver el problema de la reunificación de la patria justamente a favor de los intereses comunes de la nación.
        Si una parte trata de imponer su ideología y régimen a la otra nunca se podrá resolver por vía pacífica el problema de la reunificación sino se originarán solo el enfrentamiento y la guerra.
        Es cierto que nuestro régimen socialista centrado en las masas populares es el mejor, pero jamás lo imponemos al Sur de Corea ni hemos hecho así.
        Las autoridades surcoreanas deben abandonar su intención de "reunificación de régimen" que motiva la desconfianza y los conflictos entre ambas partes y dejar de calumniar el sistema de otra parte y visitar y pedir ayuda a otros países para denigrar a sus compatriotas.
        Según lo acordado por ambas partes, el Norte y el Sur deben resolver el problema de la reunificación a favor de los intereses comunes de la nación por encima de las diferencias de ideologías y regímenes.
        Es preciso activar diálogos y conversaciones, intercambios y contactos entre el Norte y el Sur para ligar los lazos y arterias de fraternidad cortada y lograr un gran viraje, un gran cambio en las relaciones Norte-Sur.
        Abrir un nuevo camino que conduce a la reintegración con las fuerzas unidas sin pelear uno contra otro es un anhelo unánime de toda la nación. Ambas partes deben dejar de perder tiempo y fuerzas con las disputas insignificantes y problemas de menos importancia, y preparar una nueva historia de relaciones Norte-Sur.
        Si todos los integrantes de nuestra nación unen sus almas y fuerzas, no habrá nada irrealizable. Como resultado de sus empeños por la reunificación de la patria, las dos partes ya prepararon las cartas de la reunificación, el Programa de la reunificación como la Declaración Conjunta del 4 de Julio, la histórica del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, con lo cual manifestaron ante todo el mundo la voluntad y el espíritu de la nación que aspira a la reunificación.
        Consideramos que si las autoridades surcoreanas tienen la verdadera posición de mejorar las relaciones bilaterales mediante diálogos, es posible reanudar los contactos de alto nivel y sostener conversaciones por sectores.
        Si se crea un ambiente y situación adecuada no habrá razón por la cual se rechacen las conversaciones cumbre.
        En adelante, también haremos todo lo que podamos para propiciar los avances reales en los diálogos y conversaciones.
        Todos los integrantes de la nación coreana debemos incorporarnos como un solo hombre al movimiento nacional por la reunificación del país para convertir el 2015 como un año de gran viraje que prepare un amplio camino para la reunificación independiente.
        El año pasado, la tiranía feroz de los imperialistas y sus abiertos actos de violación de la soberanía en la palestra internacional motivaron guerras y masacres en varios países y regiones amenazando seriamente la paz y la seguridad del mundo.
        Sobre todo, la extrema política hostil de Estados Unidos contra Corea encaminada a aislar y aplastar nuestra República, baluarte del socialismo, la fortaleza de la independencia y justicia, fomentó el círculo vicioso de la tensión e incrementó el peligro de la guerra en la Península Coreana.
        Estados Unidos y sus seguidores, al ver fracasado su plan de destruir nuestras fuerzas disuasivas nucleares autodefensivas y aplastar con las armas nuestra República, han optado por armar alborotos con los "derechos humanos".
        La realidad de hoy en que la coacción por la fuerza campea por su respeto y la justicia y la verdad se pisotean impunemente en la palestra internacional comprueba elocuentemente cuán justa la opción que mantenemos: multiplicar el poderío de autodefensa nacional con las fuerzas disuasivas nucleares como lo principal y defender fidedignamente el poder estatal, la vida del país, enarbolando en alto la bandera de Songun.
        Mantendremos invariablemente la política de Songun y el lineamiento de desarrollo simultáneo y defenderemos firmemente la soberanía del país y la dignidad nacional no importa que la situación internacional cambie y las relaciones entre los países vecinos varíen, mientras el enemigo persista en sus maniobras para eliminar nuestro régimen socialista. Ampliaremos y desarrollaremos multilateral y activamente las relaciones exteriores, ateniéndonos a los principios revolucionarios y el espíritu independiente y poniendo en el primer lugar la dignidad y los intereses del país.
        Nuestro Partido y Gobierno de la República fortalecerán por todos los medios los lazos y la solidaridad con los pueblos progresistas del mundo que aman la paz y se pronuncian por la independencia y justicia y desarrollarán activamente las relaciones de buena vecindad y amistad con todas las naciones que respetan la soberanía de nuestro país y nos tratan con amistad.
        No habrá en este mundo la fuerza capaz de detener la marcha de nuestro ejército y pueblo que bajo la dirección del gran Partido y con la inconmovible convicción revolucionaria y la fe en la victoria corren irrevestiblemente con el ímpetu de la tempestad del Paektu y la victoria final será, sin duda, para nosotros.
        Todos, unidos más firmemente en torno al Partido, luchemos tenazmente cantando la marcha de la victoria definitiva, por convertir este año significativo en el de la gran victoria y gran júbilo revolucionario.
        Al celebrar el año nuevo 2015, lleno de esperanzas, deseo la felicidad para todas las familias del país.

    Mensaje de Año Nuevo de Kim Jong Un

    Pyongyang, 1 de enero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea pronunció el día primero el mensaje del Año Nuevo 2015.
        El texto completo del mensaje sigue:
        ¡Queridos compañeros!
        Despedimos el año 2014 en el que el temple y poderío de la gran Corea que llena de fe en la victoria da saltos y avanza, se pusieron de pleno manifiesto y acogemos el prometedor Año Nuevo 2015.
        En reflejo de la infinita fidelidad de todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población, rindo mi más sincero tributo y cordiales saludos por el Año Nuevo a Kim Il Sung y Kim Jong Il, eternos Líderes de nuestro pueblo y Sol del Juche.
        Saludo a los militares y civiles que con la convicción revolucionaria y el fervor patriótico se abniegan por la dignidad y la prosperidad del país y formulo mis sinceros votos por la gran armonía de todas las familias y el más prometedor porvenir para nuestros entrañables niños.
        Saludo a los surcoreanos y los compatriotas residentes en otros países que luchan por la unidad y reunificación nacionales, así como a todos los pueblos progresistas del mundo y amigos extranjeros aspirantes a la independencia y la paz.
        El que despedimos fue un año de grandes victorias en el que bajo la dirección del Partido consolidamos el cimiento para anticipar la victoria final en todos los frentes de la construcción de un poderoso y próspero Estado socialista y manifestamos el poderío de la Corea invencible.
        El año pasado se ha consolidado más la unidad monolítica del Partido y las masas populares, y asegurado la pureza y el poderío de nuestras filas revolucionarias.
        Con el paso de los días se ha calentado más la añoranza de nuestros uniformados y otros sectores de la población hacia los grandes Líderes y puesto en pleno manifiesto su fervorosa fidelidad y pulcro sentido de obligación moral de realizar el sublime propósito y deseo de aquellos. Al materializarse la política de nuestro Partido de amor al pueblo y a las generaciones crecientes y sus orientaciones de dar importancia a la ciencia y la educación, se ha profundizado la confianza de la población en su organización rectora y consolidado nuestra unidad monolítica. En virtud del fervor de la educación en las tradiciones revolucionarias a través de los recorridos por los lugares de combate en la zona del monte Paektu, predominan en todo el ejército y la sociedad el espíritu y temple del Paektu y arden como una lava la disposición y voluntad de llevar hasta el fin la sagrada causa revolucionaria del Juche.
        En el año que despedimos se ha fortalecido extraordinariamente la combatividad del Ejército Popular y la capacidad defensiva nacional.
        Como resultado de la labor político-ideológica de toda marcha y los fervorosos ejercicios como en combates reales, todos los comandantes y soldados y las unidades de ejércitos y armas se han convertido en hombres fuertes en idea y convicción y en fuerzas invencibles, capaces de cumplir hábilmente operaciones en cualesquier condiciones y situaciones. En todo el Ejército se ha establecido la férrea disciplina y se registraron éxitos sin precedentes en la mejora de las condiciones de vida de los soldados. En el sector de la industria de defensa nacional se explotaron autóctonos y diversos medios de ataque, lo cual contribuyó grandemente al fortalecimiento cualitativo de las fuerzas armadas revolucionarias.
        En el año pasado la cooperación militar-civil hizo lograr portentosos éxitos en la construcción de una potencia económica socialista y un Estado de alto nivel cultural.
        Por encima de las difíciles situaciones y desfavorables condiciones, produjimos auges productivos en los sectores de la agricultura, la pesquería, las industrias química y carbonífera, etc., abriendo una esplendida perspectiva para la construcción de una potencia económica y la mejora de la vida poblacional. En el sector de la construcción se encendieron furiosas llamas por la creación de la velocidad de Corea, se levantaron numerosas construcciones monumentales que sirvan de norma y patrón de la arquitectura autóctona como la zona residencial Wisong para los científicos, las viviendas para los educadores del Instituto Universitario Politécnico Kim Chaek, el centro de reposo de los científicos de Yonphung y la Fábrica 8 de Octubre, muestra de la que Corea hace realidad su hermoso ideal. Los oficiales y soldados del Ejército Popular que participaron en la construcción de un Estado rico y poderoso, con el espíritu de materializar a cabalidad cualquier tarea asumida y el temple de batir uno a cien enemigos, allanaron un ancho camino para la producción, la construcción y su modernización y crearon magníficas unidades modelo.
        Nuestros atletas compitieron con el original método e inflexiblemente en los XVII Juegos Asiáticos y los campeonatos mundiales y honraron el país, estimulando grandemente a los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población movilizados en la batalla por la defensa del socialismo.
        Todas nuestras victorias y preciosos éxitos del año pasado son el resultado de la destacada orientación del Partido y del ardiente patriotismo y fidelidad y los esfuerzos abnegados de los militares y civiles herméticamente unidos en torno a él.
        Mis cálidos agradecimientos a todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población que con la inconmovible fe en la causa revolucionaria del Juche, causa revolucionaria del Songun, libraron una tenaz lucha y contribuyeron a hacer brillar el año pasado como año de enorgullecedores méritos y de cambio.
        Compañeros:
        El 2015 es el año muy significativo cuando se celebrarán los aniversarios 70 de la liberación del país y de la fundación del Partido del Trabajo de Corea.
        En este año significativo, con gran honor y dignidad, pasamos revista a la orgullosa historia de 70 años de nuestro Partido y patria en que se registraron solo portentosas victorias bajo la destacada dirección de las grandes figuras Kim Il Sung y Kim Jong Il y estamos inspirados en la convicción y optimismo de lograr la victoria final de la revolución del Juche iniciada en el Paektu siguiendo la dirección del Partido.
        Nos es preciso dar alas al espíritu revolucionario y el temple del Paektu para desbaratar tajantemente los atentados y las maquinaciones de las fuerzas hostiles y alcanzar victorias en todos los campos de la defensa del socialismo y la construcción de un Estado poderoso y próspero, coronando los 70 aniversarios de la liberación del país y la fundación del Partido con los grandes acontecimientos revolucionarios.
        Bajo el lema ¡Todos, con el espíritu revolucionario del Paektu, desarrollemos la ofensiva general para anticipar la victoria final!, todos los militares y otros sectores del pueblo deben avanzar con vigor hacia el gran festival de octubre. Con el espíritu y temperamento del Paektu y valiéndose del poderío de la ideología, el fusil y las ciencias y la tecnología, debemos ser honrosos triunfadores en la ofensiva general para la dignidad, el enriquecimiento y la prosperidad de nuestro país socialista.
        Consolidaremos más el inquebrantable poderío de nuestra potencia ideo-política socialista.
        Pase que pase el tiempo, invariablemente enalteceremos a Kim Il Sung y Kim Jong Il como Sol del Juche, mantendremos con resolución sus sempiternos méritos revolucionarios y le daremos eternos brillos.
        Este año del septuagésimo aniversario de la fundación del Partido prepararemos un nuevo hito para la elevación de la capacidad de mando y la combatividad del Partido, organizador y orientador de todas las victorias de nuestro pueblo.
        El ya establecido sistema de dirección única del Partido continuamente será afianzado de manera que todos los militantes compartan la misma ideología, aliento y paso con su Comité Central. Todas las organizaciones partidistas tomarán constantemente la ejecución del lineamiento y las políticas del Partido como tarea principal en sus actividades y no dejarán pasar por alto ni uno de aquellos sino que los materializarán sin excusas y hasta sus últimas consecuencias.
        De acuerdo con la naturaleza del Partido madre, todas sus actividades serán penetradas de la idea de conceder preferencia a las masas populares para que en todo el Partido reine un ambiente de respetarlas y amarlas y apoyarse en ellas y aquellas actividades se enfoquen en el fomento del bienestar del pueblo. Todas las organizaciones y trabajadores partidistas acabarán con el abuso de la autoridad y el burocratismo y atenderán solícitamente a las personas y las orientarán bien de manera que todas ellas se confíen y apoyen en nuestro Partido como en sus madres carnales y compartan constantemente con él la vida y la muerte, el destino.
        Atendremos a la ideología, poderosa arma del Partido, y haremos de manera ofensiva la labor ideológica para afianzar férreamente la posición ideológica de nuestra revolución. Se intensificará la educación en la grandeza de los Líderes, el patriotismo de Kim Jong Il, la convicción, la conciencia clasista y antimperialista y la moral para preparar a todos los militantes partidistas, militares y trabajadores como fidedignos partidarios de la revolución del Songun y lograr que en la defensa del país y la construcción de un Estado poderoso y próspero enciendan furiosas llamas de patriotismo y fidelidad a favor de creación e innovación.
        En el año en curso debemos dar nuevo salto en la construcción de las fuerzas armadas revolucionarias y en el empeño por el fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional y poner de pleno manifiesto el poderío de la potencia militar.
        El Ejército Popular afianzará el ya establecido sistema de dirección única del Partido en su seno, desarrollará con dinamismo el movimiento por el título del Séptimo Regimiento de O Jung Hup y el movimiento para la unidad Guardia y ejecutará a carta cabal la línea estratégica de cuatro puntos y las tres tareas para el fortalecimiento del potencial militar presentadas por el Partido. Mejorará constantemente el contenido y método de los ejercicios militares y la preparación política rechazando el formalismo y la forma estereotipada, elevará trascendentalmente su calidad y hará perfectos preparativos de combate para desbaratar de un golpe cualesquier provocaciones enemigas. En el trabajo de intendencia para el Ejército Popular se registrará un salto trascendental. A los militares se les prepararán mejores condiciones de vida y todos los batallones y compañías se harán unidades de combate élite y serán dotadas de todas las instalaciones para que los soldados las consideren como su pueblo o casa natal comunicado directamente con el patio del CC del Partido. El Ejército Popular, en acato al proyecto del Partido de la construcción de un Estado rico y poderoso, también en el futuro será pionero y modelo en la verificación de su ideología y la defensa de su política.
        En vista de la situación creada, los oficiales y soldados del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea afilarán agudamente el cuchillo de defensa del Líder, el régimen y el pueblo, y la Guardia Roja Obrero-Campesina y la Juvenil harán ejercicios militar-políticos como si estuvieran en el combate real para forjar su combatividad y perfeccionarán los preparativos de resistencia de todo el pueblo para defender por sí mismo sus provincias, distritos y lugares.
        En el sector de la industria de defensa nacional, materializando la línea del Desarrollo Simultáneo del Partido, impulsarán la adecuación de la producción bélica a las condiciones del país, su modernización y fundamentación científica, explotarán activamente autóctonas y potentes armas y equipamientos de última palabra y los perfeccionarán.
        En el año entrante daremos segura prioridad a las ciencias y la tecnología y registraremos saltos en la construcción de la potencia económica socialista y un Estado de alto nivel cultural.
        A fuerza de las ciencias y la tecnología fomentemos con rapidez todos los sectores y levantemos el paraíso del pueblo, esta es la determinación y voluntad de nuestro Partido. El sector de las ciencias avanzará con energía a la vanguardia de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero para invalidar las virulentas sanciones de los enemigos con el elevado espíritu de independencia y a fuerza de las ciencias y la tecnología y empujar la marcha de todos los sectores de la economía. En el sector de la investigación científica se empeñará por todos los medios para alcanzar técnicas sofisticadas y logrará muchos éxitos que contribuyan al fomento de la economía, el fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional y el mejoramiento del nivel de la vida poblacional. En todos los sectores y las unidades considerarán las ciencias y tecnología como la forma de existencia, acelerarán a nuestra manera la modernización e informatización, elevarán el nivel de preparación científico-técnica de los funcionarios y trabajadores y se apoyarán en aquellas para impulsar con vigor todos los trabajos.
        Debemos sacar cuanto podamos provechos de la ya asentada base de la economía autosostenida y todas las potencialidades y dar saltos en la mejoría de la vida poblacional y en la construcción de una potencia económica.
        En este año significativo nos incumbe registrar cambios en el mejoramiento de la vida poblacional.
        Tomando como tres pilares la agricultura, la ganadería y la pesquería debemos esforzarnos para satisfacerle víveres a la población y llevar su alimentación a un nivel superior.
        Al sector agrícola le compete aplicar activamente el método de cultivo de ahorro de agua y otros científicos, preparar bastante cantidad de los materiales correspondientes y organizar y orientar la producción conforme a la realidad para así superar las desfavorables condiciones naturales y sobrecumplir el plan de producción de cereales. En las plantas de ganadería, piscicultura y de producción de los hongos y los invernaderos, preparados en varios lugares del país normalizarán la producción de manera que la población se beneficie de ellos. En correspondencia al propósito del Partido en la zona de Sepho se impulsará con fuerza la construcción del centro ganadero y se harán esmerados preparativos para la producción de la carne y la gestión del centro. En el sector de la pesquería, aprendiendo del método de trabajo del Ejercito Popular, creador de la nueva historia del mar de oro, restablecerán decisivamente la pesca y capturarán muchos peces para servirle más pescados a la población.
        En el sector de la industria ligera, bien conscientes de su responsabilidad y deber asumidos ante el pueblo, establecerán la estratagema encaminada a autosostenerse y normalizar la producción en las fábricas centrales y locales para abastecer a los trabajadores, estudiantes y niños la mayor cantidad y variedad de artículos de consumo y escolares y alimentos de calidad.
        Pondrán gran empeño en la solución del problema de la energía eléctrica, principal fuerza motriz de la economía nacional, y se esforzarán para reponer los sectores priorizados y las importantes industrias.
        Con el mismo ímpetu de haber realizado innovaciones el año pasado en el sector de la industria hullera y en las centrales térmicas, aumentarán la producción del carbón y la electricidad y se empeñarán para ahorrar al máximo esta materia para cubrir la presente demanda de ella y al mismo tiempo tomarán medidas pertinentes para solucionarla con visión al futuro. Nos es preciso apoyar en nuestra tecnología y nuestros recursos para fomentar las industrias claves como la metalúrgica y la química, y activar el transporte ferroviario de manera que todos los sectores económicos se revitalicen y progresen como es debido. Hay que desarrollar multifacéticamente las relaciones económicas con otros países e impulsar de modo activo la explotación de la zona turística internacional Wonsan-monte Kumgang y otras de desarrollo económico.
        A la rama de la construcción le corresponde edificar con tanta calidad centrales eléctricas, fábricas, instalaciones educacionales y culturales y viviendas que todas se califiquen como obras monumentales dignas de la era del Partido del Trabajo promoviendo la campaña de creación de la Velocidad de Corea. Terminará las obras importantes como las centrales hidroeléctricas escalonadas en el río Chongchon, la Granja Frutícola de Kosan y el reparto para científicos Mirae que harían más solemne la gran fiesta de octubre.
        Todo el Partido, el ejército y el pueblo se movilizarán en la repoblación forestal igual que en los días de reconstrucción de postguerra para que las montañas del país se conviertan en montes de oro cubiertos de frondosos bosques. En todos los sectores deben dinamizar invariablemente la reforestación, y la creación de jardines y huertas frutícolas. Acondicionarán más la ciudad de Pyongyang, los capitales provinciales, las cabeceras de ciudades y distritos, centros de trabajo y aldeas, y los cuidarán y mantendrán siempre en buenas condiciones.
        Todos los sectores y unidades de la economía trazarán adecuadas estrategias de gestión, estrategia empresarial, aprovecharán al máximo sus reservas y potencialidades para incrementar la producción y pondrán gran empeño en elevar la calidad y competitividad de sus productos. Todas las fábricas y empresas, libres de la propensión a la importación, se esforzarán por utilizar materias primas, materiales y equipos de producción nacional, y cambiarán por completo su fisonomía imitando el ejemplo de las unidades que el Partido calificó como referencia.
        Al Consejo de Ministros y demás órganos estatales de dirección de la economía le compete impulsar vigorosamente la aplicación de los métodos de administración de la economía de nuestro estilo apropiados para las condiciones reales para que todos los organismos y empresas económicos realicen con decisión propia e iniciativa creadora sus actividades. A las organizaciones del Partido a todos los niveles le incumbe ofrecer ayudas eficientes para que la renovación del método de administración de la economía se realice de acuerdo con el propósito del Partido.
        Urge acelerar con brío la construcción de un Estado socialista civilizado.
        Hace falta promover con energía la revolución educacional de la nueva centuria fortaleciendo el papel del personal de los centros docentes y la atención por parte del Estado y la sociedad a la educación para lograr nuevos avances en la labor de preparación de todo el pueblo como científicos y técnicos y de construcción de una potencia de talentos.
        Hay que levantar la fiebre por el deporte en todo el país. Los deportistas harán que la bandera nacional se exhiba más en los juegos internacionales y abrirán la perspectiva para convertir nuestro país en una potencia deportiva.
        En el sector artístico-literario rechazarán el estancamiento y crearán mayor cantidad de obras célebres de la época que convocan a las masas a la lucha. A la salud pública le corresponde mejorar los servicios higiénico-profilácticos y el tratamiento y prevención de enfermedades e incrementar la producción de medicamentos.
        Lograremos que en toda la sociedad reinen el sentimiento propio de la nación y un noble y hermoso estilo de vida e impulsaremos con dinamismo la protección del patrimonio nacional como labor patriótica de todo el Estado y el pueblo.
        Para alcanzar con éxito los altos objetivos de lucha que nos proponemos para este año, todos los funcionarios, militantes del partido y los oficiales y soldados del Ejército Popular y trabajadores vivirán y batallarán con el espíritu revolucionario del Paektu, el espíritu del viento cortante del Paektu, el cual se trata de un espíritu de atacar tenazmente con que se enfrenta y vence las dificultades que se interponen y un indomable espíritu de combate con que si se cae cien veces se levanta otras tantas para continuar la lucha hasta el triunfo. El corazón de nuestro Ejército y pueblo dará latidos alimentándose con la fe en la victoria y el indoblegable espíritu con que los antecesores de la Revolución Antijaponesa lucharon y alcanzaron la victoria por encima de inimaginables dificultades considerando que les daba igual vivir o morir en aras del país y la nación. Todos los funcionarios, militantes y trabajadores prepararán valiosos regalos con el espíritu revolucionario del Paektu y la acción creadora para presenciar dignamente el próximo gran festival de octubre.
        Se prevalecerá en el país el espíritu patriótico de abnegación que aprecia y desarrolla nuestras cosas.
        Apreciar y desarrollar las cosas nuestras es una expresión de la supremacía de la nación coreana y el auténtico patriotismo que lleva la dignidad de nuestra patria a la cima y adelanta su fortalecimiento y prosperidad. Cuidaremos y mejoraremos todo lo que las antecedentes generaciones de la revolución, guiadas por el Partido y el Líder, hicieron a costa de su sangre y sudor y siempre crearemos y desarrollaremos a nuestra manera con las fuerzas, técnicas y recursos nacionales en manifestación de la alta autoestima nacional.
        Los funcionarios, dirigentes de la revolución se desempeñarán como abanderados y vanguardia en la próxima ofensiva general.
        Les corresponde poseer el noble espíritu patriótico y la conciencia de abnegación trabajar con toda su entrega por el fortalecimiento y prosperidad del país y la felicidad del pueblo y correr y correr más al frente de las masas brindándose a asumir tareas más difíciles. Es de su incumbencia estar al tanto de las ideas y propósitos del Partido e ir a las masas y estimularlas para cumplir hasta las últimas consecuencias los lineamientos y políticas del Partido ofrendando incluso su vida si es necesario. Ellos se responsabilizarán totalmente ante el Partido y el Estado de las actividades de su sector o su unidad, eliminarán todas las manifestaciones del derrotismo, el autoproteccionismo y facilismo y recurrirán a las fórmulas innovadoras y científicas en el cumplimiento de cualquier tarea que sea.
        Han transcurrido 70 años desde que nuestra nación se dividió por las fuerzas extranjeras.
        En este período el mundo ha logrado un gran progreso y la época registró cambios sustanciales. A pesar de esto nuestra nación aún no ha logrado la reunificación y sigue sufriendo por la separación, lo cual es una pena y dolor para todos. No podemos permitir ni tolerar más la desgracia nacional originada por la fragmentación territorial que se mantiene intacta aun en la nueva centuria.
        El año pasado planteamos importantes medidas a favor del mejoramiento de las relaciones Norte-Sur y la reunificación e hicimos cuanto pudiéramos para ponerlas en la práctica. Sin embargo, no hemos podido obtener un resultado deseado y las referidas relaciones se han empeorado debido a las maniobras de las fuerzas internas y externas que se oponen a la reunificación.
        Es nuestro deber lograr cueste lo que cueste la reunificación del país, máximo deseo de la nación que el gran Líder y el gran General habían acariciado a todo lo largo de su vida aunque una situación compleja y muchísimas dificultades lo impiden, y construir una digna potencia reunificada próspera.
        ¡Abramos un ancho camino para la reunificación independiente con las fuerzas unidas de toda la nación en este año del aniversario 70 de la liberación de la patria!, esta es la consigna de lucha que toda la nación coreana debe enarbolar.
        Es preciso eliminar el peligro de la guerra en la Península Coreana y lograr la distensión y una atmósfera de paz.
        Los ejercicios de guerra de gran envergadura que todos los años se realizan en el Sur de Corea son la causa principal que agrava la tensión en la Península y aumenta el peligro de la guerra nuclear que se cierne sobre la nación. No hay duda alguna de que es imposible realizar diálogos fiables y mejorar las relaciones Norte-Sur mientras continúen los ejercicios de guerra de una parte contra la otra creando un ambiente de horror.
        Persistir en los simulacros de guerra nuclear conjuntos con la fuerza agresora extranjera contra otra parte de la nación es un acto peligrosísimo que trae desastres.
        Le daremos una reacción intransigente a cualquier tipo de provocación y maniobra de guerra que viole la soberanía y dignidad de nuestro país y le propinaremos un golpe contundente.
        Las autoridades surcoreanas deben renunciar los temerarios ejercicios militares conjuntos con las fuerzas extranjeras y todas otras acciones de guerra y optar por propiciar la distensión y las condiciones de paz para la Península Coreana.
        Estados Unidos, el autor de la separación de nuestra nación que nos causa grandes sufrimientos desde hace 70 años, debe abandonar su anacrónica política de enemistad y descabelladas acciones de agresión contra Corea y tomar una audaz opción de cambio de su política.
        El Norte y el Sur deben desistir de promover la confrontación de sistema, absolutizando su ideología y régimen y lograr la gran unión, la gran unidad nacional según el ideal de entre nosotros, los connacionales para resolver el problema de la reunificación de la patria justamente a favor de los intereses comunes de la nación.
        Si una parte trata de imponer su ideología y régimen a la otra nunca se podrá resolver por vía pacífica el problema de la reunificación sino se originarán solo el enfrentamiento y la guerra.
        Es cierto que nuestro régimen socialista centrado en las masas populares es el mejor, pero jamás lo imponemos al Sur de Corea ni hemos hecho así.
        Las autoridades surcoreanas deben abandonar su intención de "reunificación de régimen" que motiva la desconfianza y los conflictos entre ambas partes y dejar de calumniar el sistema de otra parte y visitar y pedir ayuda a otros países para denigrar a sus compatriotas.
        Según lo acordado por ambas partes, el Norte y el Sur deben resolver el problema de la reunificación a favor de los intereses comunes de la nación por encima de las diferencias de ideologías y regímenes.
        Es preciso activar diálogos y conversaciones, intercambios y contactos entre el Norte y el Sur para ligar los lazos y arterias de fraternidad cortada y lograr un gran viraje, un gran cambio en las relaciones Norte-Sur.
        Abrir un nuevo camino que conduce a la reintegración con las fuerzas unidas sin pelear uno contra otro es un anhelo unánime de toda la nación. Ambas partes deben dejar de perder tiempo y fuerzas con las disputas insignificantes y problemas de menos importancia, y preparar una nueva historia de relaciones Norte-Sur.
        Si todos los integrantes de nuestra nación unen sus almas y fuerzas, no habrá nada irrealizable. Como resultado de sus empeños por la reunificación de la patria, las dos partes ya prepararon las cartas de la reunificación, el Programa de la reunificación como la Declaración Conjunta del 4 de Julio, la histórica del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, con lo cual manifestaron ante todo el mundo la voluntad y el espíritu de la nación que aspira a la reunificación.
        Consideramos que si las autoridades surcoreanas tienen la verdadera posición de mejorar las relaciones bilaterales mediante diálogos, es posible reanudar los contactos de alto nivel y sostener conversaciones por sectores.
        Si se crea un ambiente y situación adecuada no habrá razón por la cual se rechacen las conversaciones cumbre.
        En adelante, también haremos todo lo que podamos para propiciar los avances reales en los diálogos y conversaciones.
        Todos los integrantes de la nación coreana debemos incorporarnos como un solo hombre al movimiento nacional por la reunificación del país para convertir el 2015 como un año de gran viraje que prepare un amplio camino para la reunificación independiente.
        El año pasado, la tiranía feroz de los imperialistas y sus abiertos actos de violación de la soberanía en la palestra internacional motivaron guerras y masacres en varios países y regiones amenazando seriamente la paz y la seguridad del mundo.
        Sobre todo, la extrema política hostil de Estados Unidos contra Corea encaminada a aislar y aplastar nuestra República, baluarte del socialismo, la fortaleza de la independencia y justicia, fomentó el círculo vicioso de la tensión e incrementó el peligro de la guerra en la Península Coreana.
        Estados Unidos y sus seguidores, al ver fracasado su plan de destruir nuestras fuerzas disuasivas nucleares autodefensivas y aplastar con las armas nuestra República, han optado por armar alborotos con los "derechos humanos".
        La realidad de hoy en que la coacción por la fuerza campea por su respeto y la justicia y la verdad se pisotean impunemente en la palestra internacional comprueba elocuentemente cuán justa la opción que mantenemos: multiplicar el poderío de autodefensa nacional con las fuerzas disuasivas nucleares como lo principal y defender fidedignamente el poder estatal, la vida del país, enarbolando en alto la bandera de Songun.
        Mantendremos invariablemente la política de Songun y el lineamiento de desarrollo simultáneo y defenderemos firmemente la soberanía del país y la dignidad nacional no importa que la situación internacional cambie y las relaciones entre los países vecinos varíen, mientras el enemigo persista en sus maniobras para eliminar nuestro régimen socialista. Ampliaremos y desarrollaremos multilateral y activamente las relaciones exteriores, ateniéndonos a los principios revolucionarios y el espíritu independiente y poniendo en el primer lugar la dignidad y los intereses del país.
        Nuestro Partido y Gobierno de la República fortalecerán por todos los medios los lazos y la solidaridad con los pueblos progresistas del mundo que aman la paz y se pronuncian por la independencia y justicia y desarrollarán activamente las relaciones de buena vecindad y amistad con todas las naciones que respetan la soberanía de nuestro país y nos tratan con amistad.
        No habrá en este mundo la fuerza capaz de detener la marcha de nuestro ejército y pueblo que bajo la dirección del gran Partido y con la inconmovible convicción revolucionaria y la fe en la victoria corren irrevestiblemente con el ímpetu de la tempestad del Paektu y la victoria final será, sin duda, para nosotros.
        Todos, unidos más firmemente en torno al Partido, luchemos tenazmente cantando la marcha de la victoria definitiva, por convertir este año significativo en el de la gran victoria y gran júbilo revolucionario.
        Al celebrar el año nuevo 2015, lleno de esperanzas, deseo la felicidad para todas las familias del país.

    Posted at 15:20 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 31 de diciembre de 2014


    Feliz Año 2015


    Posted at 14:17 |  by Manuel Arismendi

    viernes, 19 de diciembre de 2014

    Otro de los magnicidios de Estados Unidos
    La histeria que ha desatado el régimen de Barack Obama, con el supuesto hackeo del guión de una película que llama al magnicidio explícito del líder de la República Popular Democrática de Corea, Mariscal Kim Jong Un, pone de relieve, nuevamente, las criminales intenciones de los Estados Unidos contra los pueblos del mundo. Esto, en el marco de la prolongada campaña comunicacional contra la República Popular Democrática de Corea que impulsa Washington, país que no ha querido firmar la paz con Corea, y por el contrario, aumenta año tras año sus tropas invasoras en el sur de la península.

    Esta nueva fase de la campaña anticoreana se produce en momentos de una gran represión social en los Estados Unidos, donde las protestas por asesinatos raciales a manos del aparato coercitivo norteamericano aumentan cada día, y la administración Obama requiere mantener presentes los enemigos sociales construidos para el imaginario colectivo. Norteamérica lleva, de vez en vez, a los medios de comunicación comerciales su necesidad de distraer los problemas internos con diferentes peroratas, las que no pasan de ser pura retórica, pues Estados Unidos sabe que en el plano militar no tiene chance contra la República Popular Democrática de Corea.

    No obstante, Washington, toma tan solo el camino fácil: su industria de ensueño con sede en Hollywood, donde puede fantasear y llegar al clímax del pensamiento a través de bombardeos virtuales, fruto de su visión postmodernista, donde lo digital puede hacer realidad sus sueños. Su industria cinematográfica es su gran consuelo, humedecido por el sabor a hemoglobina que se desprende de otra de sus colegas: la factoría armamentista, misma que desangra actualmente a los pueblos iraquí, libio, sirio, palestino y afgano, entre otros, todos arrasados por las bombas cargadas con 100% pura falsa democracia, hecho que se justifica con la llegada de las marcas comerciales norteamericanas. El fin justifica los medios, que para este caso, no es un cliché, es ya una ley.

    Lo que busca este panfleto cinematográfico norteamericano, es la justificación para el magnicidio de un líder que representa un sistema y gobierno alternativo a las imposiciones que Estados Unidos ha llevado a países como Chile, Bolivia, Paraguay, y a todo el continente latinoamericano por medio de golpes de Estado, donde en su historia han escogido presidentes que han terminado en el exilio, en el mejor de los casos, o asesinados, como Washington lo ha decretado. Este deseo norteamericano se retrata en este caso cinematográfico, fielmente.

    El metarrelato de esta producción estadounidense, donde se sacraliza el accionar de la CIA recurriendo al magnicidio, impulsa la reversión de los valores humanos, transformando lo blanco en negro, y lo negro en blanco, como si el asesinato de otra persona fuera algo positivo, hechos a los que nos tiene acostumbrados Norteamérica. En este trabajo sociológico, en el que se utilizan herramientas como los medios de comunicación, se pretende convertir el repudio y rechazo de esta clase de agresión en aceptación, siempre en la lógica de estos intentos para aislar a la República Popular Democrática de Corea.

    A pesar de que la República Popular Democrática de Corea ha negado su responsabilidad en el supuesto hackeo, Obama ha amenazado con ampliar las sanciones contra esta nación asiática, buscando ahogar su economía.

    No obstante, tampoco Estados Unidos ha podido presentar pruebas fehacientes para demostrar este hecho, sólo ideaciones políticas.


    Asociación de Amistad con Corea, Chile

    Estados Unidos: promotor de nuevos magnicidios

    Otro de los magnicidios de Estados Unidos
    La histeria que ha desatado el régimen de Barack Obama, con el supuesto hackeo del guión de una película que llama al magnicidio explícito del líder de la República Popular Democrática de Corea, Mariscal Kim Jong Un, pone de relieve, nuevamente, las criminales intenciones de los Estados Unidos contra los pueblos del mundo. Esto, en el marco de la prolongada campaña comunicacional contra la República Popular Democrática de Corea que impulsa Washington, país que no ha querido firmar la paz con Corea, y por el contrario, aumenta año tras año sus tropas invasoras en el sur de la península.

    Esta nueva fase de la campaña anticoreana se produce en momentos de una gran represión social en los Estados Unidos, donde las protestas por asesinatos raciales a manos del aparato coercitivo norteamericano aumentan cada día, y la administración Obama requiere mantener presentes los enemigos sociales construidos para el imaginario colectivo. Norteamérica lleva, de vez en vez, a los medios de comunicación comerciales su necesidad de distraer los problemas internos con diferentes peroratas, las que no pasan de ser pura retórica, pues Estados Unidos sabe que en el plano militar no tiene chance contra la República Popular Democrática de Corea.

    No obstante, Washington, toma tan solo el camino fácil: su industria de ensueño con sede en Hollywood, donde puede fantasear y llegar al clímax del pensamiento a través de bombardeos virtuales, fruto de su visión postmodernista, donde lo digital puede hacer realidad sus sueños. Su industria cinematográfica es su gran consuelo, humedecido por el sabor a hemoglobina que se desprende de otra de sus colegas: la factoría armamentista, misma que desangra actualmente a los pueblos iraquí, libio, sirio, palestino y afgano, entre otros, todos arrasados por las bombas cargadas con 100% pura falsa democracia, hecho que se justifica con la llegada de las marcas comerciales norteamericanas. El fin justifica los medios, que para este caso, no es un cliché, es ya una ley.

    Lo que busca este panfleto cinematográfico norteamericano, es la justificación para el magnicidio de un líder que representa un sistema y gobierno alternativo a las imposiciones que Estados Unidos ha llevado a países como Chile, Bolivia, Paraguay, y a todo el continente latinoamericano por medio de golpes de Estado, donde en su historia han escogido presidentes que han terminado en el exilio, en el mejor de los casos, o asesinados, como Washington lo ha decretado. Este deseo norteamericano se retrata en este caso cinematográfico, fielmente.

    El metarrelato de esta producción estadounidense, donde se sacraliza el accionar de la CIA recurriendo al magnicidio, impulsa la reversión de los valores humanos, transformando lo blanco en negro, y lo negro en blanco, como si el asesinato de otra persona fuera algo positivo, hechos a los que nos tiene acostumbrados Norteamérica. En este trabajo sociológico, en el que se utilizan herramientas como los medios de comunicación, se pretende convertir el repudio y rechazo de esta clase de agresión en aceptación, siempre en la lógica de estos intentos para aislar a la República Popular Democrática de Corea.

    A pesar de que la República Popular Democrática de Corea ha negado su responsabilidad en el supuesto hackeo, Obama ha amenazado con ampliar las sanciones contra esta nación asiática, buscando ahogar su economía.

    No obstante, tampoco Estados Unidos ha podido presentar pruebas fehacientes para demostrar este hecho, sólo ideaciones políticas.


    Asociación de Amistad con Corea, Chile

    Posted at 18:51 |  by Voz del Sur

    domingo, 14 de diciembre de 2014

    Transcurren tres años de la desaparición física del Querido Dirigente Camarada Kim Jong Il, 17 de diciembre de 2011, y no podemos terminar de dar a conocer su extensa obra, fruto de su inagotable figura para todos los tiempos. Sin duda, es de aquellas personas que pasan a la inmortalidad por el amor a su pueblo, pero, por sobre todo, por su obra y pensamiento vigente para las futuras generaciones de coreanos, así como para los pueblos de todo el planeta en lucha por su liberación y resistencia antiimperialista.

    El Querido Dirigente Kim Jong Il, Eterno Secretario General del Partido de los Trabajadores de Corea, posee una particular luz que orienta en diversos campos a los pueblos del mundo; en primer lugar a su propia nación, Corea toda, la que espera su reunificación, y a los coreanos de ultramar, en la diáspora.

    Los notables éxitos de la República Popular Democrática de Corea, bajo el liderazgo del Querido Dirigente Kim Jong Il, han sido las llaves para granjearse el respeto y la admiración de todo el mundo, y puesto a Corea en el sitial de la dignidad que se merece. Estos logros pueden ser ubicados en los más diferentes campos, pero aun así quedamos cortos para enumerar una larga lista de metas logradas: tecnología, medicina, vivienda, educación, trabajo, defensa, gestión pública y justicia social.

    Su ejemplo es un aliciente para la lucha por la paz, progreso, justicia y democracia, Hijo Ilustre del Sagrado Monte Paektu, el milagro de Corea para el mundo, sin cuya figura el país asiático no podría haber avanzado hasta el día de hoy, tan dependiente como es el hoy al futuro.

    Su partida física conmueve a los corazones del mundo, pero sin su ejemplo, esa misma fuerza que impulsa la tristeza, no podría motivar el apoyo hacia la querida Corea, cuna del Querido Dirigente Kim Jong Il, pues en vida agotó todas sus fuerzas para guiar a su pueblo con generosa mano hasta el último día de trabajo.

    El pueblo chileno también rinde su sentido homenaje al Camarada Kim Jong Il, cuya noticia inesperada de su deceso caló en lo profundo de los corazones revolucionarios, a quienes invadió un sentimiento de conmoción por su partida física, quien es reverenciado por la grandeza de su alma, siempre dedicada al pueblo para la felicidad de las futuras generaciones, quienes disfrutan del sistema socialista coreano, donde la justicia social satisface todas las necesidades de los coreanos, sin perder jamás su humanidad. Nunca se verá a nadie mendigando ni cambiando su dignidad a cambio de comida, techo o abrigo en la República Popular Democrática de Corea, porque todas esas necesidades fueron cubiertas gracias a la gestión del Querido Dirigente Camarada Kim Jong Il, que vive en los corazones de los pueblos el mundo y se encuentra más presente que nunca en las luchas sociales y democráticas.

    Asociación de Amistad con Corea, Chile.

    CONDOLENCIAS POR EL TERCER ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DEL QUERIDO DIRIGENTE, CAMARADA KIM JONG IL

    Transcurren tres años de la desaparición física del Querido Dirigente Camarada Kim Jong Il, 17 de diciembre de 2011, y no podemos terminar de dar a conocer su extensa obra, fruto de su inagotable figura para todos los tiempos. Sin duda, es de aquellas personas que pasan a la inmortalidad por el amor a su pueblo, pero, por sobre todo, por su obra y pensamiento vigente para las futuras generaciones de coreanos, así como para los pueblos de todo el planeta en lucha por su liberación y resistencia antiimperialista.

    El Querido Dirigente Kim Jong Il, Eterno Secretario General del Partido de los Trabajadores de Corea, posee una particular luz que orienta en diversos campos a los pueblos del mundo; en primer lugar a su propia nación, Corea toda, la que espera su reunificación, y a los coreanos de ultramar, en la diáspora.

    Los notables éxitos de la República Popular Democrática de Corea, bajo el liderazgo del Querido Dirigente Kim Jong Il, han sido las llaves para granjearse el respeto y la admiración de todo el mundo, y puesto a Corea en el sitial de la dignidad que se merece. Estos logros pueden ser ubicados en los más diferentes campos, pero aun así quedamos cortos para enumerar una larga lista de metas logradas: tecnología, medicina, vivienda, educación, trabajo, defensa, gestión pública y justicia social.

    Su ejemplo es un aliciente para la lucha por la paz, progreso, justicia y democracia, Hijo Ilustre del Sagrado Monte Paektu, el milagro de Corea para el mundo, sin cuya figura el país asiático no podría haber avanzado hasta el día de hoy, tan dependiente como es el hoy al futuro.

    Su partida física conmueve a los corazones del mundo, pero sin su ejemplo, esa misma fuerza que impulsa la tristeza, no podría motivar el apoyo hacia la querida Corea, cuna del Querido Dirigente Kim Jong Il, pues en vida agotó todas sus fuerzas para guiar a su pueblo con generosa mano hasta el último día de trabajo.

    El pueblo chileno también rinde su sentido homenaje al Camarada Kim Jong Il, cuya noticia inesperada de su deceso caló en lo profundo de los corazones revolucionarios, a quienes invadió un sentimiento de conmoción por su partida física, quien es reverenciado por la grandeza de su alma, siempre dedicada al pueblo para la felicidad de las futuras generaciones, quienes disfrutan del sistema socialista coreano, donde la justicia social satisface todas las necesidades de los coreanos, sin perder jamás su humanidad. Nunca se verá a nadie mendigando ni cambiando su dignidad a cambio de comida, techo o abrigo en la República Popular Democrática de Corea, porque todas esas necesidades fueron cubiertas gracias a la gestión del Querido Dirigente Camarada Kim Jong Il, que vive en los corazones de los pueblos el mundo y se encuentra más presente que nunca en las luchas sociales y democráticas.

    Asociación de Amistad con Corea, Chile.

    Posted at 14:14 |  by Voz del Sur

    viernes, 12 de diciembre de 2014

    Estimados amigos: ustedes también pueden estar en contacto con la radio Voz de Corea en español, que se transmite desde Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea.

    Las emisiones pueden ser captadas en Chile por medio de la Onda Corta e internet. Si ustedes disponen de un aparato de Onda Corta (las radios caseras que tienen las siglas "SW" pueden recibir las señales de nuestra emisora), podrán escuchar a la Voz de Corea en español, coreano, inglés, francés, alemán, árabe, ruso, japonés y chino.

    En Chile, desde las 00:00 a 01:00, y de las 02:00 a las 03:00 AM, pueden captar las dos emisiones dirigidas a América Latina, por las frecuencias de: 15.180 Khz, 13.760 Khz y 11.735 Khz.

    Si no poseen radio de Onda Corta, pueden escuchar los espacios y programas en el sitio web: http://www.vok.rep.kp/CBC/spanish.php

    Para escribir a la radio, pueden hacerlo por correo tradicional a:

    Comité de Radio y Televisión de la República Popular Democrática de Corea
    Pyongyang
    República Popular Democrática de Corea

    También, por correo electrónico, a: vok@star-co.net.kp

    Podrán recibir lindos regalos e interesante material de lectura.

    Son altamente valorados los reportes de sintonía, SINPO.

    Asociación de Amistad con Corea - Chile, KFA.

    Contacto con la Voz de Corea en español

    Estimados amigos: ustedes también pueden estar en contacto con la radio Voz de Corea en español, que se transmite desde Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea.

    Las emisiones pueden ser captadas en Chile por medio de la Onda Corta e internet. Si ustedes disponen de un aparato de Onda Corta (las radios caseras que tienen las siglas "SW" pueden recibir las señales de nuestra emisora), podrán escuchar a la Voz de Corea en español, coreano, inglés, francés, alemán, árabe, ruso, japonés y chino.

    En Chile, desde las 00:00 a 01:00, y de las 02:00 a las 03:00 AM, pueden captar las dos emisiones dirigidas a América Latina, por las frecuencias de: 15.180 Khz, 13.760 Khz y 11.735 Khz.

    Si no poseen radio de Onda Corta, pueden escuchar los espacios y programas en el sitio web: http://www.vok.rep.kp/CBC/spanish.php

    Para escribir a la radio, pueden hacerlo por correo tradicional a:

    Comité de Radio y Televisión de la República Popular Democrática de Corea
    Pyongyang
    República Popular Democrática de Corea

    También, por correo electrónico, a: vok@star-co.net.kp

    Podrán recibir lindos regalos e interesante material de lectura.

    Son altamente valorados los reportes de sintonía, SINPO.

    Asociación de Amistad con Corea - Chile, KFA.

    Posted at 20:07 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 10 de diciembre de 2014


















    Especial, Alejandro Cao de Benós en Chile


















    Posted at 17:36 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 20 de noviembre de 2014

    Organizaciones políticas y sociales chilenas, preparadas para su visita
     
    Chile recibirá por primera vez, desde 1973, la visita de un importante funcionario del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea. Se trata de Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial del Comité para las Relaciones Culturales con los Países Extranjeros de dicha nación asiática, quien estará en nuestro país entre los días 27 de noviembre al 03 de diciembre, para desarrollar un ciclo de charlas denominado, “Corea hoy” en las ciudades de Santiago, Valparaíso, Concepción y Temuco, invitado por el Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC (AP).

    Llega el momento de conocer la versión de la RPD de Corea sobre lo que es la construcción de su sociedad, su independencia nacional, la lucha por la paz, las dificultades que impone Estados Unidos a este país, el cerco informativo contra Corea, y la desinformación que busca denostar a este país.

    Eduardo Artés Brichetti, primer secretario del Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC (AP), respecto de esta actividad, ha señalado: “Para nosotros es muy importante, máxime cuando mantenemos nexos con ellos; lazos solidarios, algunos hemos estado el año pasado en Corea y vimos la realidad directamente: cómo vive el país, qué nivel de desarrollo tienen, de justicia social, de integridad, de apoyo popular, porque sería insostenible que existiera después de 65 años”.

    Por su parte, Manuel Arismendi, delegado oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea ha valorado como muy positiva la llegada de Alejandro Cao de Benós, ya que, “permitirá conocer de primera mano la experiencia que tiene el norte de Corea en su desarrollo, así como los logros científicos y sociales, de los que Chile puede aprovechar su conocimiento en distintos campos”.

    El programa de Alejandro Cao contempla:
    Jueves 27 de noviembre, 20:00 horas: Auditorio René Zorrilla de Universidad Tecnológica Metropolitana, UTEM, calle Dieciocho N° 390, Santiago.
    Viernes 28 de noviembre, 18:00 horas: Auditorio facultad de humanidades, Universidad de Valparaíso, calle Serrano N° 951, Cuarto Piso, Valparaíso.
    Lunes 01 de diciembre, 17:00 horas: Auditorio facultad de educación, Universidad de Concepción, calle Edmundo Larenas N° 355 DP, Concepción.
    Miércoles 03 de diciembre, 15:00 horas: Auditorio facultad de medicina, Universidad de La Frontera, calle Claro Solar 115, Temuco.

    Funcionario gubernamental de la RPD de Corea visitará Chile

    Organizaciones políticas y sociales chilenas, preparadas para su visita
     
    Chile recibirá por primera vez, desde 1973, la visita de un importante funcionario del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea. Se trata de Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial del Comité para las Relaciones Culturales con los Países Extranjeros de dicha nación asiática, quien estará en nuestro país entre los días 27 de noviembre al 03 de diciembre, para desarrollar un ciclo de charlas denominado, “Corea hoy” en las ciudades de Santiago, Valparaíso, Concepción y Temuco, invitado por el Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC (AP).

    Llega el momento de conocer la versión de la RPD de Corea sobre lo que es la construcción de su sociedad, su independencia nacional, la lucha por la paz, las dificultades que impone Estados Unidos a este país, el cerco informativo contra Corea, y la desinformación que busca denostar a este país.

    Eduardo Artés Brichetti, primer secretario del Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC (AP), respecto de esta actividad, ha señalado: “Para nosotros es muy importante, máxime cuando mantenemos nexos con ellos; lazos solidarios, algunos hemos estado el año pasado en Corea y vimos la realidad directamente: cómo vive el país, qué nivel de desarrollo tienen, de justicia social, de integridad, de apoyo popular, porque sería insostenible que existiera después de 65 años”.

    Por su parte, Manuel Arismendi, delegado oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea ha valorado como muy positiva la llegada de Alejandro Cao de Benós, ya que, “permitirá conocer de primera mano la experiencia que tiene el norte de Corea en su desarrollo, así como los logros científicos y sociales, de los que Chile puede aprovechar su conocimiento en distintos campos”.

    El programa de Alejandro Cao contempla:
    Jueves 27 de noviembre, 20:00 horas: Auditorio René Zorrilla de Universidad Tecnológica Metropolitana, UTEM, calle Dieciocho N° 390, Santiago.
    Viernes 28 de noviembre, 18:00 horas: Auditorio facultad de humanidades, Universidad de Valparaíso, calle Serrano N° 951, Cuarto Piso, Valparaíso.
    Lunes 01 de diciembre, 17:00 horas: Auditorio facultad de educación, Universidad de Concepción, calle Edmundo Larenas N° 355 DP, Concepción.
    Miércoles 03 de diciembre, 15:00 horas: Auditorio facultad de medicina, Universidad de La Frontera, calle Claro Solar 115, Temuco.

    Posted at 7:45 |  by Manuel Arismendi

    lunes, 17 de noviembre de 2014

    CONVOCATORIA DE PRENSA

    Visita y actividades del Delegado Especial de Corea del Norte en Chile

    A días de la llegada de Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial del Comité para las Relaciones Culturales con los Países Extranjeros de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), daremos a conocer los motivos de la misma y las actividades que realizará en nuestro país.

    El punto de prensa se realizará en el "Café Torres", ubicado en Plaza de Ciudadanía N° 26, nivel 1 a las 10:30 horas, del miércoles 19 de noviembre.

    Con la seguridad de contar con la presencia de ustedes.

    Nos despedimos atte,

    Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC(AP)
    Asociación de Amistad con Corea, KFA
    Chile Corriente Sindical Proletaria, CSP
    Corriente Popular de Pobladores, CPP
    Corriente Estudiantil Popular, CEP
    Corriente de Solidaridad con la Nación Mapuche- Huitrañe
    Corriente Popular de Mujeres, CPM

    Visita y actividades del Delegado Especial de Corea del Norte en Chile

    CONVOCATORIA DE PRENSA

    Visita y actividades del Delegado Especial de Corea del Norte en Chile

    A días de la llegada de Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial del Comité para las Relaciones Culturales con los Países Extranjeros de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), daremos a conocer los motivos de la misma y las actividades que realizará en nuestro país.

    El punto de prensa se realizará en el "Café Torres", ubicado en Plaza de Ciudadanía N° 26, nivel 1 a las 10:30 horas, del miércoles 19 de noviembre.

    Con la seguridad de contar con la presencia de ustedes.

    Nos despedimos atte,

    Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC(AP)
    Asociación de Amistad con Corea, KFA
    Chile Corriente Sindical Proletaria, CSP
    Corriente Popular de Pobladores, CPP
    Corriente Estudiantil Popular, CEP
    Corriente de Solidaridad con la Nación Mapuche- Huitrañe
    Corriente Popular de Mujeres, CPM

    Posted at 12:13 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 6 de noviembre de 2014


    Charlas de Alejandro Cao de Benós en Chile: Santiago, Valparaíso, Concepción y Temuco.

    Charlas de Alejandro Cao de Benós en Chile


    Charlas de Alejandro Cao de Benós en Chile: Santiago, Valparaíso, Concepción y Temuco.

    Posted at 12:38 |  by Manuel Arismendi

    lunes, 15 de septiembre de 2014

    Tuvo lugar el 14 de septiembre en el Tribunal Supremo de la República Popular Democrática de Corea el juicio sobre el norteamericano Miller Matthew Todd quien cometió actos hostiles anti-RPDC al entrar en el país en abril pasado como turista.
       
    Él fue condenado a 6 años de trabajos reeducativos.

    Enjuiciado en RPDC el estadounidense Miller Matthew Todd

    Tuvo lugar el 14 de septiembre en el Tribunal Supremo de la República Popular Democrática de Corea el juicio sobre el norteamericano Miller Matthew Todd quien cometió actos hostiles anti-RPDC al entrar en el país en abril pasado como turista.
       
    Él fue condenado a 6 años de trabajos reeducativos.

    Posted at 16:53 |  by Manuel Arismendi
    Bajo la atención y expectativas de los nacionales y extranjeros, se publicó el día 13 el informe de la Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea que hace conocer con hechos las características del régimen socialista de la República Popular Democrática de Corea centrado en las masas populares, su política de garantía de DDHH y la situación de ejercicio de DDHH de los habitantes.

    Hoy en día, en la palestra internacional crece más que nunca la atención sobre los derechos humanos y se redoblan en todos los dominios de la vida social los esfuerzos por garantizarlos.

    Por otra parte, se torna cada vez más grave el intento de ejercer la presión política e intervenir en asuntos internos de los países específicos abusando del problema de DDHH.

    En particular, se libra una feroz y sucia campaña contra la RPDC en el campo de DDHH.

    Las fuerzas hostiles pretenden manchar la imagen de la RPDC y eliminar el régimen e ideología optados por el pueblo coreano acusando el inexistente "problema de DDHH".

    Por culpa de ellas, circulan en la sociedad internacional los rumores y opiniones tergiversados sobre la RPDC.

    En tales circunstancias, la Asociación de Estudio de Derechos Humanos hizo público el informe sobre la verdadera situación de DDHH en la RPDC con el propósito de dar a conocer correctamente los esfuerzos de éste por fomentarlos y el estado de disfrute de los mismos por el pueblo coreano, revelar el carácter fraudulento y reaccionario de la campaña de "DDHH" anti-RPDC y corregir el prejuicio y el malentendimiento.

    El documento se ha elaborado gracias a la cooperación amplia de varios órganos, entidades no gubernamentales, instituciones académicas y los especialistas en DDHH de diversas ramas.

    El informe está compuesto de 5 capítulos.

    El capítulo I se refiere a la base ideológica del régimen estatal de aseguramiento de DDHH de la RPDC y el curso de su formación y desarrollo.

    El capítulo II enumera las medidas jurídicas y prácticas tomadas históricamente por el Estado después de la fundación de la RPDC hasta la fecha para garantizar, proteger y fomentar los DDHH de los habitantes y el estado de ejercicio de DDHH por ellos.

    Los capítulos III y IV indican la posición y esfuerzos de la RPDC relacionados con el aseguramiento de DDHH en escala internacional y los obstáculos fundamentales que impiden esta labor en la RPDC.

    El último V contiene los datos por ramas recogidos por la asociación sobre las perspectivas de garantía de DDHH en la RPDC.

    Como se ha referido en el informe, la RPDC ha venido aplicando desde el primer día de su fundación las políticas para el pueblo en el principio de dar prioridad a los derechos e intereses de las masas populares y realizando todos los esfuerzos posibles por el disfrute de DDHH por ellas.

    Por lo tanto, hoy día, todo el pueblo coreano está orgulloso del más superior régimen y política de aseguramiento de DDHH, inclusive la educación, tratamiento médico y suministro de viviendas a gratis, y se esfuerzan por consolidar y desarrollar más el régimen socialista centrado en las masas populares.

    Al testimoniar el régimen de aseguramiento de DDHH y el estado de disfrute de los mismos en la RPDC, el informe revela que la repugnante campaña anti-RPDC que libran EE.UU. y otras fuerzas hostiles en esa materia, es justamente una acción contra los DDHH que impide la protección de los mismos del pueblo coreano.

    El informe deja en claro los esfuerzos y la posición de la RPDC sobre la cooperación internacional para el fomento de DDHH.

    Es invariable la posición de la RPDC de realizar el diálogo sincero y cooperación en la rama de DDHH y de contribuir al fomento de los mismos en escala mundial. La RPDC nunca ha rechazado el diálogo sobre los DDHH y tiene la voluntad de discutir y cooperar francamente con los países que están interesados de veras en el problema de DDHH.

    Pero, eso no se logra debido a las fuerzas que malemplean el problema de DDHH como medio para el alcance de su sucio objetivo político como la intervención en asuntos internos y el derrumbe del régimen.

    El mismo acto de publicar el informe de estudio sobre el estatus de disfrute de DDHH de nuestro país significa exponer la voluntad de la RPDC de cumplir la responsabilidad en el campo de DDHH y la medida positiva orientada a promover la cooperación internacional.

    Si se lee el informe, se puede saber bien cuán absurdos son los rumores anti-RPDC que circulan en el extranjero y se basan en los datos inventados por las fuerzas hostiles.

    La fuente de esos datos es los testimonios de los fanáticos de la campaña anti-RPDC conocidos como "fugitivos norcoreanos".

    Esos tipejos son delincuentes prófugos que se fugaron al Sur de Corea para eludir el castigo legal y no tienen la calidad moral y personal de hablar sobre los DDHH.

    Se revelará pronto la fachada inhumana de ellos.

    Si hay las fuerzas que repiten los embustes de esa chusma aún después de que lean este informe que refleja correctamente la situación de DDHH en la RPDC, sería correcto decir que ellas no tienen la capacidad de juzgar la realidad o tratan de alcanzar sus siniestros objetivos insistiendo en lo injusto.

    EE.UU. y los países occidentales no deben criticar a otros mencionando los sagrados DDHH, sino deben ver correctamente la realidad de esos últimos y reflexionar primero los defectos propios en la misma materia.

    La RPDC acelerará la construcción de la economía de carácter pacífico frustrando la campaña de DDHH y desafíos de toda índole de las fuerzas hostiles y hará todo lo posible por mejorar sin parar las condiciones de la vida del pueblo y ofrecerle mejores condiciones de disfrute de los derechos humanos.

    El informe dará a conocer ampliamente la política de DDHH y su situación en la RPDC y contribuirá a corregir la opinión errónea y promover la cooperación verdadera en la rama de DDHH.

    ACNC

    RPDC publica informe sobre su situación de DDHH

    Bajo la atención y expectativas de los nacionales y extranjeros, se publicó el día 13 el informe de la Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea que hace conocer con hechos las características del régimen socialista de la República Popular Democrática de Corea centrado en las masas populares, su política de garantía de DDHH y la situación de ejercicio de DDHH de los habitantes.

    Hoy en día, en la palestra internacional crece más que nunca la atención sobre los derechos humanos y se redoblan en todos los dominios de la vida social los esfuerzos por garantizarlos.

    Por otra parte, se torna cada vez más grave el intento de ejercer la presión política e intervenir en asuntos internos de los países específicos abusando del problema de DDHH.

    En particular, se libra una feroz y sucia campaña contra la RPDC en el campo de DDHH.

    Las fuerzas hostiles pretenden manchar la imagen de la RPDC y eliminar el régimen e ideología optados por el pueblo coreano acusando el inexistente "problema de DDHH".

    Por culpa de ellas, circulan en la sociedad internacional los rumores y opiniones tergiversados sobre la RPDC.

    En tales circunstancias, la Asociación de Estudio de Derechos Humanos hizo público el informe sobre la verdadera situación de DDHH en la RPDC con el propósito de dar a conocer correctamente los esfuerzos de éste por fomentarlos y el estado de disfrute de los mismos por el pueblo coreano, revelar el carácter fraudulento y reaccionario de la campaña de "DDHH" anti-RPDC y corregir el prejuicio y el malentendimiento.

    El documento se ha elaborado gracias a la cooperación amplia de varios órganos, entidades no gubernamentales, instituciones académicas y los especialistas en DDHH de diversas ramas.

    El informe está compuesto de 5 capítulos.

    El capítulo I se refiere a la base ideológica del régimen estatal de aseguramiento de DDHH de la RPDC y el curso de su formación y desarrollo.

    El capítulo II enumera las medidas jurídicas y prácticas tomadas históricamente por el Estado después de la fundación de la RPDC hasta la fecha para garantizar, proteger y fomentar los DDHH de los habitantes y el estado de ejercicio de DDHH por ellos.

    Los capítulos III y IV indican la posición y esfuerzos de la RPDC relacionados con el aseguramiento de DDHH en escala internacional y los obstáculos fundamentales que impiden esta labor en la RPDC.

    El último V contiene los datos por ramas recogidos por la asociación sobre las perspectivas de garantía de DDHH en la RPDC.

    Como se ha referido en el informe, la RPDC ha venido aplicando desde el primer día de su fundación las políticas para el pueblo en el principio de dar prioridad a los derechos e intereses de las masas populares y realizando todos los esfuerzos posibles por el disfrute de DDHH por ellas.

    Por lo tanto, hoy día, todo el pueblo coreano está orgulloso del más superior régimen y política de aseguramiento de DDHH, inclusive la educación, tratamiento médico y suministro de viviendas a gratis, y se esfuerzan por consolidar y desarrollar más el régimen socialista centrado en las masas populares.

    Al testimoniar el régimen de aseguramiento de DDHH y el estado de disfrute de los mismos en la RPDC, el informe revela que la repugnante campaña anti-RPDC que libran EE.UU. y otras fuerzas hostiles en esa materia, es justamente una acción contra los DDHH que impide la protección de los mismos del pueblo coreano.

    El informe deja en claro los esfuerzos y la posición de la RPDC sobre la cooperación internacional para el fomento de DDHH.

    Es invariable la posición de la RPDC de realizar el diálogo sincero y cooperación en la rama de DDHH y de contribuir al fomento de los mismos en escala mundial. La RPDC nunca ha rechazado el diálogo sobre los DDHH y tiene la voluntad de discutir y cooperar francamente con los países que están interesados de veras en el problema de DDHH.

    Pero, eso no se logra debido a las fuerzas que malemplean el problema de DDHH como medio para el alcance de su sucio objetivo político como la intervención en asuntos internos y el derrumbe del régimen.

    El mismo acto de publicar el informe de estudio sobre el estatus de disfrute de DDHH de nuestro país significa exponer la voluntad de la RPDC de cumplir la responsabilidad en el campo de DDHH y la medida positiva orientada a promover la cooperación internacional.

    Si se lee el informe, se puede saber bien cuán absurdos son los rumores anti-RPDC que circulan en el extranjero y se basan en los datos inventados por las fuerzas hostiles.

    La fuente de esos datos es los testimonios de los fanáticos de la campaña anti-RPDC conocidos como "fugitivos norcoreanos".

    Esos tipejos son delincuentes prófugos que se fugaron al Sur de Corea para eludir el castigo legal y no tienen la calidad moral y personal de hablar sobre los DDHH.

    Se revelará pronto la fachada inhumana de ellos.

    Si hay las fuerzas que repiten los embustes de esa chusma aún después de que lean este informe que refleja correctamente la situación de DDHH en la RPDC, sería correcto decir que ellas no tienen la capacidad de juzgar la realidad o tratan de alcanzar sus siniestros objetivos insistiendo en lo injusto.

    EE.UU. y los países occidentales no deben criticar a otros mencionando los sagrados DDHH, sino deben ver correctamente la realidad de esos últimos y reflexionar primero los defectos propios en la misma materia.

    La RPDC acelerará la construcción de la economía de carácter pacífico frustrando la campaña de DDHH y desafíos de toda índole de las fuerzas hostiles y hará todo lo posible por mejorar sin parar las condiciones de la vida del pueblo y ofrecerle mejores condiciones de disfrute de los derechos humanos.

    El informe dará a conocer ampliamente la política de DDHH y su situación en la RPDC y contribuirá a corregir la opinión errónea y promover la cooperación verdadera en la rama de DDHH.

    ACNC

    Posted at 16:38 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 12 de junio de 2014

    El Presidente Kim Il Sung era el Líder paternal del pueblo quien dotaba de un ardiente amor al ser humano.

    Aquí se narra una anécdota sobre ello.

    En verano de 83 de la era Juche (1994) sucedió un hecho cuando James Carter, ex presidente norteamericano visitaba a nuestro país.
     
    El Presidente Kim Il Sung estaba conversando con su homólogo en un barco de recreo que corría velozmente surcando el agua rumbo a la desembocadura del río Taedong.
     
    El barco ya se liberó de la ciudad y estaba pasando un lugar.
     
    El Presidente llamó de improviso a un acompañante y dijo que debilitara la velocidad del barco.
     
    Carter quien ignoraba coreano sintió algo extraño sobre la repentina bajada de velocidad del barco y le preguntó al anfitrión el motivo.
     
    El Presidente indicó a un lugar con una mano levantada y dijo “Mire allí, ahora trabajadores están pescando con cañas sentados a orillas del río. Si nuestro barco produce grandes oleajes ellos se obstaculizarán en su obra. Por eso aunque avancemos un poco lento no les daremos estorbos”.
     
    Carter se admiró mucho.
     
    Experimentó con su propio ojo una realidad que nunca había pensando, cosa inimaginable con toda su mentalidad.

    Admiración de Carter

    El Presidente Kim Il Sung era el Líder paternal del pueblo quien dotaba de un ardiente amor al ser humano.

    Aquí se narra una anécdota sobre ello.

    En verano de 83 de la era Juche (1994) sucedió un hecho cuando James Carter, ex presidente norteamericano visitaba a nuestro país.
     
    El Presidente Kim Il Sung estaba conversando con su homólogo en un barco de recreo que corría velozmente surcando el agua rumbo a la desembocadura del río Taedong.
     
    El barco ya se liberó de la ciudad y estaba pasando un lugar.
     
    El Presidente llamó de improviso a un acompañante y dijo que debilitara la velocidad del barco.
     
    Carter quien ignoraba coreano sintió algo extraño sobre la repentina bajada de velocidad del barco y le preguntó al anfitrión el motivo.
     
    El Presidente indicó a un lugar con una mano levantada y dijo “Mire allí, ahora trabajadores están pescando con cañas sentados a orillas del río. Si nuestro barco produce grandes oleajes ellos se obstaculizarán en su obra. Por eso aunque avancemos un poco lento no les daremos estorbos”.
     
    Carter se admiró mucho.
     
    Experimentó con su propio ojo una realidad que nunca había pensando, cosa inimaginable con toda su mentalidad.

    Posted at 22:24 |  by Manuel Arismendi

    sábado, 14 de diciembre de 2013

    Prefacio

    La historia contemporánea de Corea fue iniciada y ha venido avanzando victoriosamente por el gran Líder Kim Il Sung y el gran Dirigente Kim Jong Il.

    Durante largo tiempo la nación coreana sufría mucho por retraso, penuria y trabas feudales y para colmo de males a principios del siglo XX se vio obligada a correr una suerte lúgubre por la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945).

    En este período desafortunado Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 y a temprana edad emprendió el camino de la revolución para llevar a efecto la máxima de toda su vida de amar a la patria, nación y pueblo, acumulando méritos relevantes en el transcurso del siglo. Alcanzó la libertad de la patria llevando a la victoria la lucha revolucionaria antijaponesa que duraría 20 años, y estableció un poderoso Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo en Corea dirigiendo sabiamente la construcción de una nueva sociedad, la encarnizada Guerra de Liberación de la Patria, la rehabilitación posbélica, dos etapas de la revolución social y la edificación socialista.

    El gran Dirigente Kim Jong Il definió la doctrina revolucionaria de Kim Il Sung como kimilsungismo y la desarrolló como idea guía de la época de independencia; fortaleció el Partido del Trabajo de Corea como un invencible partido revolucionario arraigado profundamente entre las masas populares y que logró una férrea cohesión y unidad. A finales del siglo XX, frente al derrumbamiento del sistema socialista en el mundo y la creciente ofensiva de las fuerzas aliadas imperialistas encaminada a aislar y estrangular a la RPDC practicó en todos los aspectos la original política de Songun. De este modo defendió el socialismo, el supremo interés del país, la nación y condujo la Marcha Penosa y la forzada hacia la construcción de un Estado socialista, poderoso y próspero.

    Hoy, el pueblo coreano, bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, se levantó como un solo  hombre  para  culminar  la  causa  revolucionaria  del  Juche  iniciada  por  el  Presidente Kim Il Sung y avanzada victoriosamente por el Dirigente Kim Jong Il.

    Lucha revolucionaria antijaponesa

    Kim Il Sung, a los trece años de edad, cruzó el río Amnok con la firme decisión de no regresar antes de rescatar el país despojado por el imperialismo japonés.
    El 5  de  junio  de  1926,   sufrió  una  gran  pérdida  por  el  fallecimiento  de  su  padre Kim Hyong Jik, destacado dirigente del movimiento antijaponés de liberación nacional de nuestro país.

    En junio del mismo año, se matriculó en la escuela de Hwasong (un centro docente político-militar de dos años fundado por los nacionalistas coreanos), formó entre los condiscípulos muchos camaradas revolucionarios capaces de llevar un mismo propósito y destino y a base de esto el 17 de octubre de 1926 creó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) emprendiendo así la lucha revolucionaria. La UDI resultó ser la primera auténtica organización revolucionaria de carácter comunista de nuevo tipo en Corea. Tenía por su programa conseguir la liberación e independencia nacional, construir el socialismo y el comunismo en Corea y, a la larga, derrocar a todo tipo de imperialismo y lograr el triunfo del comunismo en el orbe.

    Kim Il Sung convocó en verano de 1930 en Kalun la conferencia de los directivos de la Unión de la Juventud Comunista y la Unión de la Juventud Antimperialista, donde rindió el histórico informe El camino a seguir por la revolución coreana. En él presentó la original línea revolucionaria de cumplir la revolución coreana con su propia fuerza y el de derrocar al imperialismo japonés con la lucha armada para liberar la patria, lo cual sirvió de un motivo histórico que declararía ante el mundo la fundación de la idea Juche y la Songun.

    El 25 de abril de 1932 creó una fuerza armada revolucionaria, la Guerrilla Popular Antijaponesa, antecedente del Ejército Revolucionario Popular de Corea, en virtud de lo cual se evidenciaron cambios sustanciales en la lucha revolucionaria del pueblo coreano. Luego, mediante la sangrienta lucha contra los invasores imperialistas japoneses que fanfarroneaban su supremacía, la Guerrilla creció y se fortaleció como invencibles fuerzas armadas capaces de vencer a cualesquier enemigos potentes y propinó un demoledor golpe militar al imperialismo japonés.

    En mayo de 1936 Kim Il Sung creó la Asociación para la Restauración de la Patria, primera organización del frente unido nacional antijaponés en Corea, la cual se convirtió en una gran fuerza patriótica antijaponesa arraigada sólidamente en toda Corea, en una amplia zona manchú y varias regiones de Japón donde vivían muchos coreanos.

    La intensa ofensiva del Ejército Revolucionario Popular de Corea y la activa resistencia general de todos los coreanos asestaron golpes decisivos al imperialismo nipón, que declaró la capitulación incondicional el 15 de agosto de 1945. Por fin, la heroica lucha armada antijaponesa de los revolucionarios y demás pueblos coreanos organizada y desplegada bajo la dirección del camarada Kim Il Sung obtuvo brillante victoria y Corea se liberó de la ocupación militar del imperialismo japonés que duró alrededor de 40 años.

    Construcción de una nueva Corea democrática

    El Presidente Kim Il Sung, quien logró la histórica causa de la liberación de Corea llevando a la victoria la ardua lucha revolucionaria antijaponesa que duraba dos décadas, dirigió con denuedo los empeños por la edificación de una nueva Corea.

    Presentó las tres tareas de la construcción: el Partido, el Estado y el ejército, e impulsó dinámicamente la lucha por su ejecución.

    Después de perfeccionar los preparativos por la fundación del partido, convocó el 10 de octubre de 1945 en Pyongyang el congreso fundacional donde constituyó el Comité Central Organizador del Partido Comunista de Corea del Norte como órgano directivo de nivel central y proclamó su nacimiento ante el mundo. Luego el Partido Comunista de Corea del Norte se convirtió en Partido del Trabajo de Corea del Norte mediante la fusión con el Partido Neodemocrático en agosto de 1946. En 1949 se quedó con el nombre de Partido del Trabajo de Corea por la unión de las partes Norte y Sur.

    Concluida la preparación por la creación de la fuerza armada regular, Kim Il Sung transformó el 8 de febrero de 1948 el Ejército Revolucionario Popular de Corea como Ejército Popular de Corea.

    Convocó la Conferencia Conjunta de los Representantes de los Partidos Políticos y las Organizaciones Sociales de Corea del Norte y del Sur en abril de 1948 y la reunión consultiva de los dirigentes de los partidos políticos y organizaciones sociales del Norte y del Sur en junio del mismo año y presentó el proyecto de implantar un órgano legislativo supremo a escala de toda Corea, poner en vigencia la Constitución de la República Popular Democrática y fundar un gobierno unificado mediante la elección general de Corea del Norte y Sur. En su efecto, el 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea, en virtud de lo cual el pueblo coreano se convirtió por primera vez en su historia como un ente digno que, siendo dueño del Estado y la sociedad, forjara de modo independiente su destino y Corea llegó a descollar como un Estado soberano e independiente en el área internacional.

    En todas partes de Corea del Norte, bajo la dirección del Presidente Kim Il Sung, se pusieron en marcha varias reformas económicas como la reforma agraria y nacionalización de las industrias claves, y otras democráticas como la ley del trabajo destinada a asegurarles en general a los trabajadores el derecho democrático y la Ley de la Igualdad de los Derechos del Hombre y la Mujer dirigida a liberarla de las trabas sociales, así como diversas medidas políticas para democratizar los sectores de la administración jurídica, la fiscalía, la educación, la cultura, etc. Además, los dinámicos movimientos de masas como la Campaña de Movilización Ideológica General para la Construcción del Estado, el movimiento de emulación por el aumento de la producción y la campaña de alfabetización, hicieron posible eliminar los atrasos ideológico, técnico y cultural que restringían la independencia de las masas trabajadoras, y llevar a feliz término la construcción de una nueva Corea democrática.

    Al cumplirse con éxito la tarea de la revolución democrática, antimperialista y antifeudal y desarrollarse de modo activo la labor por construcción de una nueva Corea democrática en un corto tiempo después de la liberación de la patria, en el Norte se estableció sólidamente el sistema democrático y popular dando lugar así a la base democrática y revolucionaria, una segura garantía para la reunificación del país.

    Guerra de Liberación de la Patria

    El 25 de junio de 1950, por la agresión armada del imperialismo yanqui, el pueblo coreano se vio obligado a cesar por un tiempo la construcción pacífica y entrar en severas pruebas.

    Los yanquis movilizaron un tercio y una quinta parte de sus fuerzas terrestres y aéreas, respectivamente, la gran parte de sus flotas pacíficas, y las unidades de Corea del Sur y 15 países satélites y remanentes del derrotado ejército japonés, en total alrededor de dos millones de efectivos. Por otra parte, la RPDC llevaba dos años de su fundación y dos años de desarrollo del Ejército Popular de Corea como fuerza armada regular, y su cimiento económico fue muy débil.

    Pero al frente del pueblo coreano estaba Kim Il Sung que había acumulado inmortales hazañas y ricas experiencias en las llamas de la lucha revolucionaria antijaponesa y que poseía gran ideología militar, hábiles estrategias y tácticas, destacada capacidad de dirección y arte militar, gran capacidad de despliegue y noble virtud. El Presidente acentuó que el combate del pueblo coreano contra los agresores armados yanquis era una lucha por la liberación y la independencia completas de la patria y, al mismo tiempo, por la paz y seguridad del mundo y devenía la bandera del movimiento de liberación nacional para los pueblos de los países dependientes y coloniales, y exhortó activamente a todo el ejército y pueblo hacia la victoria de la guerra.

    Los militares coreanos se pusieron de pie como un solo hombre en defensa de la soberanía e independencia de la patria y pasaron a la contraofensiva aniquilando a los enemigos. Como resultado, a un mes y medio de la guerra liberaron más de 90% del territorio del Sur de Corea y más de 92% de la población surcoreana. En la parte sureña emancipada se aplicaron la reforma agraria y otras democráticas.

    A medida que la guerra se alargaba debido a las frenéticas maniobras del imperialismo estadounidense, Kim Il Sung hizo formar el segundo frente con una gran unidad para combinar operaciones en los frentes y golpes en la retaguardia enemiga y tomó varias medidas para el traslado de las bases de la industria armamentista y el incremento de la producción de materiales bélicos. Por otra parte, movilizó a todo el Partido y pueblo en los empeños por intensificar la disciplina revolucionaria dentro del Partido, Estado y ejército, establecer firmemente el Juche en el dominio militar superando el dogmatismo y el servilismo a los grandes países e incrementar la producción y el apoyo al frente. También ideó el método de combate de defensa activa de posiciones apoyadas en búnkeres, tomó medidas para reforzar el fuego parabólico conforme a nuestro territorio, y creó originales métodos como ataques sorpresivos, los movimientos de grupos de francotiradores, de cazadores de aviones y tanques. Al hacer al Ejército Popular aprovechar con habilidad los dichos métodos, le posibilitó asestar golpes demoledores a los efectivos y los equipos bélicos enemigos.

    Los estadounidenses, aunque utilizaron muchos gastos militares y materiales bélicos y recurrieron a todos los medios y métodos despiadados sin precedentes en la historia de la guerra mundial, no podían eludir las irremediables derrotas en lo militar, político y moral.

    Ellos, por fin, arrodillándose ante el poderío del pueblo y ejército de Corea, firmaron el 27 de julio de 1953 el Acuerdo de Armisticio. La Guerra de Liberación de la Patria de tres años se llevó a cabo con la gran victoria del pueblo coreano.

    Durante la guerra, el EPC mató, hirió y apresó a más de 1 567 000 enemigos, incluidos más de 405 mil soldados yanquis, y capturó y destruyó una enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales de guerra: 12 200 aviones, 560 buques de diversos tipos, 3 250 tanques y carros blindados, 13 000 camiones, 7 695 cañones, entre otros, pérdida 2,3 veces mayor que la sufrida por el imperialismo yanqui en las campañas del Pacífico de cuatro años en la II Guerra Mundial.

    Reconstrucción posbélica y edificación del socialismo

    Los daños que la guerra trajo fueron muy grandes. Los yanquis redujeron a cenizas ciudades, aldeas rurales, fábricas, ferrocarriles y redes de transporte, y establecimientos educativos, culturales y de salud pública, lanzando sobre el territorio norteño un promedio de 18 bombas por kilómetro cuadrado. Los norcoreanos perdieron casi todas sus casas y utensilios domésticos y carecían de víveres y vestidos.

    Kim Il Sung, considerando la industria pesada como eslabón principal para resolver todos los problemas de la reconstrucción en posguerra, presentó la línea fundamental de la construcción de la economía nacional consistente en dar primacía a la industria pesada y al mismo tiempo, desarrollar la industria ligera y la agricultura. Para la economía rural, hizo realizar la cooperativización socialista de la economía privada campesina y dedicar una gran fuerza a la producción de cereales por satisfacer su escasez.

    Ateniéndose a esta línea y orientación, se estableció el Plan Trienal para la Rehabilitación y el Desarrollo de la Economía Nacional en posguerra (1954-1956) y el pueblo coreano, apretándose el cinturón y desplegando al máximo el espíritu revolucionario de apoyarse en las propias fuerzas, superó las dificultades y cumplió con anticipación el dicho plan.

    Luego, al llevar a efecto los planes quinquenal y sexenal y el septenal (tres veces) para el desarrollo de la economía nacional, obtuvo relevantes éxitos en la obra para asentar sobre el fundamento científico la economía nacional, adecuarla a las condiciones del país y modernizarla. Por efecto, Corea se convirtió en 1961 en un Estado socialista industrial-agrícola apoyado absolutamente en su economía nacional autosuficiente y en 1970 en un Estado industrial socialista. En marzo de 1974 con la promulgación de la ley de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC sobre la abolición completa de los impuestos, restos de una sociedad caduca, Corea fue el primer país exento de los impuestos en el mundo.

    En agosto de 1958, al concluir exitosamente la cooperativización agrícola y la transformación del comercio y la industria privados por vía socialista, en Corea se estableció el sistema socialista. Kim Il Sung planteó tres revoluciones: la ideológica, la técnica y la cultural, como tareas revolucionarias que cumplir después de edificación del régimen socialista. También presentó la transformación de toda la sociedad según las exigencias de la idea Juche como objetivo general de la revolución encaminada a lograr completamente la independencia de las masas populares y el supremo programa del PTC, y por su cumplimiento indicó las tareas de imbuir en todos los miembros de la sociedad la conciencia revolucionaria y de la clase obrera e intelectualizarlos y adecuar la economía nacional a las condiciones del país, modernizarla y asentarla sobre bases científicas.

    Kim Il Sung tomó la iniciativa del gran auge en la construcción socialista y el movimiento Chollima y estimuló a todo el pueblo a superar audazmente las pruebas y dificultades atravesadas en los avances. Bajo el lema “¡Avancemos con la velocidad de Chollima!” planteado por él, la clase obrera y demás trabajadores dedicaron empeños por la movilización de reservas internas y por el aumento de producción y el ahorro al máximo desplegando en alto el espíritu revolucionario de apoyarse en sus propias fuerzas y de tenaz lucha, de suerte que crearon milagros y renovaciones que sorprendieran al mundo en todos los dominios de la construcción socialista. En todos los sectores y unidades de la economía nacional se promovió activamente la creación de la Velocidad de la década de 1980 por alcanzar con anticipación las diez metas perspectivas para la construcción económica socialista presentadas en el VI Congreso del PTC y resaltar los diez años como los de proezas en la construcción socialista.

    Por otra parte, la cultura socialista de Corea se ha florecido y desarrollado más. Se pusieron en vigencia el sistema de enseñanza obligatoria general de 11 años en 1975, la Ley de Crianza y Educación de los Niños de la RPDC en 1976 que afianza legalmente el régimen de criar a todos los menores a expensas del Estado y la sociedad, la Tesis sobre la educación socialista en 1977 y se llevó a vías de hecho la orientación de intelectualización de todos los miembros de la sociedad con el fin de elevar el nivel técnico y cultural de ellos a nivel de los graduados de la universidad. Se abrió una era de plena prosperidad en la película, ópera, drama, novelas y otras ramas literarias y artísticas. Se introdujo en todo el país la transmisión televisora y se construyeron muchos modernos establecimientos culturales que aseguraran suficientemente la demanda cultural de las masas.

    También en la causa de la reunificación de la patria se registraron relevantes éxitos. En 1972 se efectuaron las conversaciones de alto nivel Norte-Sur, se publicó el 4 de julio de 1972 la Declaración Conjunta del Norte y el Sur que comprueba los tres principios de la reunificación de la patria: la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional, como gran programa común, y tuvieron lugar conversaciones y se concertaron convenios en diversas ramas entre el Norte y el Sur. Se activó el intercambio y la cooperación entre los dos como el envío de muchos materiales de socorro a la parte Sur, afectada por inundaciones en 1984. Se fundaron la Alianza Pannacional por la Reunificación de la Patria (APRP) en 1990, cuya misión es alcanzar la gran unidad y la reintegración nacional sobre la base del principio de la independencia, y de manera pacífica, y otras diversas organizaciones, y se efectuaron actos a favor de la reunificación Norte-Sur. Los tres principios de la reunificación de la patria y el proyecto de la fundación de la República Confederal Democrática de Coryo (1980) y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria (1993) presentados por Kim Il Sung se consideran hoy como Tres Cartas que mantener en esa obra.

    En la primera sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en diciembre de 1972 se aprobó la Constitución Socialista de la RPDC y Kim Il Sung fue electo Presidente de la RPDC.

    En el VIII Pleno del V Comité Central del PTC celebrado en febrero de 1974, en reflejo de la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo, enaltecieron a Kim Jong Il como único sucesor de Kim Il Sung y miembro del Comité Político del Comité Central del PTC.

    En una histórica circunstancia en que se produjeron nuevos ascensos en los empeños por cumplir el tercer Plan Septenal y llevar adelante la causa socialista, el pueblo coreano celebró en abril de 1992 el 80 aniversario del Presidente Kim Il Sung como la máxima fiesta nacional y gran festival político de la humanidad.

    En defensa del socialismo

    Después del fallecimiento de Kim Il Sung, Líder paternal de la nación coreana en 1994, Estados Unidos se empeñó con frenesí en estrangular a Corea intensificando más que nunca la ofensiva militar contra este país y a la vez ejerciendo de modo tenaz presiones sobre todos los dominios político, económico, ideo-cultural y diplomático. Para colmo de males, las sucesivas catastróficas calamidades naturales le causaron a Corea la escasez de alimentos, combustibles y energías, por lo cual su población se vio obligada a emprender la Marcha Penosa y la forzada.

    Dado que se debía construir el socialismo en medio de la amenaza militar y el asedio por parte del imperialismo, Kim Jong Il tomó la política de Songun como la principal modalidad política. Definió al Ejército Popular como fuerza medular de la revolución e hizo que el ejército, siendo el ejemplar en todas las labores, abriera brecha para la construcción de la economía socialista.

    Los militares, aun en condiciones difíciles, levantando en alto las consignas “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!” y “¡Si el Partido decide, lo cumplimos!”, lograron ascensos en la edificación de grandes monumentos como principales centrales hidráulicas y el acondicionamiento de tierra cultivable, mientras se encargaron de importantes sectores de la economía nacional en aras de la prosperidad de la patria y el bienestar del pueblo.

    Kim Jong Il denominó el espíritu que se creó y manifestaba ampliamente en el seno del Ejército Popular como el espíritu revolucionario del militar e hizo que todos los sectores y unidades lo asimilaran con el fin de superar las situaciones difíciles con la fuerza mancomunada de los civiles y militares y traer grandes auges en la revolución y su construcción.

    El pueblo coreano, con la consigna enhiesta “¡Aunque el camino es duro, vamos sonriendo!” venció obstáculos y penas. En virtud del enérgico movimiento masivo por satisfacer la apremiante demanda de la electricidad, se levantaron muchas centrales de grande, mediano y pequeño tamaños. En la agricultura, en fiel acato a las orientaciones del Partido sobre las revoluciones en la semilla y el cultivo de papas y sobre la doble cosecha al año produjeron nuevos ascensos. A lo largo y ancho del país las tierras mínimas, herencias de la sociedad feudal, se convirtieron en grandes parcelas estandarizadas y se consumó la construcción de diversos canales de riego por gravedad, perfeccionando así en más alto nivel la irrigación en el campo. Se crearon muchas granjas ganaderas, piscifactorías y plantas avícolas equipadas con las técnicas de punta. Además se promovió activamente la modernización en la industria siderúrgica y acería, y en todas partes del país se construyeron y renovaron a base de los adelantos técnicos numerosas fábricas de alimentos básicos y otras de industria ligera. Los jóvenes, al construir la Carretera Juventud Héroe (Pyongyang-Nampho) de 40 kilómetros, demostraron su temperamento heroico. Los científicos y técnicos lograron relevantes éxitos en la ciencia básica, la de vitalidad, la informática y otros dominios y con los éxitos en el lanzamiento de satélites y pruebas nucleares pusieron de pleno manifiesto ante el mundo el poderío de la Corea de Juche.

    La política de Songun hizo posible preparar un sólido cimiento para lograr la reintegración nacional de forma independiente y pacífica. Al concederse la primacía en reforzar el poderío militar del país, se frustraron a cada paso los intentos de Estados Unidos y las fuerzas belicistas surcoreanas por provocar una nueva guerra en la Península Coreana, y se aseguraron la paz y la estabilidad en esta región. Entre tanto, en junio de 2000 se celebró el Encuentro Cumbre Norte-Sur, primer evento de su especie en la historia de división nacional, y se dio a luz la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio, un jalón para la reunificación de Corea. De seguida, se abrió una emocionante época denominada con la referida fecha, en que el Norte y el Sur que llevaban relaciones de enemistad y confrontación por más de medio siglo aspiraran a la cohesión y reunificación estrechándose las manos bajo el lema de Entre nosotros, los connacionales, y tuvo lugar en 2007 otro encuentro cumbre Norte-Sur dando lugar a la adaptación de la Declaración del 4 de Octubre, una plataforma práctica de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.

    Nueva era en la obra por la construcción de un Estado potente y próspero

    El deceso tan inesperado, súbito y doloroso del Dirigente Kim Jong Il el 17 de diciembre de 2011 fue la máxima pérdida en la historia coreana de cinco milenios.

    Kim Jong Il fue un destacado teórico e ideólogo, eminente veterano político y gran General de Songun que con sus profundas teorías e ideologías y distinguido arte de mando condujo siempre por el camino victorioso la causa revolucionaria del Juche, un ardiente patriota y generoso padre del pueblo coreano que en su vida entera revolucionaria dedicó gran devoción en aras de la patria y el pueblo. Gracias a él, las inmortales ideas Juche y Songun creadas por el Presidente Kim Il Sung podían expedir sus brillos como idea rectora de la época de independencia; las tradiciones revolucionarias del Paektu se salvaguardaron de modo firme; el poderío del PTC, ejército y Estado llegó al supremo nivel, abriéndose así una era de prosperidad nunca vista en la historia nacional. El mayor mérito de Kim Jong Il consiste en haber defendido de modo seguro el socialismo y preparado un poderoso cimiento político, militar y económico a favor de la eterna prosperidad nacional en los tiempos más duros.

    Hoy el ejército y el pueblo coreanos sienten de corazón que habían venido cumpliendo la revolución enalteciendo al gran hombre como el Sol y padre de la nación y están decididos firmemente a materializar cueste lo que cueste su causa y anhelo.

    Al  frente  dela  lucha  del  pueblo  coreano  por  llevar a  efecto  su  legado  está el Mariscal Kim Jong Un, gran sucesor de la causa del Juche y encarnación de Kim Il Sung y Kim Jong Il en los pensamientos y el arte de dirección, rasgos y virtudes.

    Los solemnes actos festivos por el centenario del Presidente Kim Il Sung efectuados en presencia de Kim Jong Un en abril de 2012 en Pyongyang, retrotrajeron con gran orgullo los últimos cien años de la historia de la nación de Kim Il Sung que ha colocado la dignidad de la patria y del pueblo en una altura que jamás ha conocido en toda su historia y demostraron ante el mundo la firme voluntad del pueblo coreano de coronar una nueva centuria de la construcción de un Estado poderoso y próspero siguiendo el camino de la independencia, de Songun y del socialismo forjado por Kim Il Sung y Kim Jong Il.

    Actualmente el Mariscal Kim Jong Un disfruta de absoluta confianza por el Partido del Trabajo de Corea, ejército y pueblo y se desempeña como Primer Secretario del PTC, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En la VI sesión de la XII legislatura de la APS efectuada en septiembre de 2012 fue aprobada la ley “Sobre la aplicación de la enseñanza obligatoria general de 12 años, una medida que encarna los conceptos de Kim Jong Un sobre las posteridades y el porvenir.

    El exitoso lanzamiento del segundo satélite artificial de la Tierra “Kwangmyongsong 3” el 12 de diciembre del mismo año patentiza que Corea que ha dado inicio a la construcción de la potencia socialista acogerá una época de prosperidad en el futuro no lejano.

    El pueblo coreano, también en lo adelante, llevando el mismo propósito y destino que el estimado camarada Kim Jong Un y levantando en alto la bandera roja de la revolución con la firme convicción en la victoria segura, se esforzará con denuedo por construir un Estado socialista próspero y potente en el siglo XXI.

    Corea contemporánea

    Prefacio

    La historia contemporánea de Corea fue iniciada y ha venido avanzando victoriosamente por el gran Líder Kim Il Sung y el gran Dirigente Kim Jong Il.

    Durante largo tiempo la nación coreana sufría mucho por retraso, penuria y trabas feudales y para colmo de males a principios del siglo XX se vio obligada a correr una suerte lúgubre por la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945).

    En este período desafortunado Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 y a temprana edad emprendió el camino de la revolución para llevar a efecto la máxima de toda su vida de amar a la patria, nación y pueblo, acumulando méritos relevantes en el transcurso del siglo. Alcanzó la libertad de la patria llevando a la victoria la lucha revolucionaria antijaponesa que duraría 20 años, y estableció un poderoso Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo en Corea dirigiendo sabiamente la construcción de una nueva sociedad, la encarnizada Guerra de Liberación de la Patria, la rehabilitación posbélica, dos etapas de la revolución social y la edificación socialista.

    El gran Dirigente Kim Jong Il definió la doctrina revolucionaria de Kim Il Sung como kimilsungismo y la desarrolló como idea guía de la época de independencia; fortaleció el Partido del Trabajo de Corea como un invencible partido revolucionario arraigado profundamente entre las masas populares y que logró una férrea cohesión y unidad. A finales del siglo XX, frente al derrumbamiento del sistema socialista en el mundo y la creciente ofensiva de las fuerzas aliadas imperialistas encaminada a aislar y estrangular a la RPDC practicó en todos los aspectos la original política de Songun. De este modo defendió el socialismo, el supremo interés del país, la nación y condujo la Marcha Penosa y la forzada hacia la construcción de un Estado socialista, poderoso y próspero.

    Hoy, el pueblo coreano, bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, se levantó como un solo  hombre  para  culminar  la  causa  revolucionaria  del  Juche  iniciada  por  el  Presidente Kim Il Sung y avanzada victoriosamente por el Dirigente Kim Jong Il.

    Lucha revolucionaria antijaponesa

    Kim Il Sung, a los trece años de edad, cruzó el río Amnok con la firme decisión de no regresar antes de rescatar el país despojado por el imperialismo japonés.
    El 5  de  junio  de  1926,   sufrió  una  gran  pérdida  por  el  fallecimiento  de  su  padre Kim Hyong Jik, destacado dirigente del movimiento antijaponés de liberación nacional de nuestro país.

    En junio del mismo año, se matriculó en la escuela de Hwasong (un centro docente político-militar de dos años fundado por los nacionalistas coreanos), formó entre los condiscípulos muchos camaradas revolucionarios capaces de llevar un mismo propósito y destino y a base de esto el 17 de octubre de 1926 creó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) emprendiendo así la lucha revolucionaria. La UDI resultó ser la primera auténtica organización revolucionaria de carácter comunista de nuevo tipo en Corea. Tenía por su programa conseguir la liberación e independencia nacional, construir el socialismo y el comunismo en Corea y, a la larga, derrocar a todo tipo de imperialismo y lograr el triunfo del comunismo en el orbe.

    Kim Il Sung convocó en verano de 1930 en Kalun la conferencia de los directivos de la Unión de la Juventud Comunista y la Unión de la Juventud Antimperialista, donde rindió el histórico informe El camino a seguir por la revolución coreana. En él presentó la original línea revolucionaria de cumplir la revolución coreana con su propia fuerza y el de derrocar al imperialismo japonés con la lucha armada para liberar la patria, lo cual sirvió de un motivo histórico que declararía ante el mundo la fundación de la idea Juche y la Songun.

    El 25 de abril de 1932 creó una fuerza armada revolucionaria, la Guerrilla Popular Antijaponesa, antecedente del Ejército Revolucionario Popular de Corea, en virtud de lo cual se evidenciaron cambios sustanciales en la lucha revolucionaria del pueblo coreano. Luego, mediante la sangrienta lucha contra los invasores imperialistas japoneses que fanfarroneaban su supremacía, la Guerrilla creció y se fortaleció como invencibles fuerzas armadas capaces de vencer a cualesquier enemigos potentes y propinó un demoledor golpe militar al imperialismo japonés.

    En mayo de 1936 Kim Il Sung creó la Asociación para la Restauración de la Patria, primera organización del frente unido nacional antijaponés en Corea, la cual se convirtió en una gran fuerza patriótica antijaponesa arraigada sólidamente en toda Corea, en una amplia zona manchú y varias regiones de Japón donde vivían muchos coreanos.

    La intensa ofensiva del Ejército Revolucionario Popular de Corea y la activa resistencia general de todos los coreanos asestaron golpes decisivos al imperialismo nipón, que declaró la capitulación incondicional el 15 de agosto de 1945. Por fin, la heroica lucha armada antijaponesa de los revolucionarios y demás pueblos coreanos organizada y desplegada bajo la dirección del camarada Kim Il Sung obtuvo brillante victoria y Corea se liberó de la ocupación militar del imperialismo japonés que duró alrededor de 40 años.

    Construcción de una nueva Corea democrática

    El Presidente Kim Il Sung, quien logró la histórica causa de la liberación de Corea llevando a la victoria la ardua lucha revolucionaria antijaponesa que duraba dos décadas, dirigió con denuedo los empeños por la edificación de una nueva Corea.

    Presentó las tres tareas de la construcción: el Partido, el Estado y el ejército, e impulsó dinámicamente la lucha por su ejecución.

    Después de perfeccionar los preparativos por la fundación del partido, convocó el 10 de octubre de 1945 en Pyongyang el congreso fundacional donde constituyó el Comité Central Organizador del Partido Comunista de Corea del Norte como órgano directivo de nivel central y proclamó su nacimiento ante el mundo. Luego el Partido Comunista de Corea del Norte se convirtió en Partido del Trabajo de Corea del Norte mediante la fusión con el Partido Neodemocrático en agosto de 1946. En 1949 se quedó con el nombre de Partido del Trabajo de Corea por la unión de las partes Norte y Sur.

    Concluida la preparación por la creación de la fuerza armada regular, Kim Il Sung transformó el 8 de febrero de 1948 el Ejército Revolucionario Popular de Corea como Ejército Popular de Corea.

    Convocó la Conferencia Conjunta de los Representantes de los Partidos Políticos y las Organizaciones Sociales de Corea del Norte y del Sur en abril de 1948 y la reunión consultiva de los dirigentes de los partidos políticos y organizaciones sociales del Norte y del Sur en junio del mismo año y presentó el proyecto de implantar un órgano legislativo supremo a escala de toda Corea, poner en vigencia la Constitución de la República Popular Democrática y fundar un gobierno unificado mediante la elección general de Corea del Norte y Sur. En su efecto, el 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea, en virtud de lo cual el pueblo coreano se convirtió por primera vez en su historia como un ente digno que, siendo dueño del Estado y la sociedad, forjara de modo independiente su destino y Corea llegó a descollar como un Estado soberano e independiente en el área internacional.

    En todas partes de Corea del Norte, bajo la dirección del Presidente Kim Il Sung, se pusieron en marcha varias reformas económicas como la reforma agraria y nacionalización de las industrias claves, y otras democráticas como la ley del trabajo destinada a asegurarles en general a los trabajadores el derecho democrático y la Ley de la Igualdad de los Derechos del Hombre y la Mujer dirigida a liberarla de las trabas sociales, así como diversas medidas políticas para democratizar los sectores de la administración jurídica, la fiscalía, la educación, la cultura, etc. Además, los dinámicos movimientos de masas como la Campaña de Movilización Ideológica General para la Construcción del Estado, el movimiento de emulación por el aumento de la producción y la campaña de alfabetización, hicieron posible eliminar los atrasos ideológico, técnico y cultural que restringían la independencia de las masas trabajadoras, y llevar a feliz término la construcción de una nueva Corea democrática.

    Al cumplirse con éxito la tarea de la revolución democrática, antimperialista y antifeudal y desarrollarse de modo activo la labor por construcción de una nueva Corea democrática en un corto tiempo después de la liberación de la patria, en el Norte se estableció sólidamente el sistema democrático y popular dando lugar así a la base democrática y revolucionaria, una segura garantía para la reunificación del país.

    Guerra de Liberación de la Patria

    El 25 de junio de 1950, por la agresión armada del imperialismo yanqui, el pueblo coreano se vio obligado a cesar por un tiempo la construcción pacífica y entrar en severas pruebas.

    Los yanquis movilizaron un tercio y una quinta parte de sus fuerzas terrestres y aéreas, respectivamente, la gran parte de sus flotas pacíficas, y las unidades de Corea del Sur y 15 países satélites y remanentes del derrotado ejército japonés, en total alrededor de dos millones de efectivos. Por otra parte, la RPDC llevaba dos años de su fundación y dos años de desarrollo del Ejército Popular de Corea como fuerza armada regular, y su cimiento económico fue muy débil.

    Pero al frente del pueblo coreano estaba Kim Il Sung que había acumulado inmortales hazañas y ricas experiencias en las llamas de la lucha revolucionaria antijaponesa y que poseía gran ideología militar, hábiles estrategias y tácticas, destacada capacidad de dirección y arte militar, gran capacidad de despliegue y noble virtud. El Presidente acentuó que el combate del pueblo coreano contra los agresores armados yanquis era una lucha por la liberación y la independencia completas de la patria y, al mismo tiempo, por la paz y seguridad del mundo y devenía la bandera del movimiento de liberación nacional para los pueblos de los países dependientes y coloniales, y exhortó activamente a todo el ejército y pueblo hacia la victoria de la guerra.

    Los militares coreanos se pusieron de pie como un solo hombre en defensa de la soberanía e independencia de la patria y pasaron a la contraofensiva aniquilando a los enemigos. Como resultado, a un mes y medio de la guerra liberaron más de 90% del territorio del Sur de Corea y más de 92% de la población surcoreana. En la parte sureña emancipada se aplicaron la reforma agraria y otras democráticas.

    A medida que la guerra se alargaba debido a las frenéticas maniobras del imperialismo estadounidense, Kim Il Sung hizo formar el segundo frente con una gran unidad para combinar operaciones en los frentes y golpes en la retaguardia enemiga y tomó varias medidas para el traslado de las bases de la industria armamentista y el incremento de la producción de materiales bélicos. Por otra parte, movilizó a todo el Partido y pueblo en los empeños por intensificar la disciplina revolucionaria dentro del Partido, Estado y ejército, establecer firmemente el Juche en el dominio militar superando el dogmatismo y el servilismo a los grandes países e incrementar la producción y el apoyo al frente. También ideó el método de combate de defensa activa de posiciones apoyadas en búnkeres, tomó medidas para reforzar el fuego parabólico conforme a nuestro territorio, y creó originales métodos como ataques sorpresivos, los movimientos de grupos de francotiradores, de cazadores de aviones y tanques. Al hacer al Ejército Popular aprovechar con habilidad los dichos métodos, le posibilitó asestar golpes demoledores a los efectivos y los equipos bélicos enemigos.

    Los estadounidenses, aunque utilizaron muchos gastos militares y materiales bélicos y recurrieron a todos los medios y métodos despiadados sin precedentes en la historia de la guerra mundial, no podían eludir las irremediables derrotas en lo militar, político y moral.

    Ellos, por fin, arrodillándose ante el poderío del pueblo y ejército de Corea, firmaron el 27 de julio de 1953 el Acuerdo de Armisticio. La Guerra de Liberación de la Patria de tres años se llevó a cabo con la gran victoria del pueblo coreano.

    Durante la guerra, el EPC mató, hirió y apresó a más de 1 567 000 enemigos, incluidos más de 405 mil soldados yanquis, y capturó y destruyó una enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales de guerra: 12 200 aviones, 560 buques de diversos tipos, 3 250 tanques y carros blindados, 13 000 camiones, 7 695 cañones, entre otros, pérdida 2,3 veces mayor que la sufrida por el imperialismo yanqui en las campañas del Pacífico de cuatro años en la II Guerra Mundial.

    Reconstrucción posbélica y edificación del socialismo

    Los daños que la guerra trajo fueron muy grandes. Los yanquis redujeron a cenizas ciudades, aldeas rurales, fábricas, ferrocarriles y redes de transporte, y establecimientos educativos, culturales y de salud pública, lanzando sobre el territorio norteño un promedio de 18 bombas por kilómetro cuadrado. Los norcoreanos perdieron casi todas sus casas y utensilios domésticos y carecían de víveres y vestidos.

    Kim Il Sung, considerando la industria pesada como eslabón principal para resolver todos los problemas de la reconstrucción en posguerra, presentó la línea fundamental de la construcción de la economía nacional consistente en dar primacía a la industria pesada y al mismo tiempo, desarrollar la industria ligera y la agricultura. Para la economía rural, hizo realizar la cooperativización socialista de la economía privada campesina y dedicar una gran fuerza a la producción de cereales por satisfacer su escasez.

    Ateniéndose a esta línea y orientación, se estableció el Plan Trienal para la Rehabilitación y el Desarrollo de la Economía Nacional en posguerra (1954-1956) y el pueblo coreano, apretándose el cinturón y desplegando al máximo el espíritu revolucionario de apoyarse en las propias fuerzas, superó las dificultades y cumplió con anticipación el dicho plan.

    Luego, al llevar a efecto los planes quinquenal y sexenal y el septenal (tres veces) para el desarrollo de la economía nacional, obtuvo relevantes éxitos en la obra para asentar sobre el fundamento científico la economía nacional, adecuarla a las condiciones del país y modernizarla. Por efecto, Corea se convirtió en 1961 en un Estado socialista industrial-agrícola apoyado absolutamente en su economía nacional autosuficiente y en 1970 en un Estado industrial socialista. En marzo de 1974 con la promulgación de la ley de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC sobre la abolición completa de los impuestos, restos de una sociedad caduca, Corea fue el primer país exento de los impuestos en el mundo.

    En agosto de 1958, al concluir exitosamente la cooperativización agrícola y la transformación del comercio y la industria privados por vía socialista, en Corea se estableció el sistema socialista. Kim Il Sung planteó tres revoluciones: la ideológica, la técnica y la cultural, como tareas revolucionarias que cumplir después de edificación del régimen socialista. También presentó la transformación de toda la sociedad según las exigencias de la idea Juche como objetivo general de la revolución encaminada a lograr completamente la independencia de las masas populares y el supremo programa del PTC, y por su cumplimiento indicó las tareas de imbuir en todos los miembros de la sociedad la conciencia revolucionaria y de la clase obrera e intelectualizarlos y adecuar la economía nacional a las condiciones del país, modernizarla y asentarla sobre bases científicas.

    Kim Il Sung tomó la iniciativa del gran auge en la construcción socialista y el movimiento Chollima y estimuló a todo el pueblo a superar audazmente las pruebas y dificultades atravesadas en los avances. Bajo el lema “¡Avancemos con la velocidad de Chollima!” planteado por él, la clase obrera y demás trabajadores dedicaron empeños por la movilización de reservas internas y por el aumento de producción y el ahorro al máximo desplegando en alto el espíritu revolucionario de apoyarse en sus propias fuerzas y de tenaz lucha, de suerte que crearon milagros y renovaciones que sorprendieran al mundo en todos los dominios de la construcción socialista. En todos los sectores y unidades de la economía nacional se promovió activamente la creación de la Velocidad de la década de 1980 por alcanzar con anticipación las diez metas perspectivas para la construcción económica socialista presentadas en el VI Congreso del PTC y resaltar los diez años como los de proezas en la construcción socialista.

    Por otra parte, la cultura socialista de Corea se ha florecido y desarrollado más. Se pusieron en vigencia el sistema de enseñanza obligatoria general de 11 años en 1975, la Ley de Crianza y Educación de los Niños de la RPDC en 1976 que afianza legalmente el régimen de criar a todos los menores a expensas del Estado y la sociedad, la Tesis sobre la educación socialista en 1977 y se llevó a vías de hecho la orientación de intelectualización de todos los miembros de la sociedad con el fin de elevar el nivel técnico y cultural de ellos a nivel de los graduados de la universidad. Se abrió una era de plena prosperidad en la película, ópera, drama, novelas y otras ramas literarias y artísticas. Se introdujo en todo el país la transmisión televisora y se construyeron muchos modernos establecimientos culturales que aseguraran suficientemente la demanda cultural de las masas.

    También en la causa de la reunificación de la patria se registraron relevantes éxitos. En 1972 se efectuaron las conversaciones de alto nivel Norte-Sur, se publicó el 4 de julio de 1972 la Declaración Conjunta del Norte y el Sur que comprueba los tres principios de la reunificación de la patria: la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional, como gran programa común, y tuvieron lugar conversaciones y se concertaron convenios en diversas ramas entre el Norte y el Sur. Se activó el intercambio y la cooperación entre los dos como el envío de muchos materiales de socorro a la parte Sur, afectada por inundaciones en 1984. Se fundaron la Alianza Pannacional por la Reunificación de la Patria (APRP) en 1990, cuya misión es alcanzar la gran unidad y la reintegración nacional sobre la base del principio de la independencia, y de manera pacífica, y otras diversas organizaciones, y se efectuaron actos a favor de la reunificación Norte-Sur. Los tres principios de la reunificación de la patria y el proyecto de la fundación de la República Confederal Democrática de Coryo (1980) y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria (1993) presentados por Kim Il Sung se consideran hoy como Tres Cartas que mantener en esa obra.

    En la primera sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en diciembre de 1972 se aprobó la Constitución Socialista de la RPDC y Kim Il Sung fue electo Presidente de la RPDC.

    En el VIII Pleno del V Comité Central del PTC celebrado en febrero de 1974, en reflejo de la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo, enaltecieron a Kim Jong Il como único sucesor de Kim Il Sung y miembro del Comité Político del Comité Central del PTC.

    En una histórica circunstancia en que se produjeron nuevos ascensos en los empeños por cumplir el tercer Plan Septenal y llevar adelante la causa socialista, el pueblo coreano celebró en abril de 1992 el 80 aniversario del Presidente Kim Il Sung como la máxima fiesta nacional y gran festival político de la humanidad.

    En defensa del socialismo

    Después del fallecimiento de Kim Il Sung, Líder paternal de la nación coreana en 1994, Estados Unidos se empeñó con frenesí en estrangular a Corea intensificando más que nunca la ofensiva militar contra este país y a la vez ejerciendo de modo tenaz presiones sobre todos los dominios político, económico, ideo-cultural y diplomático. Para colmo de males, las sucesivas catastróficas calamidades naturales le causaron a Corea la escasez de alimentos, combustibles y energías, por lo cual su población se vio obligada a emprender la Marcha Penosa y la forzada.

    Dado que se debía construir el socialismo en medio de la amenaza militar y el asedio por parte del imperialismo, Kim Jong Il tomó la política de Songun como la principal modalidad política. Definió al Ejército Popular como fuerza medular de la revolución e hizo que el ejército, siendo el ejemplar en todas las labores, abriera brecha para la construcción de la economía socialista.

    Los militares, aun en condiciones difíciles, levantando en alto las consignas “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!” y “¡Si el Partido decide, lo cumplimos!”, lograron ascensos en la edificación de grandes monumentos como principales centrales hidráulicas y el acondicionamiento de tierra cultivable, mientras se encargaron de importantes sectores de la economía nacional en aras de la prosperidad de la patria y el bienestar del pueblo.

    Kim Jong Il denominó el espíritu que se creó y manifestaba ampliamente en el seno del Ejército Popular como el espíritu revolucionario del militar e hizo que todos los sectores y unidades lo asimilaran con el fin de superar las situaciones difíciles con la fuerza mancomunada de los civiles y militares y traer grandes auges en la revolución y su construcción.

    El pueblo coreano, con la consigna enhiesta “¡Aunque el camino es duro, vamos sonriendo!” venció obstáculos y penas. En virtud del enérgico movimiento masivo por satisfacer la apremiante demanda de la electricidad, se levantaron muchas centrales de grande, mediano y pequeño tamaños. En la agricultura, en fiel acato a las orientaciones del Partido sobre las revoluciones en la semilla y el cultivo de papas y sobre la doble cosecha al año produjeron nuevos ascensos. A lo largo y ancho del país las tierras mínimas, herencias de la sociedad feudal, se convirtieron en grandes parcelas estandarizadas y se consumó la construcción de diversos canales de riego por gravedad, perfeccionando así en más alto nivel la irrigación en el campo. Se crearon muchas granjas ganaderas, piscifactorías y plantas avícolas equipadas con las técnicas de punta. Además se promovió activamente la modernización en la industria siderúrgica y acería, y en todas partes del país se construyeron y renovaron a base de los adelantos técnicos numerosas fábricas de alimentos básicos y otras de industria ligera. Los jóvenes, al construir la Carretera Juventud Héroe (Pyongyang-Nampho) de 40 kilómetros, demostraron su temperamento heroico. Los científicos y técnicos lograron relevantes éxitos en la ciencia básica, la de vitalidad, la informática y otros dominios y con los éxitos en el lanzamiento de satélites y pruebas nucleares pusieron de pleno manifiesto ante el mundo el poderío de la Corea de Juche.

    La política de Songun hizo posible preparar un sólido cimiento para lograr la reintegración nacional de forma independiente y pacífica. Al concederse la primacía en reforzar el poderío militar del país, se frustraron a cada paso los intentos de Estados Unidos y las fuerzas belicistas surcoreanas por provocar una nueva guerra en la Península Coreana, y se aseguraron la paz y la estabilidad en esta región. Entre tanto, en junio de 2000 se celebró el Encuentro Cumbre Norte-Sur, primer evento de su especie en la historia de división nacional, y se dio a luz la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio, un jalón para la reunificación de Corea. De seguida, se abrió una emocionante época denominada con la referida fecha, en que el Norte y el Sur que llevaban relaciones de enemistad y confrontación por más de medio siglo aspiraran a la cohesión y reunificación estrechándose las manos bajo el lema de Entre nosotros, los connacionales, y tuvo lugar en 2007 otro encuentro cumbre Norte-Sur dando lugar a la adaptación de la Declaración del 4 de Octubre, una plataforma práctica de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.

    Nueva era en la obra por la construcción de un Estado potente y próspero

    El deceso tan inesperado, súbito y doloroso del Dirigente Kim Jong Il el 17 de diciembre de 2011 fue la máxima pérdida en la historia coreana de cinco milenios.

    Kim Jong Il fue un destacado teórico e ideólogo, eminente veterano político y gran General de Songun que con sus profundas teorías e ideologías y distinguido arte de mando condujo siempre por el camino victorioso la causa revolucionaria del Juche, un ardiente patriota y generoso padre del pueblo coreano que en su vida entera revolucionaria dedicó gran devoción en aras de la patria y el pueblo. Gracias a él, las inmortales ideas Juche y Songun creadas por el Presidente Kim Il Sung podían expedir sus brillos como idea rectora de la época de independencia; las tradiciones revolucionarias del Paektu se salvaguardaron de modo firme; el poderío del PTC, ejército y Estado llegó al supremo nivel, abriéndose así una era de prosperidad nunca vista en la historia nacional. El mayor mérito de Kim Jong Il consiste en haber defendido de modo seguro el socialismo y preparado un poderoso cimiento político, militar y económico a favor de la eterna prosperidad nacional en los tiempos más duros.

    Hoy el ejército y el pueblo coreanos sienten de corazón que habían venido cumpliendo la revolución enalteciendo al gran hombre como el Sol y padre de la nación y están decididos firmemente a materializar cueste lo que cueste su causa y anhelo.

    Al  frente  dela  lucha  del  pueblo  coreano  por  llevar a  efecto  su  legado  está el Mariscal Kim Jong Un, gran sucesor de la causa del Juche y encarnación de Kim Il Sung y Kim Jong Il en los pensamientos y el arte de dirección, rasgos y virtudes.

    Los solemnes actos festivos por el centenario del Presidente Kim Il Sung efectuados en presencia de Kim Jong Un en abril de 2012 en Pyongyang, retrotrajeron con gran orgullo los últimos cien años de la historia de la nación de Kim Il Sung que ha colocado la dignidad de la patria y del pueblo en una altura que jamás ha conocido en toda su historia y demostraron ante el mundo la firme voluntad del pueblo coreano de coronar una nueva centuria de la construcción de un Estado poderoso y próspero siguiendo el camino de la independencia, de Songun y del socialismo forjado por Kim Il Sung y Kim Jong Il.

    Actualmente el Mariscal Kim Jong Un disfruta de absoluta confianza por el Partido del Trabajo de Corea, ejército y pueblo y se desempeña como Primer Secretario del PTC, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En la VI sesión de la XII legislatura de la APS efectuada en septiembre de 2012 fue aprobada la ley “Sobre la aplicación de la enseñanza obligatoria general de 12 años, una medida que encarna los conceptos de Kim Jong Un sobre las posteridades y el porvenir.

    El exitoso lanzamiento del segundo satélite artificial de la Tierra “Kwangmyongsong 3” el 12 de diciembre del mismo año patentiza que Corea que ha dado inicio a la construcción de la potencia socialista acogerá una época de prosperidad en el futuro no lejano.

    El pueblo coreano, también en lo adelante, llevando el mismo propósito y destino que el estimado camarada Kim Jong Un y levantando en alto la bandera roja de la revolución con la firme convicción en la victoria segura, se esforzará con denuedo por construir un Estado socialista próspero y potente en el siglo XXI.

    Posted at 20:14 |  by Manuel Arismendi
    Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.
    back to top