Artículos destacados
  • Eterno Presidente Kim Il Sung

    Biografía Presidente Kim Il Sung

  • Querido Dirigente Kim Jong Il

    Biografía del Querido Dirigente Kim Jong Il

  • Estimado Mariscal Kim Jong Un

    Biografía del Estimado Mariscal Kim Jong Un

  • Contenido

    domingo, 21 de agosto de 2016

    Donald John Trump, candidato republicano estadounidense a la presidencia, en la campaña electoral dijo: Estados Unidos, en Surcorea, unilateralmente gasta dinero. Beneficia al otro, sufriendo solo la pérdida. Si yo fuese electo presidente, le impondré a Surcorea todo el costo para el estacionamiento de las tropas estadounidenses. Si Surcorea no acepta mi exigencia, las retiraré y no haré caso del desencadenamiento o no de una guerra en la Península Coreana.

    En las condiciones financieras extremadamente depravadas, Estados Unidos consume anualmente 156 000 millones de dólares para mantener unas 800 bases militares en otros países incluyendo las en Surcorea. Trump quiere preguntar si hay necesidad de que su país sufre tantas pérdidas para defender a otros.

    Pero, ¿sería el rompecabezas del imperio que sufre por el acantonamiento de sus tropas en Surcorea analizado solo desde el punto de vista económico como hizo Trump de origen del plutócrata de los bienes inmuebles?

    Pérdidas inauditas

    Las tropas norteamericanas entraron en Surcorea el 8 de septiembre de 1945. Es que lo hicieron con la finalización de la II Guerra Mundial, al socaire del “desarme” del ejército japonés y con la máscara de “libertador”.

    Una vez ocupada a Surcorea, Estados Unidos soñó con dominar a toda Corea y el 25 de junio de 1950 con el ataque anticipado contra Norcorea, desató la guerra coreana. 

    Sobre la Península Coreana lanzó más de 2 millones de efectivos, incluido un tercio de su fuerza terrestre que se jactaba de su “supremacía” en el mundo, un quinto de su fuerza aérea, la mayoría de su Flota del Pacífico y una parte de su Flota del Mediterráneo, así como las huestes de los 15 países seguidores, el ejército surcoreano y los restantes del antiguo ejército japonés, y los materiales bélicos evaluados en 73 millones de toneladas, cifra 11 veces mayor que en la guerra del Pacífico.

    Pero, durante el conflicto de 3 años la parte estadounidense sufrió pérdida tan grande que era difícil de creer. Tuvo a 405 498 norteamericanos muertos, heridos y capturados, y perdió 12 224 aviones y enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales bélicos, pérdida casi 2.3 veces mayor que la sufrida en los 4 años de la guerra del Pacífico.

    Pesadilla horrorosa

    En el territorio norcoreano aún yacen muchos restos de los yanquis muertos durante la pasada guerra coreana.

    En los años de 1990, una parte de ellos se entregaron a Estados Unidos en Panmunjom. Viéndolo por TV los participantes norteamericanos en la pasada guerra coreana se estremecieron porque les hacía recordar la pesadilla que tuvieron durante la pasada guerra coreana.

    Particularmente los gringos y sus familiares estacionados en Surcorea se quedaron cautivados por el gran pavor. El comandante del octavo ejército estadounidense acantonado en Surcorea dijo que en el caso de estallar otra guerra coreana, primero los 36 000 soldados norteamericanos estacionados en aquel tiempo en Surcorea serían muertos y que Estados Unidos, aunque hiciera concesiones, debía prevenir otra guerra en Corea.

    En el caso de que las huestes norteamericanas en Okinawa de Japón y en el territorio estadounidense se movilicen e introduzcan todas en el frente coreano, la consecuencia será más catastrófica. En otras palabras, más yanquis serán muertos y heridos.

    News Week comentó que el cerebro del Pentágono desde los años de 1990 y varias veces efectuó el simulacro de guerra computarizado para agredir a la RPD de Corea y que cada vez resultó que Estados Unidos perdía con el saldo de cientos de miles de muertos.

    Pero, esta es la cosa del pasado. Ahora Estados Unidos se enfrenta a algo más terrible.

    Si no quiere morir quemado

    Norcorea, frente a la constante amenaza de agresión y abierta intimidación con bombas atómicas de Estados Unidos, llegó a poseer la bomba atómica. Ante la agravante amenaza con bombas atómicas de Estados Unidos incluso poseyó la bomba de hidrógeno. Y fortaleciendo en lo cuantitativo y cualitativo las fuerzas armadas nucleares se preparó para eliminar los efectivos norteamericanos estacionados en Surcorea que son el origen de la guerra, las bases militares norteamericanas en Hawai y Guam y hasta las mismas en el territorio estadounidense.

    CNN, en su página Web, insertando la noticia de que recientemente Norcorea lanzó el Hwasong-10, cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance, comentó que Norcorea, a pesar de las duras sanciones internacionales, apareció como ente más peligroso y que las agencias de inteligencia estadounidense ahora “constantemente observan con escrupulosidad a Norcorea”, pero deberían reconocer que ya no tienen más tiempo para hacerlo.

    Un investigador superior del Instituto Cato y asesor especial del presidente Reagan, en su artículo de colaboración titulado Solo con las sanciones no es posible detener a la RPD de Corea dijo que la opción de Estados Unidos era solo negociar con Norcorea y retirar sus tropas del noreste de Asia y que en esta región ser involucrado en la guerra no le daría ninguna ayuda.

    También en su artículo insertado en página de la National Interest, él escribió:

    Norcorea, sin injuriar a Estados Unidos, no pasa ni una semana. No amenaza a Europa, México, Brasil ni Nigeria, sino que quiere atacar con bombas atómicas precisamente a Estados Unidos. Ya tiene bastante la capacidad para ello. Preguntaría si en Surcorea no hubiera las tropas norteamericanas y el imperio no intimidara a Norcorea, ¿por qué este país lo insultaría? Ya hace varios decenios que desapareció la razón por la que las tropas norteamericanas se estacionaran en Surcorea. Que Estados Unidos, si no quiere morir quemado, retire a sus tropas desde Surcorea.

    Rompecabezas de Estados Unidos de América

    Donald John Trump, candidato republicano estadounidense a la presidencia, en la campaña electoral dijo: Estados Unidos, en Surcorea, unilateralmente gasta dinero. Beneficia al otro, sufriendo solo la pérdida. Si yo fuese electo presidente, le impondré a Surcorea todo el costo para el estacionamiento de las tropas estadounidenses. Si Surcorea no acepta mi exigencia, las retiraré y no haré caso del desencadenamiento o no de una guerra en la Península Coreana.

    En las condiciones financieras extremadamente depravadas, Estados Unidos consume anualmente 156 000 millones de dólares para mantener unas 800 bases militares en otros países incluyendo las en Surcorea. Trump quiere preguntar si hay necesidad de que su país sufre tantas pérdidas para defender a otros.

    Pero, ¿sería el rompecabezas del imperio que sufre por el acantonamiento de sus tropas en Surcorea analizado solo desde el punto de vista económico como hizo Trump de origen del plutócrata de los bienes inmuebles?

    Pérdidas inauditas

    Las tropas norteamericanas entraron en Surcorea el 8 de septiembre de 1945. Es que lo hicieron con la finalización de la II Guerra Mundial, al socaire del “desarme” del ejército japonés y con la máscara de “libertador”.

    Una vez ocupada a Surcorea, Estados Unidos soñó con dominar a toda Corea y el 25 de junio de 1950 con el ataque anticipado contra Norcorea, desató la guerra coreana. 

    Sobre la Península Coreana lanzó más de 2 millones de efectivos, incluido un tercio de su fuerza terrestre que se jactaba de su “supremacía” en el mundo, un quinto de su fuerza aérea, la mayoría de su Flota del Pacífico y una parte de su Flota del Mediterráneo, así como las huestes de los 15 países seguidores, el ejército surcoreano y los restantes del antiguo ejército japonés, y los materiales bélicos evaluados en 73 millones de toneladas, cifra 11 veces mayor que en la guerra del Pacífico.

    Pero, durante el conflicto de 3 años la parte estadounidense sufrió pérdida tan grande que era difícil de creer. Tuvo a 405 498 norteamericanos muertos, heridos y capturados, y perdió 12 224 aviones y enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales bélicos, pérdida casi 2.3 veces mayor que la sufrida en los 4 años de la guerra del Pacífico.

    Pesadilla horrorosa

    En el territorio norcoreano aún yacen muchos restos de los yanquis muertos durante la pasada guerra coreana.

    En los años de 1990, una parte de ellos se entregaron a Estados Unidos en Panmunjom. Viéndolo por TV los participantes norteamericanos en la pasada guerra coreana se estremecieron porque les hacía recordar la pesadilla que tuvieron durante la pasada guerra coreana.

    Particularmente los gringos y sus familiares estacionados en Surcorea se quedaron cautivados por el gran pavor. El comandante del octavo ejército estadounidense acantonado en Surcorea dijo que en el caso de estallar otra guerra coreana, primero los 36 000 soldados norteamericanos estacionados en aquel tiempo en Surcorea serían muertos y que Estados Unidos, aunque hiciera concesiones, debía prevenir otra guerra en Corea.

    En el caso de que las huestes norteamericanas en Okinawa de Japón y en el territorio estadounidense se movilicen e introduzcan todas en el frente coreano, la consecuencia será más catastrófica. En otras palabras, más yanquis serán muertos y heridos.

    News Week comentó que el cerebro del Pentágono desde los años de 1990 y varias veces efectuó el simulacro de guerra computarizado para agredir a la RPD de Corea y que cada vez resultó que Estados Unidos perdía con el saldo de cientos de miles de muertos.

    Pero, esta es la cosa del pasado. Ahora Estados Unidos se enfrenta a algo más terrible.

    Si no quiere morir quemado

    Norcorea, frente a la constante amenaza de agresión y abierta intimidación con bombas atómicas de Estados Unidos, llegó a poseer la bomba atómica. Ante la agravante amenaza con bombas atómicas de Estados Unidos incluso poseyó la bomba de hidrógeno. Y fortaleciendo en lo cuantitativo y cualitativo las fuerzas armadas nucleares se preparó para eliminar los efectivos norteamericanos estacionados en Surcorea que son el origen de la guerra, las bases militares norteamericanas en Hawai y Guam y hasta las mismas en el territorio estadounidense.

    CNN, en su página Web, insertando la noticia de que recientemente Norcorea lanzó el Hwasong-10, cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance, comentó que Norcorea, a pesar de las duras sanciones internacionales, apareció como ente más peligroso y que las agencias de inteligencia estadounidense ahora “constantemente observan con escrupulosidad a Norcorea”, pero deberían reconocer que ya no tienen más tiempo para hacerlo.

    Un investigador superior del Instituto Cato y asesor especial del presidente Reagan, en su artículo de colaboración titulado Solo con las sanciones no es posible detener a la RPD de Corea dijo que la opción de Estados Unidos era solo negociar con Norcorea y retirar sus tropas del noreste de Asia y que en esta región ser involucrado en la guerra no le daría ninguna ayuda.

    También en su artículo insertado en página de la National Interest, él escribió:

    Norcorea, sin injuriar a Estados Unidos, no pasa ni una semana. No amenaza a Europa, México, Brasil ni Nigeria, sino que quiere atacar con bombas atómicas precisamente a Estados Unidos. Ya tiene bastante la capacidad para ello. Preguntaría si en Surcorea no hubiera las tropas norteamericanas y el imperio no intimidara a Norcorea, ¿por qué este país lo insultaría? Ya hace varios decenios que desapareció la razón por la que las tropas norteamericanas se estacionaran en Surcorea. Que Estados Unidos, si no quiere morir quemado, retire a sus tropas desde Surcorea.

    Posted at 9:40:00 |  by Manuel Arismendi
    ¡Construyamos una digna potencia reunificada próspera!
    El 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) y hoy es la potencia nuclear independiente.

    Ahora bien, ¿cómo la RPD de Corea, país no grande, pudo poseer la bomba atómica y hasta la de hidrógeno, llegando a figurarse entre las 6 potencias nucleares del mundo?

    Como es conocido por la sociedad internacional, Estados Unidos de América constantemente ha amenazado con armas nucleares a la RPD de Corea. Durante la guerra coreana efectuada al comienzo de la década de 1950 aplicó el chantaje atómico a la RPD de Corea y posteriormente, en la postguerra, en el Sur de Corea introdujo más de 1 000 armas nucleares estratégicas de varios tipos y realizó continuamente simulacros de guerra nuclear contra ella, lo que era una intimidación inaudita. Además, agrupando a sus seguidores, le aplicó sanciones económicas de toda índole y armó el alboroto de los “derechos humanos” y en una intentona de impedir su construcción de la potencia económica y fomento del bienestar del pueblo, recurrió a todos los medios y métodos.

    En efecto, en el tiempo posterior a la aparición del término “hostilidad”, no hubo hostilidad tan intensa, persistente y cruel como la del imperio contra la RPD de Corea.

    El primero le aplicó a la segunda el aislamiento político, el bloqueo económico y la presión militar sin precedentes e incluso trató de bautizarla con la bomba atómica, pretextando la diferencia de la ideología y el régimen y la inobediencia a su ambición agresiva.

    En esto, ¿qué fue la opción de la RPD de Corea?

    Un país, cuando se ve amenazado con aplicar armas nucleares por parte del otro, para defender a sí mismo, no tiene otra alternativa que poseer su propia capacidad de disuasión nuclear. Para un país la única medida para defender su derecho a la existencia, paz y seguridad del atentado con armas nucleares de otros países, es precisamente la tenencia de la bomba atómica.

    La pasada guerra coreana, con la conclusión del acuerdo de armisticio, cesó temporalmente y en realidad, también ahora la RPD de Corea está en estado de guerra contra Norteamérica. Por eso, para aquella es demasiado natural que frente a la amenaza de agresión del imperio, país poseedor de mayor cantidad de bombas atómicas del mundo, tenga la poderosa capacidad disuasiva nuclear y esto constituye una justa contramedida autodefensiva irreprochable por nadie.

    Pero, no es fácil poseer las armas nucleares aunque se lo quiere mucho.

    Lo que admira a la sociedad internacional es el fuerte espíritu de independencia de la RPD de Corea que no se doblega ante la injusticia y el despotismo de las potencias.

    Retrospectivamente, la fabricación de la primera bomba atómica por los imperialistas y la aparición de Estados Unidos como el imperio nuclear fueron un gran infortunio para la humanidad.

    En julio de 1945 cuando Norteamérica logró éxito en la prueba nuclear, su presidente Truman dijo: “De aquí en adelante el mundo se pone bajo los pies de Estados Unidos.” Desde entonces el imperio, valiéndose de las bombas atómicas, intimidó a los países, las naciones, que consideraba como impedimento de la realización de su estrategia de dominio del mundo y se entregó a la coacción y la arbitrariedad.

    No solo fueron los imperialistas que tuvieron el ideal de que la posesión de la bomba atómica es precisamente el dominio del mundo. Incluso las potencias supuestamente aspirantes al progreso y el socialismo no gustaron del autofortalecimiento de otros países, quisieron que obedeciendo a su batuta disfrutaran de la “estabilidad” y la “paz” e intervinieron en sus asuntos internos.

    En 1968 se concertó el Tratado de No Proliferación Nuclear que reconoce solo a los países específicamente definidos como países nucleares e impide que los demás tengan armas nucleares. No era nada más que una sanción estipulada por la ley internacional de dominio de los países nucleares.

    Que obedezca o muera, esta es la ética política que reclaman Estados Unidos y otras potencias y el modo de existir impuesto a los países débiles.

    Hay países que vencidos ante la presión de las potencias nucleares, renunciaron a sus armas nucleares hechas.

    Pero la RPD de Corea, ante la amenaza y el chantaje de las potencias, no concedió ni les obedeció mansamente. Con elevada y plena conciencia de independencia y consecuente convicción y coraje, dice lo que quiere en las arenas internacionales y digan lo que digan otros, hace lo que quiere.

    Con la misma convicción y coraje, a la abierta intimidación de la anticipada  nuclear de Norteamérica, respondió con la posesión de la bomba atómica y ante la agravación de la misma, continuamente fortaleció en lo cuantitativo y cualitativo su capacidad de disuasión nuclear. Para frenarlo, Estados Unidos y otras potencias nucleares confabuladas con aquel y los países que consideran que sin agradarlas no pueden vivir, se movilizaron en las “sanciones” y el “bloqueo”, pero esto no rindió ningún efecto.

    En enero pasado la RPD de Corea realizó la prueba de la bomba de hidrógeno, lo cual fue, en efecto, un gran suceso de trascendencia mundial.

    La bomba de hidrógeno de la RPD de Corea invalidó la supremacía de la bomba atómica de las potencias que pretenden el dominio del mundo y puso fin a la historia de las armas nucleares llena de injusticias. Desmanteló el inicuo y desigual orden internacional por el que durante largo tiempo los pequeños países se vieron oprimidos por el despotismo de las potencias y sufrieron la esclavitud, la servidumbre, el desastre y el sacrificio y abrió un nuevo camino para crear un mundo nuevo, equitativo y justiciero.

    Por eso, la sociedad internacional apoya de corazón la posesión de la bomba atómica de la RPD de Corea.

    Posteriormente a la prueba de la bomba de hidrógeno, los delegados de los países en vías de desarrollo acreditados en la ONU dijeron: “Complaceríamos que la RPD de Corea sea miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y represente nuestra posición”.

    Potencia nuclear independiente

    ¡Construyamos una digna potencia reunificada próspera!
    El 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) y hoy es la potencia nuclear independiente.

    Ahora bien, ¿cómo la RPD de Corea, país no grande, pudo poseer la bomba atómica y hasta la de hidrógeno, llegando a figurarse entre las 6 potencias nucleares del mundo?

    Como es conocido por la sociedad internacional, Estados Unidos de América constantemente ha amenazado con armas nucleares a la RPD de Corea. Durante la guerra coreana efectuada al comienzo de la década de 1950 aplicó el chantaje atómico a la RPD de Corea y posteriormente, en la postguerra, en el Sur de Corea introdujo más de 1 000 armas nucleares estratégicas de varios tipos y realizó continuamente simulacros de guerra nuclear contra ella, lo que era una intimidación inaudita. Además, agrupando a sus seguidores, le aplicó sanciones económicas de toda índole y armó el alboroto de los “derechos humanos” y en una intentona de impedir su construcción de la potencia económica y fomento del bienestar del pueblo, recurrió a todos los medios y métodos.

    En efecto, en el tiempo posterior a la aparición del término “hostilidad”, no hubo hostilidad tan intensa, persistente y cruel como la del imperio contra la RPD de Corea.

    El primero le aplicó a la segunda el aislamiento político, el bloqueo económico y la presión militar sin precedentes e incluso trató de bautizarla con la bomba atómica, pretextando la diferencia de la ideología y el régimen y la inobediencia a su ambición agresiva.

    En esto, ¿qué fue la opción de la RPD de Corea?

    Un país, cuando se ve amenazado con aplicar armas nucleares por parte del otro, para defender a sí mismo, no tiene otra alternativa que poseer su propia capacidad de disuasión nuclear. Para un país la única medida para defender su derecho a la existencia, paz y seguridad del atentado con armas nucleares de otros países, es precisamente la tenencia de la bomba atómica.

    La pasada guerra coreana, con la conclusión del acuerdo de armisticio, cesó temporalmente y en realidad, también ahora la RPD de Corea está en estado de guerra contra Norteamérica. Por eso, para aquella es demasiado natural que frente a la amenaza de agresión del imperio, país poseedor de mayor cantidad de bombas atómicas del mundo, tenga la poderosa capacidad disuasiva nuclear y esto constituye una justa contramedida autodefensiva irreprochable por nadie.

    Pero, no es fácil poseer las armas nucleares aunque se lo quiere mucho.

    Lo que admira a la sociedad internacional es el fuerte espíritu de independencia de la RPD de Corea que no se doblega ante la injusticia y el despotismo de las potencias.

    Retrospectivamente, la fabricación de la primera bomba atómica por los imperialistas y la aparición de Estados Unidos como el imperio nuclear fueron un gran infortunio para la humanidad.

    En julio de 1945 cuando Norteamérica logró éxito en la prueba nuclear, su presidente Truman dijo: “De aquí en adelante el mundo se pone bajo los pies de Estados Unidos.” Desde entonces el imperio, valiéndose de las bombas atómicas, intimidó a los países, las naciones, que consideraba como impedimento de la realización de su estrategia de dominio del mundo y se entregó a la coacción y la arbitrariedad.

    No solo fueron los imperialistas que tuvieron el ideal de que la posesión de la bomba atómica es precisamente el dominio del mundo. Incluso las potencias supuestamente aspirantes al progreso y el socialismo no gustaron del autofortalecimiento de otros países, quisieron que obedeciendo a su batuta disfrutaran de la “estabilidad” y la “paz” e intervinieron en sus asuntos internos.

    En 1968 se concertó el Tratado de No Proliferación Nuclear que reconoce solo a los países específicamente definidos como países nucleares e impide que los demás tengan armas nucleares. No era nada más que una sanción estipulada por la ley internacional de dominio de los países nucleares.

    Que obedezca o muera, esta es la ética política que reclaman Estados Unidos y otras potencias y el modo de existir impuesto a los países débiles.

    Hay países que vencidos ante la presión de las potencias nucleares, renunciaron a sus armas nucleares hechas.

    Pero la RPD de Corea, ante la amenaza y el chantaje de las potencias, no concedió ni les obedeció mansamente. Con elevada y plena conciencia de independencia y consecuente convicción y coraje, dice lo que quiere en las arenas internacionales y digan lo que digan otros, hace lo que quiere.

    Con la misma convicción y coraje, a la abierta intimidación de la anticipada  nuclear de Norteamérica, respondió con la posesión de la bomba atómica y ante la agravación de la misma, continuamente fortaleció en lo cuantitativo y cualitativo su capacidad de disuasión nuclear. Para frenarlo, Estados Unidos y otras potencias nucleares confabuladas con aquel y los países que consideran que sin agradarlas no pueden vivir, se movilizaron en las “sanciones” y el “bloqueo”, pero esto no rindió ningún efecto.

    En enero pasado la RPD de Corea realizó la prueba de la bomba de hidrógeno, lo cual fue, en efecto, un gran suceso de trascendencia mundial.

    La bomba de hidrógeno de la RPD de Corea invalidó la supremacía de la bomba atómica de las potencias que pretenden el dominio del mundo y puso fin a la historia de las armas nucleares llena de injusticias. Desmanteló el inicuo y desigual orden internacional por el que durante largo tiempo los pequeños países se vieron oprimidos por el despotismo de las potencias y sufrieron la esclavitud, la servidumbre, el desastre y el sacrificio y abrió un nuevo camino para crear un mundo nuevo, equitativo y justiciero.

    Por eso, la sociedad internacional apoya de corazón la posesión de la bomba atómica de la RPD de Corea.

    Posteriormente a la prueba de la bomba de hidrógeno, los delegados de los países en vías de desarrollo acreditados en la ONU dijeron: “Complaceríamos que la RPD de Corea sea miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y represente nuestra posición”.

    Posted at 9:24:00 |  by Manuel Arismendi
    En los últimos tiempos Japón se entusiasma en despertar la opinión pública contra la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea).

    Su ministro de Relaciones Exteriores, Kishida dijo que no podía tolerar jamás el habla y la acción provocativos de Norcorea que hacía en protesta de los ejercicios militares conjuntos Estados Unidos-Surcorea realizados contra ella misma desde el 7 del marzo pasado hasta el 30 de abril y que era preciso fortalecer la presión internacional sobre la misma. También su ministro de Defensa, Nakatani expresó que no se podía negar la probabilidad de que Norcorea perpetrara provocaciones adicionales y que era preciso prepararse plenamente para hacer frente a la posible emergencia.

    Lo mismo ocurrió en la “IV Cumbre de Seguridad Nuclear” efectuada hace poco en Washington.

    En víspera de la reunión, un medio de prensa ruso había comentado que la “Cumbre de Seguridad Nuclear” debía exigirle la disculpa a Estados Unidos, el principal país de crimen nuclear del mundo y no ser una reunión de carácter inmoral que tergiversara el problema nuclear de la Península Coreana.

    De hecho, Estados Unidos perdió mucho antes la cualidad moral de auspiciar el foro internacional como la “Cumbre de Seguridad Nuclear”. Porque es el primer país que fabricó la bomba atómica y el único que la usó contra la humanidad.

    Pero, Abe, premier japonés, lejos de exigirle disculpa al imperio que atentó a su país con la bomba atómica, se situó a su lado en poner en tela de juicio el “problema nuclear” de la RPD de Corea.

    Retrospectivamente, al final de la II Guerra Mundial, Norteamérica, arrojando bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki de Japón, los redujo a cenizas y mató en masa a los habitantes, pero sobre esto ni una vez reflexionó y hasta la fecha no se va a responsabilizar.

    Japón, el primero y único país bautizado con la bomba atómica, en relación con el problema nuclear, sigue a Estados Unidos, país culpable, lo cual es, de veras, una caricatura política.

    Ahora bien, ¿qué es su naturaleza?

    Es cobrar el amparo y apoyo del imperio para, por momento, ver satisfecha su ambición política de ser miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y a la larga, hacer realidad su sueño con la “Gran Esfera de Coprosperidad de Asia Oriental” no realizado en el pasado.

    Abe, durante su visita a Estados Unidos, disgustándose de la censura de la sociedad internacional contra la inclinación de su país hacia la derecha, dijo: “Si quieren calificarme de militarista derechista, háganlo, por favor”, revelando tal como era la naturaleza de su país.

    Hoy, Japón constituye la más peligrosa fuerza bélica en el planeta y el armamento de sus Fuerzas de Autodefensa está a la altura de las potencias militares del mundo.

    El primer objeto de agresión de Japón es Corea. En la pasada guerra coreana Japón, por ser país vencido en la II Guerra Mundial, no pudo participar abiertamente, sino que solo le sirvió de guía a Estados Unidos, pero ahora para tomar la delantera de la agresión a Corea, hace desesperados esfuerzos.

    Su naturaleza es bien confirmada también por la visita al Santuario Yasukuni que se realiza todos los años.

    En el santuario-templo se conservan las tablillas mortuorias de Tojo y otros delincuentes especiales que cometieron crímenes de guerra sin precedentes en la historia, los más crueles y bárbaros, símbolo de la historia de agresión de Japón y objeto de condena de los pueblos de Corea y del resto de Asia y del mundo.

    El premier y otros burócratas de alto rango visitan regularmente al santuario para convertir a los criminales de guerra en “patriotas”, insuflarles a los habitantes el militarismo y no la conciencia de los crímenes del pasado, para establecer un ambiente de reagresión en la sociedad.

    Japón, desde hace mucho tiempo, de una y otra manera abrogó uno tras otro los aparatos jurídicos e institucionales que obstaculizaban su agresión al exterior. El año pasado revisó su guía de la cooperación de defensa con Estados Unidos y adoptó la ley de la seguridad, haciendo posible que las “fuerzas armadas de autodefensa”, al socaire de la ayuda militar a las tropas norteamericanas, maniobren en cualquier lugar del mundo y ejerzan el “derecho de autodefensa colectiva”. El ejercicio de este derecho por parte de Japón significa precisamente su participación en la guerra.

    La naturaleza de Japón es bien confirmada también por la acción de su círculo político que hace recordar justamente el gabinete bélico de la era del antiguo imperio. 
    El mandatario mismo, hablando del envío al exterior de las huestes y la revisión de la constitución, agita la agresión al extranjero.

    Atribuye la derrota de su país en la II Guerra Mundial a la debilidad de las fuerzas militares e impulsa la conversión del país en la potencia militar, lo cual amenaza otra vez la región asiática.

    La reagresión japonesa al continente asiático es cuestión de tiempo. Ya es iniciada. Su primera destinación es precisamente la RPD de Corea.

    Pero, Japón está equivocado. Se olvida de que Corea no es Corea de ayer que no estaba en debidas condiciones de reaccionar a su agresión, estaba completamente privada de la soberanía nacional. Corea socialista de hoy es una de las 6 potencias nucleares que cuenta hasta con la bomba de hidrógeno y está decidida a castigar a Japón que lejos de pedir disculpa de sus crímenes del pasado e indemnizarlos, pretende la reagresión.

    Si Japón, negando la realidad, termina por emprender la reagresión, esto lo llevará a la ruina.

    Naturaleza de Japón

    En los últimos tiempos Japón se entusiasma en despertar la opinión pública contra la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea).

    Su ministro de Relaciones Exteriores, Kishida dijo que no podía tolerar jamás el habla y la acción provocativos de Norcorea que hacía en protesta de los ejercicios militares conjuntos Estados Unidos-Surcorea realizados contra ella misma desde el 7 del marzo pasado hasta el 30 de abril y que era preciso fortalecer la presión internacional sobre la misma. También su ministro de Defensa, Nakatani expresó que no se podía negar la probabilidad de que Norcorea perpetrara provocaciones adicionales y que era preciso prepararse plenamente para hacer frente a la posible emergencia.

    Lo mismo ocurrió en la “IV Cumbre de Seguridad Nuclear” efectuada hace poco en Washington.

    En víspera de la reunión, un medio de prensa ruso había comentado que la “Cumbre de Seguridad Nuclear” debía exigirle la disculpa a Estados Unidos, el principal país de crimen nuclear del mundo y no ser una reunión de carácter inmoral que tergiversara el problema nuclear de la Península Coreana.

    De hecho, Estados Unidos perdió mucho antes la cualidad moral de auspiciar el foro internacional como la “Cumbre de Seguridad Nuclear”. Porque es el primer país que fabricó la bomba atómica y el único que la usó contra la humanidad.

    Pero, Abe, premier japonés, lejos de exigirle disculpa al imperio que atentó a su país con la bomba atómica, se situó a su lado en poner en tela de juicio el “problema nuclear” de la RPD de Corea.

    Retrospectivamente, al final de la II Guerra Mundial, Norteamérica, arrojando bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki de Japón, los redujo a cenizas y mató en masa a los habitantes, pero sobre esto ni una vez reflexionó y hasta la fecha no se va a responsabilizar.

    Japón, el primero y único país bautizado con la bomba atómica, en relación con el problema nuclear, sigue a Estados Unidos, país culpable, lo cual es, de veras, una caricatura política.

    Ahora bien, ¿qué es su naturaleza?

    Es cobrar el amparo y apoyo del imperio para, por momento, ver satisfecha su ambición política de ser miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y a la larga, hacer realidad su sueño con la “Gran Esfera de Coprosperidad de Asia Oriental” no realizado en el pasado.

    Abe, durante su visita a Estados Unidos, disgustándose de la censura de la sociedad internacional contra la inclinación de su país hacia la derecha, dijo: “Si quieren calificarme de militarista derechista, háganlo, por favor”, revelando tal como era la naturaleza de su país.

    Hoy, Japón constituye la más peligrosa fuerza bélica en el planeta y el armamento de sus Fuerzas de Autodefensa está a la altura de las potencias militares del mundo.

    El primer objeto de agresión de Japón es Corea. En la pasada guerra coreana Japón, por ser país vencido en la II Guerra Mundial, no pudo participar abiertamente, sino que solo le sirvió de guía a Estados Unidos, pero ahora para tomar la delantera de la agresión a Corea, hace desesperados esfuerzos.

    Su naturaleza es bien confirmada también por la visita al Santuario Yasukuni que se realiza todos los años.

    En el santuario-templo se conservan las tablillas mortuorias de Tojo y otros delincuentes especiales que cometieron crímenes de guerra sin precedentes en la historia, los más crueles y bárbaros, símbolo de la historia de agresión de Japón y objeto de condena de los pueblos de Corea y del resto de Asia y del mundo.

    El premier y otros burócratas de alto rango visitan regularmente al santuario para convertir a los criminales de guerra en “patriotas”, insuflarles a los habitantes el militarismo y no la conciencia de los crímenes del pasado, para establecer un ambiente de reagresión en la sociedad.

    Japón, desde hace mucho tiempo, de una y otra manera abrogó uno tras otro los aparatos jurídicos e institucionales que obstaculizaban su agresión al exterior. El año pasado revisó su guía de la cooperación de defensa con Estados Unidos y adoptó la ley de la seguridad, haciendo posible que las “fuerzas armadas de autodefensa”, al socaire de la ayuda militar a las tropas norteamericanas, maniobren en cualquier lugar del mundo y ejerzan el “derecho de autodefensa colectiva”. El ejercicio de este derecho por parte de Japón significa precisamente su participación en la guerra.

    La naturaleza de Japón es bien confirmada también por la acción de su círculo político que hace recordar justamente el gabinete bélico de la era del antiguo imperio. 
    El mandatario mismo, hablando del envío al exterior de las huestes y la revisión de la constitución, agita la agresión al extranjero.

    Atribuye la derrota de su país en la II Guerra Mundial a la debilidad de las fuerzas militares e impulsa la conversión del país en la potencia militar, lo cual amenaza otra vez la región asiática.

    La reagresión japonesa al continente asiático es cuestión de tiempo. Ya es iniciada. Su primera destinación es precisamente la RPD de Corea.

    Pero, Japón está equivocado. Se olvida de que Corea no es Corea de ayer que no estaba en debidas condiciones de reaccionar a su agresión, estaba completamente privada de la soberanía nacional. Corea socialista de hoy es una de las 6 potencias nucleares que cuenta hasta con la bomba de hidrógeno y está decidida a castigar a Japón que lejos de pedir disculpa de sus crímenes del pasado e indemnizarlos, pretende la reagresión.

    Si Japón, negando la realidad, termina por emprender la reagresión, esto lo llevará a la ruina.

    Posted at 9:17:00 |  by Manuel Arismendi
    Muyedobothongji, clásica nacional de Corea, fue notada como patrimonio de registro mundial, como el de la región de Asia- Pacífico.

    Se trata de un antiguo libro ilustrado del arte marcial, que sintetiza y sistematiza globalmente el arte marcial tradicional de la nación coreana, la raíz histórica de Taekwondo ampliamente difundido en más de 120 países.

    El libro explica gráficamente los movimientos del arte marcial.

    Fue redactado por las instrucciones de Jongjo, XXII rey (1777-1800) de la dinastía feudal de Joson y lleva el prólogo escrito por él mismo. Fue editado en 4 tomos en abril de 1790.

    Explica los movimientos de varias artes marciales como la aplicación del sable, la lanza, la cachiporra y el manotazo y la equitación.

    Los datos del manotazo mencionado fueron preparados en la era de Kojoson (Corea antigua), primer Estado de la nación coreana, fundado por Tangun al comienzo del siglo XXX a.n.e., enriquecidos más en la de Coguryo (277 a.n.e.-668 d.n.e.) que fue el país más poderoso en la historia de Corea de la Edad media y cuando se preponderaba el culto al arte marcial como la equitación y el tiro con arco, perfeccionados en la de Coryo (918-1392), primer Estado unificado de la nación coreana y la de la dinastía feudal de Joson (1392-1910), último Estado feudal de Corea.

    Las poses y movimientos del manotazo son iguales o similares a los de Taekwondo que se difunde ampliamente a escala mundial.
    Muyedobothongji que tiene importancia para estudiar no solo el arte marcial de Corea sino también la larga historia del arte marcial del Oriente, el origen del mismo, era en aquel tiempo un libro de la norma del arte marcial perfeccionado.

    Contiene xilograficadas todas las armas e instrumentos que se utilizan para varios tipos de arte marcial y los movimientos que se hacen con ellos. Muestra el avanzado nivel de la imprenta de Corea que alcanzó en aquel tiempo.

    Su característica importante consiste en que la explicación está acompañada de los dibujos. Conlleva dibujos por secciones de los movimientos y como adición dibujos en serie por movimientos, facilitando reproducir los movimientos en serie del arte marcial como la partitura musical.

    El libro tiene gran importancia también desde el punto de vista pictórico. Sus gráficas son, según dicen, dibujadas por Kim Hong Do (1760-?), famoso pintor de aquel tiempo.

    Kim Hong Do al que se refiere, es pintor que representa el tiempo comprendido entre el siglo XVIII y el XIX.

    Según los datos, ya en 1771, cinco años antes de que Jongjo subiera al trono, lo había retratado. En 1781, cumplimentando la orden del rey Jongjo, Kim Hong Do y otros dos pintores sacaron su retrato y el rey, que había visto el dibujo, tres días después llamó a Kim Hong Do para que lo retratara.

    Desde entonces, el rey le confió todas las labores relacionadas con la pintura.

    Kim Hong Do es conocido como pintor maestro que llevó a una nueva fase de desarrollo la pintura de Corea del tiempo que va del siglo XVIII al XIX y sus obras se consideran también ahora como valioso tesoro de la nación coreana.

    Es que por tener las obras de este pintor, Muyedobothongji es más ampliamente conocido.

    Pero, el libro pasó vicisitudes. Japón que tenía ocupada de 1905 a 1945 a Corea, lo robó e intentó eliminar todas sus copias restantes en Corea, las cuales, según las medidas tomadas por Kim Il Sung, eterno Presidente de la República Popular Democrática de Corea, durante la pasada guerra coreana para encontrar y conservar a escala nacional todos los patrimonios culturales del país, fueron colectas en 1952 en la provincia de Phyong-an del Sur para luego entregarlas a la Librería Central de Estado de aquel tiempo.

    El presidente del comité seccional del registro de la región Asia-El Pacífico del patrimonio de registro del mundo dijo que Muyedobothongji, por contener también el arte marcial de China y Japón, constituye un patrimonio de muy gran valor histórico y trascendencia mundial.

    El libro está conservado ahora en la librería de las clásicas nacionales del Palacio de Estudio del Pueblo en Pyongyang.

    Muyedobothongji: patrimonio mundial de la humanidad

    Muyedobothongji, clásica nacional de Corea, fue notada como patrimonio de registro mundial, como el de la región de Asia- Pacífico.

    Se trata de un antiguo libro ilustrado del arte marcial, que sintetiza y sistematiza globalmente el arte marcial tradicional de la nación coreana, la raíz histórica de Taekwondo ampliamente difundido en más de 120 países.

    El libro explica gráficamente los movimientos del arte marcial.

    Fue redactado por las instrucciones de Jongjo, XXII rey (1777-1800) de la dinastía feudal de Joson y lleva el prólogo escrito por él mismo. Fue editado en 4 tomos en abril de 1790.

    Explica los movimientos de varias artes marciales como la aplicación del sable, la lanza, la cachiporra y el manotazo y la equitación.

    Los datos del manotazo mencionado fueron preparados en la era de Kojoson (Corea antigua), primer Estado de la nación coreana, fundado por Tangun al comienzo del siglo XXX a.n.e., enriquecidos más en la de Coguryo (277 a.n.e.-668 d.n.e.) que fue el país más poderoso en la historia de Corea de la Edad media y cuando se preponderaba el culto al arte marcial como la equitación y el tiro con arco, perfeccionados en la de Coryo (918-1392), primer Estado unificado de la nación coreana y la de la dinastía feudal de Joson (1392-1910), último Estado feudal de Corea.

    Las poses y movimientos del manotazo son iguales o similares a los de Taekwondo que se difunde ampliamente a escala mundial.
    Muyedobothongji que tiene importancia para estudiar no solo el arte marcial de Corea sino también la larga historia del arte marcial del Oriente, el origen del mismo, era en aquel tiempo un libro de la norma del arte marcial perfeccionado.

    Contiene xilograficadas todas las armas e instrumentos que se utilizan para varios tipos de arte marcial y los movimientos que se hacen con ellos. Muestra el avanzado nivel de la imprenta de Corea que alcanzó en aquel tiempo.

    Su característica importante consiste en que la explicación está acompañada de los dibujos. Conlleva dibujos por secciones de los movimientos y como adición dibujos en serie por movimientos, facilitando reproducir los movimientos en serie del arte marcial como la partitura musical.

    El libro tiene gran importancia también desde el punto de vista pictórico. Sus gráficas son, según dicen, dibujadas por Kim Hong Do (1760-?), famoso pintor de aquel tiempo.

    Kim Hong Do al que se refiere, es pintor que representa el tiempo comprendido entre el siglo XVIII y el XIX.

    Según los datos, ya en 1771, cinco años antes de que Jongjo subiera al trono, lo había retratado. En 1781, cumplimentando la orden del rey Jongjo, Kim Hong Do y otros dos pintores sacaron su retrato y el rey, que había visto el dibujo, tres días después llamó a Kim Hong Do para que lo retratara.

    Desde entonces, el rey le confió todas las labores relacionadas con la pintura.

    Kim Hong Do es conocido como pintor maestro que llevó a una nueva fase de desarrollo la pintura de Corea del tiempo que va del siglo XVIII al XIX y sus obras se consideran también ahora como valioso tesoro de la nación coreana.

    Es que por tener las obras de este pintor, Muyedobothongji es más ampliamente conocido.

    Pero, el libro pasó vicisitudes. Japón que tenía ocupada de 1905 a 1945 a Corea, lo robó e intentó eliminar todas sus copias restantes en Corea, las cuales, según las medidas tomadas por Kim Il Sung, eterno Presidente de la República Popular Democrática de Corea, durante la pasada guerra coreana para encontrar y conservar a escala nacional todos los patrimonios culturales del país, fueron colectas en 1952 en la provincia de Phyong-an del Sur para luego entregarlas a la Librería Central de Estado de aquel tiempo.

    El presidente del comité seccional del registro de la región Asia-El Pacífico del patrimonio de registro del mundo dijo que Muyedobothongji, por contener también el arte marcial de China y Japón, constituye un patrimonio de muy gran valor histórico y trascendencia mundial.

    El libro está conservado ahora en la librería de las clásicas nacionales del Palacio de Estudio del Pueblo en Pyongyang.

    Posted at 9:05:00 |  by Manuel Arismendi
    El 24 de octubre de 1945 se fundó la ONU, lo cual fue la encarnación de la aspiración de los pueblos del mundo a lograr que a partir del ideal de que las posteridades no sufran el desastre de la guerra que la actual generación padeció dos veces, se lleven armoniosamente unos con otros, y el unánime deseo de la sociedad internacional de preservar conjuntamente la paz y la seguridad del mundo y fomentar el desarrollo de la economía mundial.

    Pero, hoy la palestra política mundial se convierte en un lugar donde se ignoran hasta los más elementales principios de las relaciones internacionales como el aprecio de la soberanía estatal, la integridad territorial, la solución pacífica de los disensos internacionales y la no injerencia en los asuntos internos, acordados y estipulados por la humanidad, y predomina la violencia de las potencias.

    Lo más intolerable es que las fuerzas imperialistas acaudilladas por Estados Unidos le conceden a la ONU la prioridad de la política mundial y abusan de ella, atentando abiertamente contra la soberanía y el derecho a la existencia de los países débiles.

    No es porque la ONU tiene su sede en el territorio estadounidense, pertenece a Norteamérica. Pero el imperio, tomándola por su institución inferior, manipula a su antojo sus oficinas, se comporta como “policía mundial”, interviene en los asuntos internos de otros países, les impone su voluntad; propone el bandolerismo de que otros países no deben hacer lo que él hace y cuestiona hasta el ejercicio de los legítimos derechos y la justa soberanía de los países soberanos.

    A los países que lo contravienen o no entran en su agrado los califica como “países bribones” y “amenaza para la sociedad internacional” y fabricando las supuestas “resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, viola cruelmente su soberanía y derecho a la existencia. Les aplica por todos los medios sanciones y presiones políticas y económicas y no contento con esto, en pleno día asesina a los jefes de Estado o introduce abiertamente sus fuerzas armadas para echar a pique los gobiernos.

    Lo comprueba el estado trágico de desintegrada Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y Siria, atropellados cruelmente por el cañonazo de Estados Unidos y sus seguidores.
    Que nos obedezcan o mueran, esta es la ética política que proponen Norteamérica y otras potencias que se adueñan del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Esta organización internacional que suele sacar a colación la “violación de los derechos humanos” y la “represión de la democracia” de otros países, como el ciego hace vista gorda de lo de Estados Unidos y otras potencias. Como es conocido por todos, el imperio, en los años de 60 y 70 del siglo pasado, ejecutó a hurtadillas más de 900 veces el terrorismo contra las célebres personalidades del círculo político y las figuras gubernamentales de varios países. La CIA, más de 600 veces, intentó asesinar a hurtadillas al jefe de Estado de un país de tendencia antiestadounidense. Como consecuencia de las maquinaciones de Estados Unidos y sus seguidores en los años del 90 del siglo pasado, unos 50 países pasaron fratricida con el saldo de sacrificio de los 4 millones de civiles.

    Las potencias de minoría, a costa de la sangre, el sudor y el sacrificio de los países débiles de mayoría que vimos arriba, logran el “desarrollo” y la “prosperidad”. Esta es la actualidad de la sociedad internacional que tiene la ONU como fondo.

    El estado real de la ONU que se pone extremadamente imparcial y degenera de día en día, se comprueba más patentemente por el suceso que en los últimos tiempos acaece con respecto a la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea).

    Ahora Estados Unidos y sus seguidores, tildando la RPD de Corea del “ser imperdonable” en la sociedad internacional, el “origen del mal”, le aplican sanciones políticas y presiones militares sin precedentes en la historia.

    En cuanto al fortalecimiento de la capacidad de disuasión nuclear para la defensa y las medidas militares de la RPD de Corea los califican como la “seria amenaza” sobre la paz y seguridad del mundo, cacarean abiertamente del “cambio del gobierno” y el “desmoronamiento del régimen” y movilizan gran cantidad de medios de ataque nucleares e incluso las huestes de combate especial.

    Con todo, la ONU no pone en la agenda siquiera esta coacción y despotismo sino que, por el contrario, solo adopta la “resolución sobre las sanciones” contra la RPD de Corea.

    Es que deja ver su humildad como aparato político que lejos de mantener la imparcialidad y los principios en sus actividades, les sirve a las potencias.

    Si no se cuestiona que una potencia cometa a su albedrío cualquier maldad y perpetre abierta dominación e injerencia en otros países, la coacción y el despotismo sino que, por el contrario, la justa meditación y empeño para hacerle frente, para fortalecerse a sí mismo y desarrollarse de manera independiente, se consideran como crímenes y deben ser objetos de las sanciones y la presión, acaso, ¿diríase que aquí hay la justicia internacional y la imparcialidad que reclama la ONU?

    En la sociedad internacional hay países grandes y pequeños, pero no superiores e inferiores.

    El aprecio a la soberanía, la no intervención en los asuntos internos ajenos, la igualdad y el beneficio mutuo, son, de veras, principios fundamentales estipulados por la Carta de la ONU y la condición previa del mantenimiento de la paz.

    Ignorando esto, si la ONU toma la exigencia unilateral de Estados Unidos y otras potencias por la norma de sus actividades y le hace coro sin miramiento alguno a su injusta propuesta, ninguno confiará en ella.

    La ONU no con la norma, el patrón de doble rasero, debe presionar a la RPD de Corea y otros países pequeños y poner gran obstáculo en su aspiración a la independencia y desarrollo, sino cumplir con su misión como organización internacional para realizarles equitativamente a los pueblos su aspiración y deseo por la paz y seguridad del mundo.

    Esto es lo que con motivo del aniversario de la fundación de la ONU, la sociedad internacional exige unánimemente.

    ONU, ¿para quién es?

    El 24 de octubre de 1945 se fundó la ONU, lo cual fue la encarnación de la aspiración de los pueblos del mundo a lograr que a partir del ideal de que las posteridades no sufran el desastre de la guerra que la actual generación padeció dos veces, se lleven armoniosamente unos con otros, y el unánime deseo de la sociedad internacional de preservar conjuntamente la paz y la seguridad del mundo y fomentar el desarrollo de la economía mundial.

    Pero, hoy la palestra política mundial se convierte en un lugar donde se ignoran hasta los más elementales principios de las relaciones internacionales como el aprecio de la soberanía estatal, la integridad territorial, la solución pacífica de los disensos internacionales y la no injerencia en los asuntos internos, acordados y estipulados por la humanidad, y predomina la violencia de las potencias.

    Lo más intolerable es que las fuerzas imperialistas acaudilladas por Estados Unidos le conceden a la ONU la prioridad de la política mundial y abusan de ella, atentando abiertamente contra la soberanía y el derecho a la existencia de los países débiles.

    No es porque la ONU tiene su sede en el territorio estadounidense, pertenece a Norteamérica. Pero el imperio, tomándola por su institución inferior, manipula a su antojo sus oficinas, se comporta como “policía mundial”, interviene en los asuntos internos de otros países, les impone su voluntad; propone el bandolerismo de que otros países no deben hacer lo que él hace y cuestiona hasta el ejercicio de los legítimos derechos y la justa soberanía de los países soberanos.

    A los países que lo contravienen o no entran en su agrado los califica como “países bribones” y “amenaza para la sociedad internacional” y fabricando las supuestas “resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, viola cruelmente su soberanía y derecho a la existencia. Les aplica por todos los medios sanciones y presiones políticas y económicas y no contento con esto, en pleno día asesina a los jefes de Estado o introduce abiertamente sus fuerzas armadas para echar a pique los gobiernos.

    Lo comprueba el estado trágico de desintegrada Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y Siria, atropellados cruelmente por el cañonazo de Estados Unidos y sus seguidores.
    Que nos obedezcan o mueran, esta es la ética política que proponen Norteamérica y otras potencias que se adueñan del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Esta organización internacional que suele sacar a colación la “violación de los derechos humanos” y la “represión de la democracia” de otros países, como el ciego hace vista gorda de lo de Estados Unidos y otras potencias. Como es conocido por todos, el imperio, en los años de 60 y 70 del siglo pasado, ejecutó a hurtadillas más de 900 veces el terrorismo contra las célebres personalidades del círculo político y las figuras gubernamentales de varios países. La CIA, más de 600 veces, intentó asesinar a hurtadillas al jefe de Estado de un país de tendencia antiestadounidense. Como consecuencia de las maquinaciones de Estados Unidos y sus seguidores en los años del 90 del siglo pasado, unos 50 países pasaron fratricida con el saldo de sacrificio de los 4 millones de civiles.

    Las potencias de minoría, a costa de la sangre, el sudor y el sacrificio de los países débiles de mayoría que vimos arriba, logran el “desarrollo” y la “prosperidad”. Esta es la actualidad de la sociedad internacional que tiene la ONU como fondo.

    El estado real de la ONU que se pone extremadamente imparcial y degenera de día en día, se comprueba más patentemente por el suceso que en los últimos tiempos acaece con respecto a la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea).

    Ahora Estados Unidos y sus seguidores, tildando la RPD de Corea del “ser imperdonable” en la sociedad internacional, el “origen del mal”, le aplican sanciones políticas y presiones militares sin precedentes en la historia.

    En cuanto al fortalecimiento de la capacidad de disuasión nuclear para la defensa y las medidas militares de la RPD de Corea los califican como la “seria amenaza” sobre la paz y seguridad del mundo, cacarean abiertamente del “cambio del gobierno” y el “desmoronamiento del régimen” y movilizan gran cantidad de medios de ataque nucleares e incluso las huestes de combate especial.

    Con todo, la ONU no pone en la agenda siquiera esta coacción y despotismo sino que, por el contrario, solo adopta la “resolución sobre las sanciones” contra la RPD de Corea.

    Es que deja ver su humildad como aparato político que lejos de mantener la imparcialidad y los principios en sus actividades, les sirve a las potencias.

    Si no se cuestiona que una potencia cometa a su albedrío cualquier maldad y perpetre abierta dominación e injerencia en otros países, la coacción y el despotismo sino que, por el contrario, la justa meditación y empeño para hacerle frente, para fortalecerse a sí mismo y desarrollarse de manera independiente, se consideran como crímenes y deben ser objetos de las sanciones y la presión, acaso, ¿diríase que aquí hay la justicia internacional y la imparcialidad que reclama la ONU?

    En la sociedad internacional hay países grandes y pequeños, pero no superiores e inferiores.

    El aprecio a la soberanía, la no intervención en los asuntos internos ajenos, la igualdad y el beneficio mutuo, son, de veras, principios fundamentales estipulados por la Carta de la ONU y la condición previa del mantenimiento de la paz.

    Ignorando esto, si la ONU toma la exigencia unilateral de Estados Unidos y otras potencias por la norma de sus actividades y le hace coro sin miramiento alguno a su injusta propuesta, ninguno confiará en ella.

    La ONU no con la norma, el patrón de doble rasero, debe presionar a la RPD de Corea y otros países pequeños y poner gran obstáculo en su aspiración a la independencia y desarrollo, sino cumplir con su misión como organización internacional para realizarles equitativamente a los pueblos su aspiración y deseo por la paz y seguridad del mundo.

    Esto es lo que con motivo del aniversario de la fundación de la ONU, la sociedad internacional exige unánimemente.

    Posted at 8:51:00 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 28 de julio de 2016

    Santiago de Chile, Julio de 2016

    Estimado Camarada Kim Jong Un

    Presidente del Partido del Trabajo de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Con motivo de su reciente elección como Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea , acaecida el 29 de Junio pasado, en el marco de la 4ª Sesión de la 13ª Legislatura de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea, Nuestro Partido, el Partido Revolucionario Marxista-Leninista de Chile (PRML de Chile), tiene el gusto de felicitarlo por haber alcanzado tan alto nombramiento y desde ya expresamos nuestro deseo de que tenga los mayores éxitos en el cumplimiento de tan relevante cargo, éxitos que sin duda redundarán en provecho del Heroico Pueblo Coreano.

    Le hacemos llegar este mensaje de calurosa felicitación revolucionaria e internacionalista, desde la tierra de Salvador Allende y Pablo Neruda, 2 Grandes Amigos de Corea Socialista y de su Pueblo, así como Admiradores del Presidente Eterno, Kim Il Sung, en nombre de toda la Clase Trabajadora y de los Pueblos que vivimos en Chile.

    Fraternalmente

    PARTIDO REVOLUCIONARIO MARXISTA-LENINISTA DE CHILE

    PRML DE CHILE

    Por el Poder Obrero, Popular y Originario...

    Socialismo Multinacional

    Saludo con motivo de la elección del Camarada Kim Jong Un

    Santiago de Chile, Julio de 2016

    Estimado Camarada Kim Jong Un

    Presidente del Partido del Trabajo de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Con motivo de su reciente elección como Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea , acaecida el 29 de Junio pasado, en el marco de la 4ª Sesión de la 13ª Legislatura de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea, Nuestro Partido, el Partido Revolucionario Marxista-Leninista de Chile (PRML de Chile), tiene el gusto de felicitarlo por haber alcanzado tan alto nombramiento y desde ya expresamos nuestro deseo de que tenga los mayores éxitos en el cumplimiento de tan relevante cargo, éxitos que sin duda redundarán en provecho del Heroico Pueblo Coreano.

    Le hacemos llegar este mensaje de calurosa felicitación revolucionaria e internacionalista, desde la tierra de Salvador Allende y Pablo Neruda, 2 Grandes Amigos de Corea Socialista y de su Pueblo, así como Admiradores del Presidente Eterno, Kim Il Sung, en nombre de toda la Clase Trabajadora y de los Pueblos que vivimos en Chile.

    Fraternalmente

    PARTIDO REVOLUCIONARIO MARXISTA-LENINISTA DE CHILE

    PRML DE CHILE

    Por el Poder Obrero, Popular y Originario...

    Socialismo Multinacional

    Posted at 19:14:00 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 9 de junio de 2016

    Pyongyang, 28 de abril (ACNC) -- El portavoz del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) hizo pública el día 28 una declaración advirtiendo que se empezarán las contramedidas implacables si la banda títere surcoreana no devuelve a nuestras ciudadanas que fueron seducidas y secuestradas colectivamente a principios de abril por los gángsteres del Servicio de Inteligencia (SI) del Sur de Corea.

    La nota subraya como sigue:
        
    Tan pronto como ocurriera este caso, denunciamos severamente tal acto bestial de la banda títere surcoreana y demandamos fuertemente a las autoridades y la entidad de cruz roja del Sur de Corea a devolver incondicionalmente y sin demora a nuestras ciudadanas secuestradas, dar castigo riguroso a los incorporados a este crimen o entregarlos a nuestro tribunal sagrado y tomar de inmediato las medidas prácticas para que los familiares de nuestra parte se reúnan personalmente con sus hijas en Seúl.

    Pero, la horda de Park Geun-hye niega sin ton ni son esta demanda justa bajo las sofisterías absurdas como la supuesta "insistencia obstinada", la "fuga colectiva según la voluntad libre" y "no puede aceptar la demanda de entrevista con familiares según la costumbre internacional".

    Este incidente es de rabo a cabo el acto de seducción y secuestro del colectivo realizado de manera planificada y organizativa por los gángsteres del SI bajo la orden de Park Geun-hye.

    Según la orden directa de Park Geun-hye, los bandidos del SI que conspiraron con una escoria humana ya sobornada con dinero y los intermediarios del terreno chino, engañaron a las 12 norcoreanas ingenuas hablando de la necesidad de instalar un nuevo restaurante en otro país y recorrer el terreno para el servicio móvil y las tentaron a un país del Sudeste Asiático donde les hicieron tomar un avión hacia el Sur de Corea.

    Cuando nuestras ciudadanas se dieron cuenta de que ellas mismas iban no al país tercero sino al Sur de Corea después de tomar el avión y resistieron demandando a devolver a la patria, los gángsteres del SI llevaron por la fuerza a todas ellas al Sur de Corea diciendo que hay que cumplir con el supuesto "deber especial".

    Ahora, la camarilla de Park les obliga la "sumisión" a las chicas norcoreanas valiéndose de todos los métodos viles y atroces como el adormecimiento y el engaño, la amenaza y el chantaje encarcelándolas por separado y apartándolas cabalmente de la parte exterior bajo la rigurosa censura de prensa.

    Dicen que ahora, nuestras ciudadanas desarrollan la huelga de hambre pidiendo fuertemente a devolverles de inmediato a la patria y unas jóvenes de ellas están desmayadas estando entre la vida y la muerte

    Lo más intolerable es que la pandilla surcoreana pronuncia hasta los disparates de la "dubitación sobre el régimen del Norte", la "simpatía con el Sur de Corea", etc.

    Nuestras ciudadanas tentadas y raptadas por la banda títere no tienen ninguna razón de ir al Sur de Corea abandonando su tierra natal, sus padres y hermanos.

    Es pura y absurda mentira que ellas, que vinieron floreciendo todos sus sueños e ideales en el más ventajoso régimen social centrado en las masas populares, "simpatizan" con el Sur de Corea, infierno de confusión horrible.

    Los títeres surcoreanos, que inventan nuevas "familias separadas" con el método de seducir y secuestrar de manera forzosa, no deben hablar nunca del encuentro de familiares y parientes separados y la resolución del problema humanitario.

    La horda de Park Geun-hye que actúa con frenesí por la confrontación fratricida perdiendo el juicio sin pensar en las graves consecuencias futuras, debe abandonar de inmediato la insistencia obstinada tendente a justificar el crimen de rapto inhumanitario y el acto bandidesco a modo terco y devolver incondicionalmente a nuestras ciudadanas inocentes.

    Además, tiene que tomar cuanto antes las medidas prácticas necesarias para que los familiares de las dañadas se reúnan en Seúl y vengan personalmente con sus hijas según su demanda unánime.

    CRPP advierte contramedida implacable a banda títere surcoreana

    Pyongyang, 28 de abril (ACNC) -- El portavoz del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) hizo pública el día 28 una declaración advirtiendo que se empezarán las contramedidas implacables si la banda títere surcoreana no devuelve a nuestras ciudadanas que fueron seducidas y secuestradas colectivamente a principios de abril por los gángsteres del Servicio de Inteligencia (SI) del Sur de Corea.

    La nota subraya como sigue:
        
    Tan pronto como ocurriera este caso, denunciamos severamente tal acto bestial de la banda títere surcoreana y demandamos fuertemente a las autoridades y la entidad de cruz roja del Sur de Corea a devolver incondicionalmente y sin demora a nuestras ciudadanas secuestradas, dar castigo riguroso a los incorporados a este crimen o entregarlos a nuestro tribunal sagrado y tomar de inmediato las medidas prácticas para que los familiares de nuestra parte se reúnan personalmente con sus hijas en Seúl.

    Pero, la horda de Park Geun-hye niega sin ton ni son esta demanda justa bajo las sofisterías absurdas como la supuesta "insistencia obstinada", la "fuga colectiva según la voluntad libre" y "no puede aceptar la demanda de entrevista con familiares según la costumbre internacional".

    Este incidente es de rabo a cabo el acto de seducción y secuestro del colectivo realizado de manera planificada y organizativa por los gángsteres del SI bajo la orden de Park Geun-hye.

    Según la orden directa de Park Geun-hye, los bandidos del SI que conspiraron con una escoria humana ya sobornada con dinero y los intermediarios del terreno chino, engañaron a las 12 norcoreanas ingenuas hablando de la necesidad de instalar un nuevo restaurante en otro país y recorrer el terreno para el servicio móvil y las tentaron a un país del Sudeste Asiático donde les hicieron tomar un avión hacia el Sur de Corea.

    Cuando nuestras ciudadanas se dieron cuenta de que ellas mismas iban no al país tercero sino al Sur de Corea después de tomar el avión y resistieron demandando a devolver a la patria, los gángsteres del SI llevaron por la fuerza a todas ellas al Sur de Corea diciendo que hay que cumplir con el supuesto "deber especial".

    Ahora, la camarilla de Park les obliga la "sumisión" a las chicas norcoreanas valiéndose de todos los métodos viles y atroces como el adormecimiento y el engaño, la amenaza y el chantaje encarcelándolas por separado y apartándolas cabalmente de la parte exterior bajo la rigurosa censura de prensa.

    Dicen que ahora, nuestras ciudadanas desarrollan la huelga de hambre pidiendo fuertemente a devolverles de inmediato a la patria y unas jóvenes de ellas están desmayadas estando entre la vida y la muerte

    Lo más intolerable es que la pandilla surcoreana pronuncia hasta los disparates de la "dubitación sobre el régimen del Norte", la "simpatía con el Sur de Corea", etc.

    Nuestras ciudadanas tentadas y raptadas por la banda títere no tienen ninguna razón de ir al Sur de Corea abandonando su tierra natal, sus padres y hermanos.

    Es pura y absurda mentira que ellas, que vinieron floreciendo todos sus sueños e ideales en el más ventajoso régimen social centrado en las masas populares, "simpatizan" con el Sur de Corea, infierno de confusión horrible.

    Los títeres surcoreanos, que inventan nuevas "familias separadas" con el método de seducir y secuestrar de manera forzosa, no deben hablar nunca del encuentro de familiares y parientes separados y la resolución del problema humanitario.

    La horda de Park Geun-hye que actúa con frenesí por la confrontación fratricida perdiendo el juicio sin pensar en las graves consecuencias futuras, debe abandonar de inmediato la insistencia obstinada tendente a justificar el crimen de rapto inhumanitario y el acto bandidesco a modo terco y devolver incondicionalmente a nuestras ciudadanas inocentes.

    Además, tiene que tomar cuanto antes las medidas prácticas necesarias para que los familiares de las dañadas se reúnan en Seúl y vengan personalmente con sus hijas según su demanda unánime.

    Posted at 20:11:00 |  by Manuel Arismendi

    lunes, 18 de abril de 2016

    La Asociación de Amistad con Corea en Chile ha llevado a cabo este fin de semana diversas actividades con motivo de la celebración del Aniversario 104 del nacimiento del Presidente Kim Il Sung, fundador y guía de la República Popular Democrática de Corea, sobre quien se ha efectuado un conversatorio en la sede del colegio de profesores jubilados de Temuco, evento que fue masificado por redes sociales y en la página web de la KFA, capítulo de Chile.

    En la actividad han tomado parte el Delegado Oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea, Manuel Arismendi, así como el secretario general de la misma, Cristián Martínez, quienes destacaron la figura del Presidente eterno Kim Il Sung en el avance que ha tenido Corea, la búsqueda pacífica por la reunificación de la patria coreana, el desarrollo científico, tecnológico, sanitario y social en general, lo que permite a este país concretar la mejora en la calidad de la vida de su población, la que a diferencia de otros países, goza de un privilegiado sitial de la vanguardia del progreso, pese a que existe una campaña de Estados Unidos para denostar su sistema, Gobierno y modelo, el que nace desde la revolucionaria Idea Juche, importante faro de la época.

    Este Aniversario, conocido también internacionalmente como Día del Sol, marca la historia del mundo entregando a la República Popular Democrática de Corea la independencia sobre otros países, y abre la posibilidad de potenciar a Corea como modelo de desarrollo frente a su propuesta política, la que ha resistido a los imperialismos japonés y norteamericano, siempre victoriosa gracias al legado del Presidente eterno Kim Il Sung.

    Manuel Arismendi ha expresado que se desarrollarán más actividades de este tipo, ciclos de cine y otras iniciativas, "las que permitan conocer a la población chilena a su par coreana, ya que estos puentes facilitan el intercambio mutuo, derribando así muchos mitos y construcciones sociales irreales nacidos desde conceptos interesados en lo económico y político, los que son fabricados desde las agencias al servicio de las corporaciones que quieren adueñarse de países que no rinden sus recursos al imperialismo", sostuvo.

    Chilenos celebraron Aniversario 104 del nacimiento del Presidente Kim Il Sung, Día del Sol

    La Asociación de Amistad con Corea en Chile ha llevado a cabo este fin de semana diversas actividades con motivo de la celebración del Aniversario 104 del nacimiento del Presidente Kim Il Sung, fundador y guía de la República Popular Democrática de Corea, sobre quien se ha efectuado un conversatorio en la sede del colegio de profesores jubilados de Temuco, evento que fue masificado por redes sociales y en la página web de la KFA, capítulo de Chile.

    En la actividad han tomado parte el Delegado Oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea, Manuel Arismendi, así como el secretario general de la misma, Cristián Martínez, quienes destacaron la figura del Presidente eterno Kim Il Sung en el avance que ha tenido Corea, la búsqueda pacífica por la reunificación de la patria coreana, el desarrollo científico, tecnológico, sanitario y social en general, lo que permite a este país concretar la mejora en la calidad de la vida de su población, la que a diferencia de otros países, goza de un privilegiado sitial de la vanguardia del progreso, pese a que existe una campaña de Estados Unidos para denostar su sistema, Gobierno y modelo, el que nace desde la revolucionaria Idea Juche, importante faro de la época.

    Este Aniversario, conocido también internacionalmente como Día del Sol, marca la historia del mundo entregando a la República Popular Democrática de Corea la independencia sobre otros países, y abre la posibilidad de potenciar a Corea como modelo de desarrollo frente a su propuesta política, la que ha resistido a los imperialismos japonés y norteamericano, siempre victoriosa gracias al legado del Presidente eterno Kim Il Sung.

    Manuel Arismendi ha expresado que se desarrollarán más actividades de este tipo, ciclos de cine y otras iniciativas, "las que permitan conocer a la población chilena a su par coreana, ya que estos puentes facilitan el intercambio mutuo, derribando así muchos mitos y construcciones sociales irreales nacidos desde conceptos interesados en lo económico y político, los que son fabricados desde las agencias al servicio de las corporaciones que quieren adueñarse de países que no rinden sus recursos al imperialismo", sostuvo.

    Posted at 14:41:00 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 14 de abril de 2016



    Querido Camarada Kim Jong Un

    Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea

    Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea Comandante Supremo del Ejército de Corea

    Presente



    A la espera de que reciba estas palabras fraternales en el mejor estado de salud posible, y gozando de éxito en lo personal y colectivo, nos dirigimos a usted para entregarle el mensaje en nuestra calidad de Asociación de Amistad con Corea en Chile.



    Reciba usted, mediante estas líneas, el Partido del Trabajo de Corea, el Pueblo coreano, y el Ejército de la República Popular Democrática de Corea, nuestras más cálidas y fraternales felicitaciones con motivo de este 15 de abril, fecha que marca y celebra el 104 Aniversario del Nacimiento del Presidente eterno de la República Popular Democrática de Corea, Gran Líder Kim Il Sung.



    Nos sumamos a la alegría que encierra esta significativa fecha para todo el pueblo coreano, así como para toda la humanidad, siendo un patrimonio para los pueblos progresistas del mundo, quienes lo destacan como el Día del Sol, ante lo cual, sepa usted, que como chilenos le acompañamos fraternalmente con este motivo.



    La figura del Presidente eterno, Gran Líder Kim Il Sung, significa la llave de la liberación para todos los buscadores de la paz mundial, así como un ejemplo de dignidad para los países que deciden ser independientes de verdad, alejados de intereses corporativos que resultan ser los enemigos de los pueblos que complotan contra la estabilidad y desarrollo de las naciones.



    El Gran Líder Kim Il Sung abrió el camino para la independencia y progreso de la nación coreana, ello gracias a la revolucionaria Idea Juche, la que le dio la luz de esperanza a los pueblos del mundo, de la cual disponen para saber emplear los elementos de la naturaleza en pro de la sociedad de la República Popular Democrática de Corea, que hoy avanza a firmes pasos, llegando así a la satisfacción poblacional, ofreciéndole una excelente calidad de vida y de seguridad social en todos los ámbitos:, pues todos tienen el derecho a la vida, a la alimentación, al derecho de tener un trabajo, un salario justo; en suma, a vivir con dignidad y sin temerle a un mañana donde no haya ternura ni solidaridad.



    Nos sumamos con todas nuestras fuerzas y alegría del mundo frente a esta nueva celebración del Día del Sol: el día de la humanidad, el 104 Aniversario del nacimiento auspicioso del Presidente eterno, Gran Líder Kim Il Sung.



    Agradeciendo su tiempo, atención y fraternidad de siempre, queda de usted, atentamente,



    Temuco, Chile a 15 de abril de 2016

    Asociación de Amistad con Corea, Chile.

    Saludo al Estimado Camarada Kim Jong Un con motivo del Día del Sol



    Querido Camarada Kim Jong Un

    Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea

    Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea Comandante Supremo del Ejército de Corea

    Presente



    A la espera de que reciba estas palabras fraternales en el mejor estado de salud posible, y gozando de éxito en lo personal y colectivo, nos dirigimos a usted para entregarle el mensaje en nuestra calidad de Asociación de Amistad con Corea en Chile.



    Reciba usted, mediante estas líneas, el Partido del Trabajo de Corea, el Pueblo coreano, y el Ejército de la República Popular Democrática de Corea, nuestras más cálidas y fraternales felicitaciones con motivo de este 15 de abril, fecha que marca y celebra el 104 Aniversario del Nacimiento del Presidente eterno de la República Popular Democrática de Corea, Gran Líder Kim Il Sung.



    Nos sumamos a la alegría que encierra esta significativa fecha para todo el pueblo coreano, así como para toda la humanidad, siendo un patrimonio para los pueblos progresistas del mundo, quienes lo destacan como el Día del Sol, ante lo cual, sepa usted, que como chilenos le acompañamos fraternalmente con este motivo.



    La figura del Presidente eterno, Gran Líder Kim Il Sung, significa la llave de la liberación para todos los buscadores de la paz mundial, así como un ejemplo de dignidad para los países que deciden ser independientes de verdad, alejados de intereses corporativos que resultan ser los enemigos de los pueblos que complotan contra la estabilidad y desarrollo de las naciones.



    El Gran Líder Kim Il Sung abrió el camino para la independencia y progreso de la nación coreana, ello gracias a la revolucionaria Idea Juche, la que le dio la luz de esperanza a los pueblos del mundo, de la cual disponen para saber emplear los elementos de la naturaleza en pro de la sociedad de la República Popular Democrática de Corea, que hoy avanza a firmes pasos, llegando así a la satisfacción poblacional, ofreciéndole una excelente calidad de vida y de seguridad social en todos los ámbitos:, pues todos tienen el derecho a la vida, a la alimentación, al derecho de tener un trabajo, un salario justo; en suma, a vivir con dignidad y sin temerle a un mañana donde no haya ternura ni solidaridad.



    Nos sumamos con todas nuestras fuerzas y alegría del mundo frente a esta nueva celebración del Día del Sol: el día de la humanidad, el 104 Aniversario del nacimiento auspicioso del Presidente eterno, Gran Líder Kim Il Sung.



    Agradeciendo su tiempo, atención y fraternidad de siempre, queda de usted, atentamente,



    Temuco, Chile a 15 de abril de 2016

    Asociación de Amistad con Corea, Chile.

    Posted at 22:10:00 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 13 de abril de 2016


    Día del Sol en Chile


    Posted at 14:17:00 |  by Manuel Arismendi
    Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.
    back to top