Artículos destacados
  • Eterno Presidente Kim Il Sung

    Biografía Presidente Kim Il Sung

  • Querido Dirigente Kim Jong Il

    Biografía del Querido Dirigente Kim Jong Il

  • Estimado Mariscal Kim Jong Un

    Biografía del Estimado Mariscal Kim Jong Un

  • Contenido

    jueves, 12 de junio de 2014

    El Presidente Kim Il Sung era el Líder paternal del pueblo quien dotaba de un ardiente amor al ser humano.

    Aquí se narra una anécdota sobre ello.

    En verano de 83 de la era Juche (1994) sucedió un hecho cuando James Carter, ex presidente norteamericano visitaba a nuestro país.
     
    El Presidente Kim Il Sung estaba conversando con su homólogo en un barco de recreo que corría velozmente surcando el agua rumbo a la desembocadura del río Taedong.
     
    El barco ya se liberó de la ciudad y estaba pasando un lugar.
     
    El Presidente llamó de improviso a un acompañante y dijo que debilitara la velocidad del barco.
     
    Carter quien ignoraba coreano sintió algo extraño sobre la repentina bajada de velocidad del barco y le preguntó al anfitrión el motivo.
     
    El Presidente indicó a un lugar con una mano levantada y dijo “Mire allí, ahora trabajadores están pescando con cañas sentados a orillas del río. Si nuestro barco produce grandes oleajes ellos se obstaculizarán en su obra. Por eso aunque avancemos un poco lento no les daremos estorbos”.
     
    Carter se admiró mucho.
     
    Experimentó con su propio ojo una realidad que nunca había pensando, cosa inimaginable con toda su mentalidad.

    Admiración de Carter

    El Presidente Kim Il Sung era el Líder paternal del pueblo quien dotaba de un ardiente amor al ser humano.

    Aquí se narra una anécdota sobre ello.

    En verano de 83 de la era Juche (1994) sucedió un hecho cuando James Carter, ex presidente norteamericano visitaba a nuestro país.
     
    El Presidente Kim Il Sung estaba conversando con su homólogo en un barco de recreo que corría velozmente surcando el agua rumbo a la desembocadura del río Taedong.
     
    El barco ya se liberó de la ciudad y estaba pasando un lugar.
     
    El Presidente llamó de improviso a un acompañante y dijo que debilitara la velocidad del barco.
     
    Carter quien ignoraba coreano sintió algo extraño sobre la repentina bajada de velocidad del barco y le preguntó al anfitrión el motivo.
     
    El Presidente indicó a un lugar con una mano levantada y dijo “Mire allí, ahora trabajadores están pescando con cañas sentados a orillas del río. Si nuestro barco produce grandes oleajes ellos se obstaculizarán en su obra. Por eso aunque avancemos un poco lento no les daremos estorbos”.
     
    Carter se admiró mucho.
     
    Experimentó con su propio ojo una realidad que nunca había pensando, cosa inimaginable con toda su mentalidad.

    Posted at 22:24 |  by Manuel Arismendi

    sábado, 14 de diciembre de 2013

    Prefacio

    La historia contemporánea de Corea fue iniciada y ha venido avanzando victoriosamente por el gran Líder Kim Il Sung y el gran Dirigente Kim Jong Il.

    Durante largo tiempo la nación coreana sufría mucho por retraso, penuria y trabas feudales y para colmo de males a principios del siglo XX se vio obligada a correr una suerte lúgubre por la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945).

    En este período desafortunado Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 y a temprana edad emprendió el camino de la revolución para llevar a efecto la máxima de toda su vida de amar a la patria, nación y pueblo, acumulando méritos relevantes en el transcurso del siglo. Alcanzó la libertad de la patria llevando a la victoria la lucha revolucionaria antijaponesa que duraría 20 años, y estableció un poderoso Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo en Corea dirigiendo sabiamente la construcción de una nueva sociedad, la encarnizada Guerra de Liberación de la Patria, la rehabilitación posbélica, dos etapas de la revolución social y la edificación socialista.

    El gran Dirigente Kim Jong Il definió la doctrina revolucionaria de Kim Il Sung como kimilsungismo y la desarrolló como idea guía de la época de independencia; fortaleció el Partido del Trabajo de Corea como un invencible partido revolucionario arraigado profundamente entre las masas populares y que logró una férrea cohesión y unidad. A finales del siglo XX, frente al derrumbamiento del sistema socialista en el mundo y la creciente ofensiva de las fuerzas aliadas imperialistas encaminada a aislar y estrangular a la RPDC practicó en todos los aspectos la original política de Songun. De este modo defendió el socialismo, el supremo interés del país, la nación y condujo la Marcha Penosa y la forzada hacia la construcción de un Estado socialista, poderoso y próspero.

    Hoy, el pueblo coreano, bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, se levantó como un solo  hombre  para  culminar  la  causa  revolucionaria  del  Juche  iniciada  por  el  Presidente Kim Il Sung y avanzada victoriosamente por el Dirigente Kim Jong Il.

    Lucha revolucionaria antijaponesa

    Kim Il Sung, a los trece años de edad, cruzó el río Amnok con la firme decisión de no regresar antes de rescatar el país despojado por el imperialismo japonés.
    El 5  de  junio  de  1926,   sufrió  una  gran  pérdida  por  el  fallecimiento  de  su  padre Kim Hyong Jik, destacado dirigente del movimiento antijaponés de liberación nacional de nuestro país.

    En junio del mismo año, se matriculó en la escuela de Hwasong (un centro docente político-militar de dos años fundado por los nacionalistas coreanos), formó entre los condiscípulos muchos camaradas revolucionarios capaces de llevar un mismo propósito y destino y a base de esto el 17 de octubre de 1926 creó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) emprendiendo así la lucha revolucionaria. La UDI resultó ser la primera auténtica organización revolucionaria de carácter comunista de nuevo tipo en Corea. Tenía por su programa conseguir la liberación e independencia nacional, construir el socialismo y el comunismo en Corea y, a la larga, derrocar a todo tipo de imperialismo y lograr el triunfo del comunismo en el orbe.

    Kim Il Sung convocó en verano de 1930 en Kalun la conferencia de los directivos de la Unión de la Juventud Comunista y la Unión de la Juventud Antimperialista, donde rindió el histórico informe El camino a seguir por la revolución coreana. En él presentó la original línea revolucionaria de cumplir la revolución coreana con su propia fuerza y el de derrocar al imperialismo japonés con la lucha armada para liberar la patria, lo cual sirvió de un motivo histórico que declararía ante el mundo la fundación de la idea Juche y la Songun.

    El 25 de abril de 1932 creó una fuerza armada revolucionaria, la Guerrilla Popular Antijaponesa, antecedente del Ejército Revolucionario Popular de Corea, en virtud de lo cual se evidenciaron cambios sustanciales en la lucha revolucionaria del pueblo coreano. Luego, mediante la sangrienta lucha contra los invasores imperialistas japoneses que fanfarroneaban su supremacía, la Guerrilla creció y se fortaleció como invencibles fuerzas armadas capaces de vencer a cualesquier enemigos potentes y propinó un demoledor golpe militar al imperialismo japonés.

    En mayo de 1936 Kim Il Sung creó la Asociación para la Restauración de la Patria, primera organización del frente unido nacional antijaponés en Corea, la cual se convirtió en una gran fuerza patriótica antijaponesa arraigada sólidamente en toda Corea, en una amplia zona manchú y varias regiones de Japón donde vivían muchos coreanos.

    La intensa ofensiva del Ejército Revolucionario Popular de Corea y la activa resistencia general de todos los coreanos asestaron golpes decisivos al imperialismo nipón, que declaró la capitulación incondicional el 15 de agosto de 1945. Por fin, la heroica lucha armada antijaponesa de los revolucionarios y demás pueblos coreanos organizada y desplegada bajo la dirección del camarada Kim Il Sung obtuvo brillante victoria y Corea se liberó de la ocupación militar del imperialismo japonés que duró alrededor de 40 años.

    Construcción de una nueva Corea democrática

    El Presidente Kim Il Sung, quien logró la histórica causa de la liberación de Corea llevando a la victoria la ardua lucha revolucionaria antijaponesa que duraba dos décadas, dirigió con denuedo los empeños por la edificación de una nueva Corea.

    Presentó las tres tareas de la construcción: el Partido, el Estado y el ejército, e impulsó dinámicamente la lucha por su ejecución.

    Después de perfeccionar los preparativos por la fundación del partido, convocó el 10 de octubre de 1945 en Pyongyang el congreso fundacional donde constituyó el Comité Central Organizador del Partido Comunista de Corea del Norte como órgano directivo de nivel central y proclamó su nacimiento ante el mundo. Luego el Partido Comunista de Corea del Norte se convirtió en Partido del Trabajo de Corea del Norte mediante la fusión con el Partido Neodemocrático en agosto de 1946. En 1949 se quedó con el nombre de Partido del Trabajo de Corea por la unión de las partes Norte y Sur.

    Concluida la preparación por la creación de la fuerza armada regular, Kim Il Sung transformó el 8 de febrero de 1948 el Ejército Revolucionario Popular de Corea como Ejército Popular de Corea.

    Convocó la Conferencia Conjunta de los Representantes de los Partidos Políticos y las Organizaciones Sociales de Corea del Norte y del Sur en abril de 1948 y la reunión consultiva de los dirigentes de los partidos políticos y organizaciones sociales del Norte y del Sur en junio del mismo año y presentó el proyecto de implantar un órgano legislativo supremo a escala de toda Corea, poner en vigencia la Constitución de la República Popular Democrática y fundar un gobierno unificado mediante la elección general de Corea del Norte y Sur. En su efecto, el 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea, en virtud de lo cual el pueblo coreano se convirtió por primera vez en su historia como un ente digno que, siendo dueño del Estado y la sociedad, forjara de modo independiente su destino y Corea llegó a descollar como un Estado soberano e independiente en el área internacional.

    En todas partes de Corea del Norte, bajo la dirección del Presidente Kim Il Sung, se pusieron en marcha varias reformas económicas como la reforma agraria y nacionalización de las industrias claves, y otras democráticas como la ley del trabajo destinada a asegurarles en general a los trabajadores el derecho democrático y la Ley de la Igualdad de los Derechos del Hombre y la Mujer dirigida a liberarla de las trabas sociales, así como diversas medidas políticas para democratizar los sectores de la administración jurídica, la fiscalía, la educación, la cultura, etc. Además, los dinámicos movimientos de masas como la Campaña de Movilización Ideológica General para la Construcción del Estado, el movimiento de emulación por el aumento de la producción y la campaña de alfabetización, hicieron posible eliminar los atrasos ideológico, técnico y cultural que restringían la independencia de las masas trabajadoras, y llevar a feliz término la construcción de una nueva Corea democrática.

    Al cumplirse con éxito la tarea de la revolución democrática, antimperialista y antifeudal y desarrollarse de modo activo la labor por construcción de una nueva Corea democrática en un corto tiempo después de la liberación de la patria, en el Norte se estableció sólidamente el sistema democrático y popular dando lugar así a la base democrática y revolucionaria, una segura garantía para la reunificación del país.

    Guerra de Liberación de la Patria

    El 25 de junio de 1950, por la agresión armada del imperialismo yanqui, el pueblo coreano se vio obligado a cesar por un tiempo la construcción pacífica y entrar en severas pruebas.

    Los yanquis movilizaron un tercio y una quinta parte de sus fuerzas terrestres y aéreas, respectivamente, la gran parte de sus flotas pacíficas, y las unidades de Corea del Sur y 15 países satélites y remanentes del derrotado ejército japonés, en total alrededor de dos millones de efectivos. Por otra parte, la RPDC llevaba dos años de su fundación y dos años de desarrollo del Ejército Popular de Corea como fuerza armada regular, y su cimiento económico fue muy débil.

    Pero al frente del pueblo coreano estaba Kim Il Sung que había acumulado inmortales hazañas y ricas experiencias en las llamas de la lucha revolucionaria antijaponesa y que poseía gran ideología militar, hábiles estrategias y tácticas, destacada capacidad de dirección y arte militar, gran capacidad de despliegue y noble virtud. El Presidente acentuó que el combate del pueblo coreano contra los agresores armados yanquis era una lucha por la liberación y la independencia completas de la patria y, al mismo tiempo, por la paz y seguridad del mundo y devenía la bandera del movimiento de liberación nacional para los pueblos de los países dependientes y coloniales, y exhortó activamente a todo el ejército y pueblo hacia la victoria de la guerra.

    Los militares coreanos se pusieron de pie como un solo hombre en defensa de la soberanía e independencia de la patria y pasaron a la contraofensiva aniquilando a los enemigos. Como resultado, a un mes y medio de la guerra liberaron más de 90% del territorio del Sur de Corea y más de 92% de la población surcoreana. En la parte sureña emancipada se aplicaron la reforma agraria y otras democráticas.

    A medida que la guerra se alargaba debido a las frenéticas maniobras del imperialismo estadounidense, Kim Il Sung hizo formar el segundo frente con una gran unidad para combinar operaciones en los frentes y golpes en la retaguardia enemiga y tomó varias medidas para el traslado de las bases de la industria armamentista y el incremento de la producción de materiales bélicos. Por otra parte, movilizó a todo el Partido y pueblo en los empeños por intensificar la disciplina revolucionaria dentro del Partido, Estado y ejército, establecer firmemente el Juche en el dominio militar superando el dogmatismo y el servilismo a los grandes países e incrementar la producción y el apoyo al frente. También ideó el método de combate de defensa activa de posiciones apoyadas en búnkeres, tomó medidas para reforzar el fuego parabólico conforme a nuestro territorio, y creó originales métodos como ataques sorpresivos, los movimientos de grupos de francotiradores, de cazadores de aviones y tanques. Al hacer al Ejército Popular aprovechar con habilidad los dichos métodos, le posibilitó asestar golpes demoledores a los efectivos y los equipos bélicos enemigos.

    Los estadounidenses, aunque utilizaron muchos gastos militares y materiales bélicos y recurrieron a todos los medios y métodos despiadados sin precedentes en la historia de la guerra mundial, no podían eludir las irremediables derrotas en lo militar, político y moral.

    Ellos, por fin, arrodillándose ante el poderío del pueblo y ejército de Corea, firmaron el 27 de julio de 1953 el Acuerdo de Armisticio. La Guerra de Liberación de la Patria de tres años se llevó a cabo con la gran victoria del pueblo coreano.

    Durante la guerra, el EPC mató, hirió y apresó a más de 1 567 000 enemigos, incluidos más de 405 mil soldados yanquis, y capturó y destruyó una enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales de guerra: 12 200 aviones, 560 buques de diversos tipos, 3 250 tanques y carros blindados, 13 000 camiones, 7 695 cañones, entre otros, pérdida 2,3 veces mayor que la sufrida por el imperialismo yanqui en las campañas del Pacífico de cuatro años en la II Guerra Mundial.

    Reconstrucción posbélica y edificación del socialismo

    Los daños que la guerra trajo fueron muy grandes. Los yanquis redujeron a cenizas ciudades, aldeas rurales, fábricas, ferrocarriles y redes de transporte, y establecimientos educativos, culturales y de salud pública, lanzando sobre el territorio norteño un promedio de 18 bombas por kilómetro cuadrado. Los norcoreanos perdieron casi todas sus casas y utensilios domésticos y carecían de víveres y vestidos.

    Kim Il Sung, considerando la industria pesada como eslabón principal para resolver todos los problemas de la reconstrucción en posguerra, presentó la línea fundamental de la construcción de la economía nacional consistente en dar primacía a la industria pesada y al mismo tiempo, desarrollar la industria ligera y la agricultura. Para la economía rural, hizo realizar la cooperativización socialista de la economía privada campesina y dedicar una gran fuerza a la producción de cereales por satisfacer su escasez.

    Ateniéndose a esta línea y orientación, se estableció el Plan Trienal para la Rehabilitación y el Desarrollo de la Economía Nacional en posguerra (1954-1956) y el pueblo coreano, apretándose el cinturón y desplegando al máximo el espíritu revolucionario de apoyarse en las propias fuerzas, superó las dificultades y cumplió con anticipación el dicho plan.

    Luego, al llevar a efecto los planes quinquenal y sexenal y el septenal (tres veces) para el desarrollo de la economía nacional, obtuvo relevantes éxitos en la obra para asentar sobre el fundamento científico la economía nacional, adecuarla a las condiciones del país y modernizarla. Por efecto, Corea se convirtió en 1961 en un Estado socialista industrial-agrícola apoyado absolutamente en su economía nacional autosuficiente y en 1970 en un Estado industrial socialista. En marzo de 1974 con la promulgación de la ley de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC sobre la abolición completa de los impuestos, restos de una sociedad caduca, Corea fue el primer país exento de los impuestos en el mundo.

    En agosto de 1958, al concluir exitosamente la cooperativización agrícola y la transformación del comercio y la industria privados por vía socialista, en Corea se estableció el sistema socialista. Kim Il Sung planteó tres revoluciones: la ideológica, la técnica y la cultural, como tareas revolucionarias que cumplir después de edificación del régimen socialista. También presentó la transformación de toda la sociedad según las exigencias de la idea Juche como objetivo general de la revolución encaminada a lograr completamente la independencia de las masas populares y el supremo programa del PTC, y por su cumplimiento indicó las tareas de imbuir en todos los miembros de la sociedad la conciencia revolucionaria y de la clase obrera e intelectualizarlos y adecuar la economía nacional a las condiciones del país, modernizarla y asentarla sobre bases científicas.

    Kim Il Sung tomó la iniciativa del gran auge en la construcción socialista y el movimiento Chollima y estimuló a todo el pueblo a superar audazmente las pruebas y dificultades atravesadas en los avances. Bajo el lema “¡Avancemos con la velocidad de Chollima!” planteado por él, la clase obrera y demás trabajadores dedicaron empeños por la movilización de reservas internas y por el aumento de producción y el ahorro al máximo desplegando en alto el espíritu revolucionario de apoyarse en sus propias fuerzas y de tenaz lucha, de suerte que crearon milagros y renovaciones que sorprendieran al mundo en todos los dominios de la construcción socialista. En todos los sectores y unidades de la economía nacional se promovió activamente la creación de la Velocidad de la década de 1980 por alcanzar con anticipación las diez metas perspectivas para la construcción económica socialista presentadas en el VI Congreso del PTC y resaltar los diez años como los de proezas en la construcción socialista.

    Por otra parte, la cultura socialista de Corea se ha florecido y desarrollado más. Se pusieron en vigencia el sistema de enseñanza obligatoria general de 11 años en 1975, la Ley de Crianza y Educación de los Niños de la RPDC en 1976 que afianza legalmente el régimen de criar a todos los menores a expensas del Estado y la sociedad, la Tesis sobre la educación socialista en 1977 y se llevó a vías de hecho la orientación de intelectualización de todos los miembros de la sociedad con el fin de elevar el nivel técnico y cultural de ellos a nivel de los graduados de la universidad. Se abrió una era de plena prosperidad en la película, ópera, drama, novelas y otras ramas literarias y artísticas. Se introdujo en todo el país la transmisión televisora y se construyeron muchos modernos establecimientos culturales que aseguraran suficientemente la demanda cultural de las masas.

    También en la causa de la reunificación de la patria se registraron relevantes éxitos. En 1972 se efectuaron las conversaciones de alto nivel Norte-Sur, se publicó el 4 de julio de 1972 la Declaración Conjunta del Norte y el Sur que comprueba los tres principios de la reunificación de la patria: la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional, como gran programa común, y tuvieron lugar conversaciones y se concertaron convenios en diversas ramas entre el Norte y el Sur. Se activó el intercambio y la cooperación entre los dos como el envío de muchos materiales de socorro a la parte Sur, afectada por inundaciones en 1984. Se fundaron la Alianza Pannacional por la Reunificación de la Patria (APRP) en 1990, cuya misión es alcanzar la gran unidad y la reintegración nacional sobre la base del principio de la independencia, y de manera pacífica, y otras diversas organizaciones, y se efectuaron actos a favor de la reunificación Norte-Sur. Los tres principios de la reunificación de la patria y el proyecto de la fundación de la República Confederal Democrática de Coryo (1980) y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria (1993) presentados por Kim Il Sung se consideran hoy como Tres Cartas que mantener en esa obra.

    En la primera sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en diciembre de 1972 se aprobó la Constitución Socialista de la RPDC y Kim Il Sung fue electo Presidente de la RPDC.

    En el VIII Pleno del V Comité Central del PTC celebrado en febrero de 1974, en reflejo de la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo, enaltecieron a Kim Jong Il como único sucesor de Kim Il Sung y miembro del Comité Político del Comité Central del PTC.

    En una histórica circunstancia en que se produjeron nuevos ascensos en los empeños por cumplir el tercer Plan Septenal y llevar adelante la causa socialista, el pueblo coreano celebró en abril de 1992 el 80 aniversario del Presidente Kim Il Sung como la máxima fiesta nacional y gran festival político de la humanidad.

    En defensa del socialismo

    Después del fallecimiento de Kim Il Sung, Líder paternal de la nación coreana en 1994, Estados Unidos se empeñó con frenesí en estrangular a Corea intensificando más que nunca la ofensiva militar contra este país y a la vez ejerciendo de modo tenaz presiones sobre todos los dominios político, económico, ideo-cultural y diplomático. Para colmo de males, las sucesivas catastróficas calamidades naturales le causaron a Corea la escasez de alimentos, combustibles y energías, por lo cual su población se vio obligada a emprender la Marcha Penosa y la forzada.

    Dado que se debía construir el socialismo en medio de la amenaza militar y el asedio por parte del imperialismo, Kim Jong Il tomó la política de Songun como la principal modalidad política. Definió al Ejército Popular como fuerza medular de la revolución e hizo que el ejército, siendo el ejemplar en todas las labores, abriera brecha para la construcción de la economía socialista.

    Los militares, aun en condiciones difíciles, levantando en alto las consignas “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!” y “¡Si el Partido decide, lo cumplimos!”, lograron ascensos en la edificación de grandes monumentos como principales centrales hidráulicas y el acondicionamiento de tierra cultivable, mientras se encargaron de importantes sectores de la economía nacional en aras de la prosperidad de la patria y el bienestar del pueblo.

    Kim Jong Il denominó el espíritu que se creó y manifestaba ampliamente en el seno del Ejército Popular como el espíritu revolucionario del militar e hizo que todos los sectores y unidades lo asimilaran con el fin de superar las situaciones difíciles con la fuerza mancomunada de los civiles y militares y traer grandes auges en la revolución y su construcción.

    El pueblo coreano, con la consigna enhiesta “¡Aunque el camino es duro, vamos sonriendo!” venció obstáculos y penas. En virtud del enérgico movimiento masivo por satisfacer la apremiante demanda de la electricidad, se levantaron muchas centrales de grande, mediano y pequeño tamaños. En la agricultura, en fiel acato a las orientaciones del Partido sobre las revoluciones en la semilla y el cultivo de papas y sobre la doble cosecha al año produjeron nuevos ascensos. A lo largo y ancho del país las tierras mínimas, herencias de la sociedad feudal, se convirtieron en grandes parcelas estandarizadas y se consumó la construcción de diversos canales de riego por gravedad, perfeccionando así en más alto nivel la irrigación en el campo. Se crearon muchas granjas ganaderas, piscifactorías y plantas avícolas equipadas con las técnicas de punta. Además se promovió activamente la modernización en la industria siderúrgica y acería, y en todas partes del país se construyeron y renovaron a base de los adelantos técnicos numerosas fábricas de alimentos básicos y otras de industria ligera. Los jóvenes, al construir la Carretera Juventud Héroe (Pyongyang-Nampho) de 40 kilómetros, demostraron su temperamento heroico. Los científicos y técnicos lograron relevantes éxitos en la ciencia básica, la de vitalidad, la informática y otros dominios y con los éxitos en el lanzamiento de satélites y pruebas nucleares pusieron de pleno manifiesto ante el mundo el poderío de la Corea de Juche.

    La política de Songun hizo posible preparar un sólido cimiento para lograr la reintegración nacional de forma independiente y pacífica. Al concederse la primacía en reforzar el poderío militar del país, se frustraron a cada paso los intentos de Estados Unidos y las fuerzas belicistas surcoreanas por provocar una nueva guerra en la Península Coreana, y se aseguraron la paz y la estabilidad en esta región. Entre tanto, en junio de 2000 se celebró el Encuentro Cumbre Norte-Sur, primer evento de su especie en la historia de división nacional, y se dio a luz la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio, un jalón para la reunificación de Corea. De seguida, se abrió una emocionante época denominada con la referida fecha, en que el Norte y el Sur que llevaban relaciones de enemistad y confrontación por más de medio siglo aspiraran a la cohesión y reunificación estrechándose las manos bajo el lema de Entre nosotros, los connacionales, y tuvo lugar en 2007 otro encuentro cumbre Norte-Sur dando lugar a la adaptación de la Declaración del 4 de Octubre, una plataforma práctica de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.

    Nueva era en la obra por la construcción de un Estado potente y próspero

    El deceso tan inesperado, súbito y doloroso del Dirigente Kim Jong Il el 17 de diciembre de 2011 fue la máxima pérdida en la historia coreana de cinco milenios.

    Kim Jong Il fue un destacado teórico e ideólogo, eminente veterano político y gran General de Songun que con sus profundas teorías e ideologías y distinguido arte de mando condujo siempre por el camino victorioso la causa revolucionaria del Juche, un ardiente patriota y generoso padre del pueblo coreano que en su vida entera revolucionaria dedicó gran devoción en aras de la patria y el pueblo. Gracias a él, las inmortales ideas Juche y Songun creadas por el Presidente Kim Il Sung podían expedir sus brillos como idea rectora de la época de independencia; las tradiciones revolucionarias del Paektu se salvaguardaron de modo firme; el poderío del PTC, ejército y Estado llegó al supremo nivel, abriéndose así una era de prosperidad nunca vista en la historia nacional. El mayor mérito de Kim Jong Il consiste en haber defendido de modo seguro el socialismo y preparado un poderoso cimiento político, militar y económico a favor de la eterna prosperidad nacional en los tiempos más duros.

    Hoy el ejército y el pueblo coreanos sienten de corazón que habían venido cumpliendo la revolución enalteciendo al gran hombre como el Sol y padre de la nación y están decididos firmemente a materializar cueste lo que cueste su causa y anhelo.

    Al  frente  dela  lucha  del  pueblo  coreano  por  llevar a  efecto  su  legado  está el Mariscal Kim Jong Un, gran sucesor de la causa del Juche y encarnación de Kim Il Sung y Kim Jong Il en los pensamientos y el arte de dirección, rasgos y virtudes.

    Los solemnes actos festivos por el centenario del Presidente Kim Il Sung efectuados en presencia de Kim Jong Un en abril de 2012 en Pyongyang, retrotrajeron con gran orgullo los últimos cien años de la historia de la nación de Kim Il Sung que ha colocado la dignidad de la patria y del pueblo en una altura que jamás ha conocido en toda su historia y demostraron ante el mundo la firme voluntad del pueblo coreano de coronar una nueva centuria de la construcción de un Estado poderoso y próspero siguiendo el camino de la independencia, de Songun y del socialismo forjado por Kim Il Sung y Kim Jong Il.

    Actualmente el Mariscal Kim Jong Un disfruta de absoluta confianza por el Partido del Trabajo de Corea, ejército y pueblo y se desempeña como Primer Secretario del PTC, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En la VI sesión de la XII legislatura de la APS efectuada en septiembre de 2012 fue aprobada la ley “Sobre la aplicación de la enseñanza obligatoria general de 12 años, una medida que encarna los conceptos de Kim Jong Un sobre las posteridades y el porvenir.

    El exitoso lanzamiento del segundo satélite artificial de la Tierra “Kwangmyongsong 3” el 12 de diciembre del mismo año patentiza que Corea que ha dado inicio a la construcción de la potencia socialista acogerá una época de prosperidad en el futuro no lejano.

    El pueblo coreano, también en lo adelante, llevando el mismo propósito y destino que el estimado camarada Kim Jong Un y levantando en alto la bandera roja de la revolución con la firme convicción en la victoria segura, se esforzará con denuedo por construir un Estado socialista próspero y potente en el siglo XXI.

    Corea contemporánea

    Prefacio

    La historia contemporánea de Corea fue iniciada y ha venido avanzando victoriosamente por el gran Líder Kim Il Sung y el gran Dirigente Kim Jong Il.

    Durante largo tiempo la nación coreana sufría mucho por retraso, penuria y trabas feudales y para colmo de males a principios del siglo XX se vio obligada a correr una suerte lúgubre por la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945).

    En este período desafortunado Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 y a temprana edad emprendió el camino de la revolución para llevar a efecto la máxima de toda su vida de amar a la patria, nación y pueblo, acumulando méritos relevantes en el transcurso del siglo. Alcanzó la libertad de la patria llevando a la victoria la lucha revolucionaria antijaponesa que duraría 20 años, y estableció un poderoso Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo en Corea dirigiendo sabiamente la construcción de una nueva sociedad, la encarnizada Guerra de Liberación de la Patria, la rehabilitación posbélica, dos etapas de la revolución social y la edificación socialista.

    El gran Dirigente Kim Jong Il definió la doctrina revolucionaria de Kim Il Sung como kimilsungismo y la desarrolló como idea guía de la época de independencia; fortaleció el Partido del Trabajo de Corea como un invencible partido revolucionario arraigado profundamente entre las masas populares y que logró una férrea cohesión y unidad. A finales del siglo XX, frente al derrumbamiento del sistema socialista en el mundo y la creciente ofensiva de las fuerzas aliadas imperialistas encaminada a aislar y estrangular a la RPDC practicó en todos los aspectos la original política de Songun. De este modo defendió el socialismo, el supremo interés del país, la nación y condujo la Marcha Penosa y la forzada hacia la construcción de un Estado socialista, poderoso y próspero.

    Hoy, el pueblo coreano, bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, se levantó como un solo  hombre  para  culminar  la  causa  revolucionaria  del  Juche  iniciada  por  el  Presidente Kim Il Sung y avanzada victoriosamente por el Dirigente Kim Jong Il.

    Lucha revolucionaria antijaponesa

    Kim Il Sung, a los trece años de edad, cruzó el río Amnok con la firme decisión de no regresar antes de rescatar el país despojado por el imperialismo japonés.
    El 5  de  junio  de  1926,   sufrió  una  gran  pérdida  por  el  fallecimiento  de  su  padre Kim Hyong Jik, destacado dirigente del movimiento antijaponés de liberación nacional de nuestro país.

    En junio del mismo año, se matriculó en la escuela de Hwasong (un centro docente político-militar de dos años fundado por los nacionalistas coreanos), formó entre los condiscípulos muchos camaradas revolucionarios capaces de llevar un mismo propósito y destino y a base de esto el 17 de octubre de 1926 creó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) emprendiendo así la lucha revolucionaria. La UDI resultó ser la primera auténtica organización revolucionaria de carácter comunista de nuevo tipo en Corea. Tenía por su programa conseguir la liberación e independencia nacional, construir el socialismo y el comunismo en Corea y, a la larga, derrocar a todo tipo de imperialismo y lograr el triunfo del comunismo en el orbe.

    Kim Il Sung convocó en verano de 1930 en Kalun la conferencia de los directivos de la Unión de la Juventud Comunista y la Unión de la Juventud Antimperialista, donde rindió el histórico informe El camino a seguir por la revolución coreana. En él presentó la original línea revolucionaria de cumplir la revolución coreana con su propia fuerza y el de derrocar al imperialismo japonés con la lucha armada para liberar la patria, lo cual sirvió de un motivo histórico que declararía ante el mundo la fundación de la idea Juche y la Songun.

    El 25 de abril de 1932 creó una fuerza armada revolucionaria, la Guerrilla Popular Antijaponesa, antecedente del Ejército Revolucionario Popular de Corea, en virtud de lo cual se evidenciaron cambios sustanciales en la lucha revolucionaria del pueblo coreano. Luego, mediante la sangrienta lucha contra los invasores imperialistas japoneses que fanfarroneaban su supremacía, la Guerrilla creció y se fortaleció como invencibles fuerzas armadas capaces de vencer a cualesquier enemigos potentes y propinó un demoledor golpe militar al imperialismo japonés.

    En mayo de 1936 Kim Il Sung creó la Asociación para la Restauración de la Patria, primera organización del frente unido nacional antijaponés en Corea, la cual se convirtió en una gran fuerza patriótica antijaponesa arraigada sólidamente en toda Corea, en una amplia zona manchú y varias regiones de Japón donde vivían muchos coreanos.

    La intensa ofensiva del Ejército Revolucionario Popular de Corea y la activa resistencia general de todos los coreanos asestaron golpes decisivos al imperialismo nipón, que declaró la capitulación incondicional el 15 de agosto de 1945. Por fin, la heroica lucha armada antijaponesa de los revolucionarios y demás pueblos coreanos organizada y desplegada bajo la dirección del camarada Kim Il Sung obtuvo brillante victoria y Corea se liberó de la ocupación militar del imperialismo japonés que duró alrededor de 40 años.

    Construcción de una nueva Corea democrática

    El Presidente Kim Il Sung, quien logró la histórica causa de la liberación de Corea llevando a la victoria la ardua lucha revolucionaria antijaponesa que duraba dos décadas, dirigió con denuedo los empeños por la edificación de una nueva Corea.

    Presentó las tres tareas de la construcción: el Partido, el Estado y el ejército, e impulsó dinámicamente la lucha por su ejecución.

    Después de perfeccionar los preparativos por la fundación del partido, convocó el 10 de octubre de 1945 en Pyongyang el congreso fundacional donde constituyó el Comité Central Organizador del Partido Comunista de Corea del Norte como órgano directivo de nivel central y proclamó su nacimiento ante el mundo. Luego el Partido Comunista de Corea del Norte se convirtió en Partido del Trabajo de Corea del Norte mediante la fusión con el Partido Neodemocrático en agosto de 1946. En 1949 se quedó con el nombre de Partido del Trabajo de Corea por la unión de las partes Norte y Sur.

    Concluida la preparación por la creación de la fuerza armada regular, Kim Il Sung transformó el 8 de febrero de 1948 el Ejército Revolucionario Popular de Corea como Ejército Popular de Corea.

    Convocó la Conferencia Conjunta de los Representantes de los Partidos Políticos y las Organizaciones Sociales de Corea del Norte y del Sur en abril de 1948 y la reunión consultiva de los dirigentes de los partidos políticos y organizaciones sociales del Norte y del Sur en junio del mismo año y presentó el proyecto de implantar un órgano legislativo supremo a escala de toda Corea, poner en vigencia la Constitución de la República Popular Democrática y fundar un gobierno unificado mediante la elección general de Corea del Norte y Sur. En su efecto, el 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea, en virtud de lo cual el pueblo coreano se convirtió por primera vez en su historia como un ente digno que, siendo dueño del Estado y la sociedad, forjara de modo independiente su destino y Corea llegó a descollar como un Estado soberano e independiente en el área internacional.

    En todas partes de Corea del Norte, bajo la dirección del Presidente Kim Il Sung, se pusieron en marcha varias reformas económicas como la reforma agraria y nacionalización de las industrias claves, y otras democráticas como la ley del trabajo destinada a asegurarles en general a los trabajadores el derecho democrático y la Ley de la Igualdad de los Derechos del Hombre y la Mujer dirigida a liberarla de las trabas sociales, así como diversas medidas políticas para democratizar los sectores de la administración jurídica, la fiscalía, la educación, la cultura, etc. Además, los dinámicos movimientos de masas como la Campaña de Movilización Ideológica General para la Construcción del Estado, el movimiento de emulación por el aumento de la producción y la campaña de alfabetización, hicieron posible eliminar los atrasos ideológico, técnico y cultural que restringían la independencia de las masas trabajadoras, y llevar a feliz término la construcción de una nueva Corea democrática.

    Al cumplirse con éxito la tarea de la revolución democrática, antimperialista y antifeudal y desarrollarse de modo activo la labor por construcción de una nueva Corea democrática en un corto tiempo después de la liberación de la patria, en el Norte se estableció sólidamente el sistema democrático y popular dando lugar así a la base democrática y revolucionaria, una segura garantía para la reunificación del país.

    Guerra de Liberación de la Patria

    El 25 de junio de 1950, por la agresión armada del imperialismo yanqui, el pueblo coreano se vio obligado a cesar por un tiempo la construcción pacífica y entrar en severas pruebas.

    Los yanquis movilizaron un tercio y una quinta parte de sus fuerzas terrestres y aéreas, respectivamente, la gran parte de sus flotas pacíficas, y las unidades de Corea del Sur y 15 países satélites y remanentes del derrotado ejército japonés, en total alrededor de dos millones de efectivos. Por otra parte, la RPDC llevaba dos años de su fundación y dos años de desarrollo del Ejército Popular de Corea como fuerza armada regular, y su cimiento económico fue muy débil.

    Pero al frente del pueblo coreano estaba Kim Il Sung que había acumulado inmortales hazañas y ricas experiencias en las llamas de la lucha revolucionaria antijaponesa y que poseía gran ideología militar, hábiles estrategias y tácticas, destacada capacidad de dirección y arte militar, gran capacidad de despliegue y noble virtud. El Presidente acentuó que el combate del pueblo coreano contra los agresores armados yanquis era una lucha por la liberación y la independencia completas de la patria y, al mismo tiempo, por la paz y seguridad del mundo y devenía la bandera del movimiento de liberación nacional para los pueblos de los países dependientes y coloniales, y exhortó activamente a todo el ejército y pueblo hacia la victoria de la guerra.

    Los militares coreanos se pusieron de pie como un solo hombre en defensa de la soberanía e independencia de la patria y pasaron a la contraofensiva aniquilando a los enemigos. Como resultado, a un mes y medio de la guerra liberaron más de 90% del territorio del Sur de Corea y más de 92% de la población surcoreana. En la parte sureña emancipada se aplicaron la reforma agraria y otras democráticas.

    A medida que la guerra se alargaba debido a las frenéticas maniobras del imperialismo estadounidense, Kim Il Sung hizo formar el segundo frente con una gran unidad para combinar operaciones en los frentes y golpes en la retaguardia enemiga y tomó varias medidas para el traslado de las bases de la industria armamentista y el incremento de la producción de materiales bélicos. Por otra parte, movilizó a todo el Partido y pueblo en los empeños por intensificar la disciplina revolucionaria dentro del Partido, Estado y ejército, establecer firmemente el Juche en el dominio militar superando el dogmatismo y el servilismo a los grandes países e incrementar la producción y el apoyo al frente. También ideó el método de combate de defensa activa de posiciones apoyadas en búnkeres, tomó medidas para reforzar el fuego parabólico conforme a nuestro territorio, y creó originales métodos como ataques sorpresivos, los movimientos de grupos de francotiradores, de cazadores de aviones y tanques. Al hacer al Ejército Popular aprovechar con habilidad los dichos métodos, le posibilitó asestar golpes demoledores a los efectivos y los equipos bélicos enemigos.

    Los estadounidenses, aunque utilizaron muchos gastos militares y materiales bélicos y recurrieron a todos los medios y métodos despiadados sin precedentes en la historia de la guerra mundial, no podían eludir las irremediables derrotas en lo militar, político y moral.

    Ellos, por fin, arrodillándose ante el poderío del pueblo y ejército de Corea, firmaron el 27 de julio de 1953 el Acuerdo de Armisticio. La Guerra de Liberación de la Patria de tres años se llevó a cabo con la gran victoria del pueblo coreano.

    Durante la guerra, el EPC mató, hirió y apresó a más de 1 567 000 enemigos, incluidos más de 405 mil soldados yanquis, y capturó y destruyó una enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales de guerra: 12 200 aviones, 560 buques de diversos tipos, 3 250 tanques y carros blindados, 13 000 camiones, 7 695 cañones, entre otros, pérdida 2,3 veces mayor que la sufrida por el imperialismo yanqui en las campañas del Pacífico de cuatro años en la II Guerra Mundial.

    Reconstrucción posbélica y edificación del socialismo

    Los daños que la guerra trajo fueron muy grandes. Los yanquis redujeron a cenizas ciudades, aldeas rurales, fábricas, ferrocarriles y redes de transporte, y establecimientos educativos, culturales y de salud pública, lanzando sobre el territorio norteño un promedio de 18 bombas por kilómetro cuadrado. Los norcoreanos perdieron casi todas sus casas y utensilios domésticos y carecían de víveres y vestidos.

    Kim Il Sung, considerando la industria pesada como eslabón principal para resolver todos los problemas de la reconstrucción en posguerra, presentó la línea fundamental de la construcción de la economía nacional consistente en dar primacía a la industria pesada y al mismo tiempo, desarrollar la industria ligera y la agricultura. Para la economía rural, hizo realizar la cooperativización socialista de la economía privada campesina y dedicar una gran fuerza a la producción de cereales por satisfacer su escasez.

    Ateniéndose a esta línea y orientación, se estableció el Plan Trienal para la Rehabilitación y el Desarrollo de la Economía Nacional en posguerra (1954-1956) y el pueblo coreano, apretándose el cinturón y desplegando al máximo el espíritu revolucionario de apoyarse en las propias fuerzas, superó las dificultades y cumplió con anticipación el dicho plan.

    Luego, al llevar a efecto los planes quinquenal y sexenal y el septenal (tres veces) para el desarrollo de la economía nacional, obtuvo relevantes éxitos en la obra para asentar sobre el fundamento científico la economía nacional, adecuarla a las condiciones del país y modernizarla. Por efecto, Corea se convirtió en 1961 en un Estado socialista industrial-agrícola apoyado absolutamente en su economía nacional autosuficiente y en 1970 en un Estado industrial socialista. En marzo de 1974 con la promulgación de la ley de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC sobre la abolición completa de los impuestos, restos de una sociedad caduca, Corea fue el primer país exento de los impuestos en el mundo.

    En agosto de 1958, al concluir exitosamente la cooperativización agrícola y la transformación del comercio y la industria privados por vía socialista, en Corea se estableció el sistema socialista. Kim Il Sung planteó tres revoluciones: la ideológica, la técnica y la cultural, como tareas revolucionarias que cumplir después de edificación del régimen socialista. También presentó la transformación de toda la sociedad según las exigencias de la idea Juche como objetivo general de la revolución encaminada a lograr completamente la independencia de las masas populares y el supremo programa del PTC, y por su cumplimiento indicó las tareas de imbuir en todos los miembros de la sociedad la conciencia revolucionaria y de la clase obrera e intelectualizarlos y adecuar la economía nacional a las condiciones del país, modernizarla y asentarla sobre bases científicas.

    Kim Il Sung tomó la iniciativa del gran auge en la construcción socialista y el movimiento Chollima y estimuló a todo el pueblo a superar audazmente las pruebas y dificultades atravesadas en los avances. Bajo el lema “¡Avancemos con la velocidad de Chollima!” planteado por él, la clase obrera y demás trabajadores dedicaron empeños por la movilización de reservas internas y por el aumento de producción y el ahorro al máximo desplegando en alto el espíritu revolucionario de apoyarse en sus propias fuerzas y de tenaz lucha, de suerte que crearon milagros y renovaciones que sorprendieran al mundo en todos los dominios de la construcción socialista. En todos los sectores y unidades de la economía nacional se promovió activamente la creación de la Velocidad de la década de 1980 por alcanzar con anticipación las diez metas perspectivas para la construcción económica socialista presentadas en el VI Congreso del PTC y resaltar los diez años como los de proezas en la construcción socialista.

    Por otra parte, la cultura socialista de Corea se ha florecido y desarrollado más. Se pusieron en vigencia el sistema de enseñanza obligatoria general de 11 años en 1975, la Ley de Crianza y Educación de los Niños de la RPDC en 1976 que afianza legalmente el régimen de criar a todos los menores a expensas del Estado y la sociedad, la Tesis sobre la educación socialista en 1977 y se llevó a vías de hecho la orientación de intelectualización de todos los miembros de la sociedad con el fin de elevar el nivel técnico y cultural de ellos a nivel de los graduados de la universidad. Se abrió una era de plena prosperidad en la película, ópera, drama, novelas y otras ramas literarias y artísticas. Se introdujo en todo el país la transmisión televisora y se construyeron muchos modernos establecimientos culturales que aseguraran suficientemente la demanda cultural de las masas.

    También en la causa de la reunificación de la patria se registraron relevantes éxitos. En 1972 se efectuaron las conversaciones de alto nivel Norte-Sur, se publicó el 4 de julio de 1972 la Declaración Conjunta del Norte y el Sur que comprueba los tres principios de la reunificación de la patria: la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional, como gran programa común, y tuvieron lugar conversaciones y se concertaron convenios en diversas ramas entre el Norte y el Sur. Se activó el intercambio y la cooperación entre los dos como el envío de muchos materiales de socorro a la parte Sur, afectada por inundaciones en 1984. Se fundaron la Alianza Pannacional por la Reunificación de la Patria (APRP) en 1990, cuya misión es alcanzar la gran unidad y la reintegración nacional sobre la base del principio de la independencia, y de manera pacífica, y otras diversas organizaciones, y se efectuaron actos a favor de la reunificación Norte-Sur. Los tres principios de la reunificación de la patria y el proyecto de la fundación de la República Confederal Democrática de Coryo (1980) y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria (1993) presentados por Kim Il Sung se consideran hoy como Tres Cartas que mantener en esa obra.

    En la primera sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en diciembre de 1972 se aprobó la Constitución Socialista de la RPDC y Kim Il Sung fue electo Presidente de la RPDC.

    En el VIII Pleno del V Comité Central del PTC celebrado en febrero de 1974, en reflejo de la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo, enaltecieron a Kim Jong Il como único sucesor de Kim Il Sung y miembro del Comité Político del Comité Central del PTC.

    En una histórica circunstancia en que se produjeron nuevos ascensos en los empeños por cumplir el tercer Plan Septenal y llevar adelante la causa socialista, el pueblo coreano celebró en abril de 1992 el 80 aniversario del Presidente Kim Il Sung como la máxima fiesta nacional y gran festival político de la humanidad.

    En defensa del socialismo

    Después del fallecimiento de Kim Il Sung, Líder paternal de la nación coreana en 1994, Estados Unidos se empeñó con frenesí en estrangular a Corea intensificando más que nunca la ofensiva militar contra este país y a la vez ejerciendo de modo tenaz presiones sobre todos los dominios político, económico, ideo-cultural y diplomático. Para colmo de males, las sucesivas catastróficas calamidades naturales le causaron a Corea la escasez de alimentos, combustibles y energías, por lo cual su población se vio obligada a emprender la Marcha Penosa y la forzada.

    Dado que se debía construir el socialismo en medio de la amenaza militar y el asedio por parte del imperialismo, Kim Jong Il tomó la política de Songun como la principal modalidad política. Definió al Ejército Popular como fuerza medular de la revolución e hizo que el ejército, siendo el ejemplar en todas las labores, abriera brecha para la construcción de la economía socialista.

    Los militares, aun en condiciones difíciles, levantando en alto las consignas “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!” y “¡Si el Partido decide, lo cumplimos!”, lograron ascensos en la edificación de grandes monumentos como principales centrales hidráulicas y el acondicionamiento de tierra cultivable, mientras se encargaron de importantes sectores de la economía nacional en aras de la prosperidad de la patria y el bienestar del pueblo.

    Kim Jong Il denominó el espíritu que se creó y manifestaba ampliamente en el seno del Ejército Popular como el espíritu revolucionario del militar e hizo que todos los sectores y unidades lo asimilaran con el fin de superar las situaciones difíciles con la fuerza mancomunada de los civiles y militares y traer grandes auges en la revolución y su construcción.

    El pueblo coreano, con la consigna enhiesta “¡Aunque el camino es duro, vamos sonriendo!” venció obstáculos y penas. En virtud del enérgico movimiento masivo por satisfacer la apremiante demanda de la electricidad, se levantaron muchas centrales de grande, mediano y pequeño tamaños. En la agricultura, en fiel acato a las orientaciones del Partido sobre las revoluciones en la semilla y el cultivo de papas y sobre la doble cosecha al año produjeron nuevos ascensos. A lo largo y ancho del país las tierras mínimas, herencias de la sociedad feudal, se convirtieron en grandes parcelas estandarizadas y se consumó la construcción de diversos canales de riego por gravedad, perfeccionando así en más alto nivel la irrigación en el campo. Se crearon muchas granjas ganaderas, piscifactorías y plantas avícolas equipadas con las técnicas de punta. Además se promovió activamente la modernización en la industria siderúrgica y acería, y en todas partes del país se construyeron y renovaron a base de los adelantos técnicos numerosas fábricas de alimentos básicos y otras de industria ligera. Los jóvenes, al construir la Carretera Juventud Héroe (Pyongyang-Nampho) de 40 kilómetros, demostraron su temperamento heroico. Los científicos y técnicos lograron relevantes éxitos en la ciencia básica, la de vitalidad, la informática y otros dominios y con los éxitos en el lanzamiento de satélites y pruebas nucleares pusieron de pleno manifiesto ante el mundo el poderío de la Corea de Juche.

    La política de Songun hizo posible preparar un sólido cimiento para lograr la reintegración nacional de forma independiente y pacífica. Al concederse la primacía en reforzar el poderío militar del país, se frustraron a cada paso los intentos de Estados Unidos y las fuerzas belicistas surcoreanas por provocar una nueva guerra en la Península Coreana, y se aseguraron la paz y la estabilidad en esta región. Entre tanto, en junio de 2000 se celebró el Encuentro Cumbre Norte-Sur, primer evento de su especie en la historia de división nacional, y se dio a luz la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio, un jalón para la reunificación de Corea. De seguida, se abrió una emocionante época denominada con la referida fecha, en que el Norte y el Sur que llevaban relaciones de enemistad y confrontación por más de medio siglo aspiraran a la cohesión y reunificación estrechándose las manos bajo el lema de Entre nosotros, los connacionales, y tuvo lugar en 2007 otro encuentro cumbre Norte-Sur dando lugar a la adaptación de la Declaración del 4 de Octubre, una plataforma práctica de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.

    Nueva era en la obra por la construcción de un Estado potente y próspero

    El deceso tan inesperado, súbito y doloroso del Dirigente Kim Jong Il el 17 de diciembre de 2011 fue la máxima pérdida en la historia coreana de cinco milenios.

    Kim Jong Il fue un destacado teórico e ideólogo, eminente veterano político y gran General de Songun que con sus profundas teorías e ideologías y distinguido arte de mando condujo siempre por el camino victorioso la causa revolucionaria del Juche, un ardiente patriota y generoso padre del pueblo coreano que en su vida entera revolucionaria dedicó gran devoción en aras de la patria y el pueblo. Gracias a él, las inmortales ideas Juche y Songun creadas por el Presidente Kim Il Sung podían expedir sus brillos como idea rectora de la época de independencia; las tradiciones revolucionarias del Paektu se salvaguardaron de modo firme; el poderío del PTC, ejército y Estado llegó al supremo nivel, abriéndose así una era de prosperidad nunca vista en la historia nacional. El mayor mérito de Kim Jong Il consiste en haber defendido de modo seguro el socialismo y preparado un poderoso cimiento político, militar y económico a favor de la eterna prosperidad nacional en los tiempos más duros.

    Hoy el ejército y el pueblo coreanos sienten de corazón que habían venido cumpliendo la revolución enalteciendo al gran hombre como el Sol y padre de la nación y están decididos firmemente a materializar cueste lo que cueste su causa y anhelo.

    Al  frente  dela  lucha  del  pueblo  coreano  por  llevar a  efecto  su  legado  está el Mariscal Kim Jong Un, gran sucesor de la causa del Juche y encarnación de Kim Il Sung y Kim Jong Il en los pensamientos y el arte de dirección, rasgos y virtudes.

    Los solemnes actos festivos por el centenario del Presidente Kim Il Sung efectuados en presencia de Kim Jong Un en abril de 2012 en Pyongyang, retrotrajeron con gran orgullo los últimos cien años de la historia de la nación de Kim Il Sung que ha colocado la dignidad de la patria y del pueblo en una altura que jamás ha conocido en toda su historia y demostraron ante el mundo la firme voluntad del pueblo coreano de coronar una nueva centuria de la construcción de un Estado poderoso y próspero siguiendo el camino de la independencia, de Songun y del socialismo forjado por Kim Il Sung y Kim Jong Il.

    Actualmente el Mariscal Kim Jong Un disfruta de absoluta confianza por el Partido del Trabajo de Corea, ejército y pueblo y se desempeña como Primer Secretario del PTC, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En la VI sesión de la XII legislatura de la APS efectuada en septiembre de 2012 fue aprobada la ley “Sobre la aplicación de la enseñanza obligatoria general de 12 años, una medida que encarna los conceptos de Kim Jong Un sobre las posteridades y el porvenir.

    El exitoso lanzamiento del segundo satélite artificial de la Tierra “Kwangmyongsong 3” el 12 de diciembre del mismo año patentiza que Corea que ha dado inicio a la construcción de la potencia socialista acogerá una época de prosperidad en el futuro no lejano.

    El pueblo coreano, también en lo adelante, llevando el mismo propósito y destino que el estimado camarada Kim Jong Un y levantando en alto la bandera roja de la revolución con la firme convicción en la victoria segura, se esforzará con denuedo por construir un Estado socialista próspero y potente en el siglo XXI.

    Posted at 20:14 |  by Manuel Arismendi

    domingo, 24 de noviembre de 2013

    Preámbulo

    La República Popular Democrática de Corea es la Patria socialista del Juche, que encarna la ideología y dirección del gran Líder, camarada Kim Il Sung, quien:
    Fue fundador de la República Popular Democrática de Corea y padre de la Corea Socialista;

    Creador de la inmortal idea Juche y organizador y conductor, bajo esta bandera, de la Lucha Revolucionaria Antijaponesa, en cuyo proceso estableciera las gloriosas tradiciones revolucionarias y lograra la histórica causa de la restauración de la Patria, fundó la República Popular Democrática de Corea sobre los sólidos cimientos que asentara para la constitución de un Estado soberano e independiente en las esferas política, económica, cultural y militar;

    Con su original línea revolucionaria y acertada dirección en las distintas etapas de la revolución social y la construcción, fortaleció y desarrolló la República como un país socialista centrado en las masas populares, como un Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo;

    Definió los principios básicos para la construcción del Estado y sus actividades, estableció el más ventajoso régimen estatal y social, modo político, sistema y método de administración social y creó sólidas bases para el fortalecimiento y prosperidad de la Patria socialista y para llevar adelante, hasta la culminación, la causa revolucionaria del Juche;

    “Considerar al pueblo como el cielo” fue la máxima con que consagró toda su vida para él, estando siempre en su seno. Y atendiéndolo y conduciéndolo con su noble política de benevolencia, convirtió toda la sociedad en una gran familia con una sola alma;

    Como Sol de la nación y estrella de la reunificación de la Patria, planteó que la suprema tarea nacional es la reintegración, causa a la que dedicó todo su esfuerzo. Consolidó la República como un poderoso baluarte de la reintegración, dictó sus principios y métodos fundamentales y convirtió el movimiento por la reunificación en un movimiento pannacional, abriendo así el camino para alcanzarla con la unión de las fuerzas de la nación;

    Definió el ideal fundamental de la política exterior de la República Popular Democrática de Corea y, sobre esta base, amplió y desarrolló sus relaciones exteriores, elevando su prestigio internacional. Como el más versado en la política mundial, dio inicio a la nueva época de la independencia y trabajó con entusiasmo por el fortalecimiento y desarrollo del movimiento socialista y de los No Alineados, por la paz del mundo y la amistad entre los pueblos, e hizo imperecederos aportes a la causa de la humanidad por la independencia;

    Fue genio en ideología y teoría y en el arte de mando, invencible comandante de acero, gran revolucionario y político, gran hombre.

    Sus grandes ideas y méritos acumulados en el proceso de dirección constituyen el eterno patrimonio de la revolución coreana y la garantía principal para la prosperidad y el progreso de la República Popular Democrática de Corea.

    La República Popular Democrática de Corea y el pueblo coreano, bajo la dirección del Partido del Trabajo de Corea, honrarán al gran Líder, Kim Il Sung, como su perpetuo Presidente y concluirán la causa revolucionaria del Juche, defendiendo y llevando adelante sus ideas y sus méritos.

    La Constitución Socialista de la República Popular Democrática de Corea es la constitución de Kim Il Sung, ya que ha hecho ley sus originales ideas sobre la construcción del Estado y sus proezas al respecto.

    Preámbulo de la Constitución de la RPD de Corea

    Preámbulo

    La República Popular Democrática de Corea es la Patria socialista del Juche, que encarna la ideología y dirección del gran Líder, camarada Kim Il Sung, quien:
    Fue fundador de la República Popular Democrática de Corea y padre de la Corea Socialista;

    Creador de la inmortal idea Juche y organizador y conductor, bajo esta bandera, de la Lucha Revolucionaria Antijaponesa, en cuyo proceso estableciera las gloriosas tradiciones revolucionarias y lograra la histórica causa de la restauración de la Patria, fundó la República Popular Democrática de Corea sobre los sólidos cimientos que asentara para la constitución de un Estado soberano e independiente en las esferas política, económica, cultural y militar;

    Con su original línea revolucionaria y acertada dirección en las distintas etapas de la revolución social y la construcción, fortaleció y desarrolló la República como un país socialista centrado en las masas populares, como un Estado socialista soberano, autosuficiente y autodefensivo;

    Definió los principios básicos para la construcción del Estado y sus actividades, estableció el más ventajoso régimen estatal y social, modo político, sistema y método de administración social y creó sólidas bases para el fortalecimiento y prosperidad de la Patria socialista y para llevar adelante, hasta la culminación, la causa revolucionaria del Juche;

    “Considerar al pueblo como el cielo” fue la máxima con que consagró toda su vida para él, estando siempre en su seno. Y atendiéndolo y conduciéndolo con su noble política de benevolencia, convirtió toda la sociedad en una gran familia con una sola alma;

    Como Sol de la nación y estrella de la reunificación de la Patria, planteó que la suprema tarea nacional es la reintegración, causa a la que dedicó todo su esfuerzo. Consolidó la República como un poderoso baluarte de la reintegración, dictó sus principios y métodos fundamentales y convirtió el movimiento por la reunificación en un movimiento pannacional, abriendo así el camino para alcanzarla con la unión de las fuerzas de la nación;

    Definió el ideal fundamental de la política exterior de la República Popular Democrática de Corea y, sobre esta base, amplió y desarrolló sus relaciones exteriores, elevando su prestigio internacional. Como el más versado en la política mundial, dio inicio a la nueva época de la independencia y trabajó con entusiasmo por el fortalecimiento y desarrollo del movimiento socialista y de los No Alineados, por la paz del mundo y la amistad entre los pueblos, e hizo imperecederos aportes a la causa de la humanidad por la independencia;

    Fue genio en ideología y teoría y en el arte de mando, invencible comandante de acero, gran revolucionario y político, gran hombre.

    Sus grandes ideas y méritos acumulados en el proceso de dirección constituyen el eterno patrimonio de la revolución coreana y la garantía principal para la prosperidad y el progreso de la República Popular Democrática de Corea.

    La República Popular Democrática de Corea y el pueblo coreano, bajo la dirección del Partido del Trabajo de Corea, honrarán al gran Líder, Kim Il Sung, como su perpetuo Presidente y concluirán la causa revolucionaria del Juche, defendiendo y llevando adelante sus ideas y sus méritos.

    La Constitución Socialista de la República Popular Democrática de Corea es la constitución de Kim Il Sung, ya que ha hecho ley sus originales ideas sobre la construcción del Estado y sus proezas al respecto.

    Posted at 18:28 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 13 de noviembre de 2013

    En este espacio, les ofreceremos las reflexiones de Ri Sun Ae, residente en la unidad de vecinos No 106 del barrio Sangsin del municipio Sosong de Pyongyang, la capital de la RPDC.
       "Escribo estas líneas con el fin de dar a conocer los grandes beneficios del sistema socialista de salud pública establecido en nuestro país.
       Fue en enero que se trasladara a un hospital central mi hijo Song Jin gravemente herido a causa de un accidente inesperado. Enterada de la noticia, acudí de prisa adonde los trabajadores médicos hacían todo lo que estuviera a su alcance, para resucitarlo tomando medidas de urgencia. Él estaba sin conocimiento debido a la grave contusión cerebral y rotura del intestino.
       La exitosa operación de varias horas no le ayudó a volverse en sí. Además, se mantenían alta fiebre y frecuente descenso de la presión arterial. Con el fin de mejorar esta situación, los médicos hicieron día y noche todos los esfuerzos posibles. A los 14 días se logró normalizar la presión arterial, pero, el paciente no recobró aun conocimiento.
       Los médicos de la sección encargada aplicaron nuevos métodos de asistencia de acuerdo a la situación en constante cambio. Por fín, gracias a la alta devoción de los trabajadores médicos, mi hijo Song Jin lo recobró, al cabo de más de 20 días. Luego, se le restableció el sentido y respondía a la llamada. Para mí fue de veras un hecho muy asombroso.
       Aunque oía decir cotidianamente de los grandes beneficios del régimen de salud pública socialista, me percaté más profundamente de ello, a través de mi vivencia. Una publicación que leí en una ocasión señalaba que en un país extranjero, un chequeo médico general costaba 2 mil dólares norteamericanos, la operación del corazón 30 mil y la hospitalización por día, cientos.
       En contraste con esa realidad, no tuve nada que preocuparme por el costo de cura o medicamentos. Mi hijo fue sometido tres veces a la operación grande que costaba mucho, se efectuó con frecuencia la reunión consultiva médica frente a la situación del mal en brusco cambio y se le inyectó diariamente enorme cantidad de medicina. Sería algo inimaginable en otros países que el Estado sufragaba del todo la asistencia médica de personas comunes. No tenían fín los beneficios estatales que se dispensaron gratis a mi hijo durante más de 100 de su permanencia en el hospital.
       El día del alta del hospital, subí con el hijo a la colina Mansu y rendimos de todo corazón el saludo de agradecimiento a los Grandes Generalísimos Kim Il Sung y Kim Jong Il, ante sus estatuas. Aunque estabamos muy agradecidos por el retorno de mi hijo a la vida, el médico encargado venía periódicamente a mi hogar para hacerle examen, diciendo que la cura no debía afectar el estudio de mi hijo, estudiante universitario.
       Gracias a tal cálido devoción, mi hijo Song Jin se forma como un arquitecto del futuro. Si no hubieran el bondadoso régimen de salud socialista y la abnegación de los trabajadores médicos con bello amor al ser humano, tampoco habría el presente de mi hijo.
       Por vivir bajo los constantes beneficios de la asistencia médica gratuita durante decenas de años desde que ella se implantara, yo y mis familiares, al igual que otros habitantes de este país, considerábamos la realidad como cosa natural. Pero, el hecho milagroso de que se resucitó mi hijo que se encontraba en un dilema de vida o muerte, me envuelve en los sentimientos de inmenso agradecimiento a la patria madre.
       Tengo fuerte impuso de gritar a todo el mundo, que la beneficiosa asistencia médica gratuita, implantada en nuestro país hizo renacer a mi hijo."
    Fuente: Voz de Corea en español

    Testimonio de vida: "La asistencia médica gratuita resucitó a mi hijo"

    En este espacio, les ofreceremos las reflexiones de Ri Sun Ae, residente en la unidad de vecinos No 106 del barrio Sangsin del municipio Sosong de Pyongyang, la capital de la RPDC.
       "Escribo estas líneas con el fin de dar a conocer los grandes beneficios del sistema socialista de salud pública establecido en nuestro país.
       Fue en enero que se trasladara a un hospital central mi hijo Song Jin gravemente herido a causa de un accidente inesperado. Enterada de la noticia, acudí de prisa adonde los trabajadores médicos hacían todo lo que estuviera a su alcance, para resucitarlo tomando medidas de urgencia. Él estaba sin conocimiento debido a la grave contusión cerebral y rotura del intestino.
       La exitosa operación de varias horas no le ayudó a volverse en sí. Además, se mantenían alta fiebre y frecuente descenso de la presión arterial. Con el fin de mejorar esta situación, los médicos hicieron día y noche todos los esfuerzos posibles. A los 14 días se logró normalizar la presión arterial, pero, el paciente no recobró aun conocimiento.
       Los médicos de la sección encargada aplicaron nuevos métodos de asistencia de acuerdo a la situación en constante cambio. Por fín, gracias a la alta devoción de los trabajadores médicos, mi hijo Song Jin lo recobró, al cabo de más de 20 días. Luego, se le restableció el sentido y respondía a la llamada. Para mí fue de veras un hecho muy asombroso.
       Aunque oía decir cotidianamente de los grandes beneficios del régimen de salud pública socialista, me percaté más profundamente de ello, a través de mi vivencia. Una publicación que leí en una ocasión señalaba que en un país extranjero, un chequeo médico general costaba 2 mil dólares norteamericanos, la operación del corazón 30 mil y la hospitalización por día, cientos.
       En contraste con esa realidad, no tuve nada que preocuparme por el costo de cura o medicamentos. Mi hijo fue sometido tres veces a la operación grande que costaba mucho, se efectuó con frecuencia la reunión consultiva médica frente a la situación del mal en brusco cambio y se le inyectó diariamente enorme cantidad de medicina. Sería algo inimaginable en otros países que el Estado sufragaba del todo la asistencia médica de personas comunes. No tenían fín los beneficios estatales que se dispensaron gratis a mi hijo durante más de 100 de su permanencia en el hospital.
       El día del alta del hospital, subí con el hijo a la colina Mansu y rendimos de todo corazón el saludo de agradecimiento a los Grandes Generalísimos Kim Il Sung y Kim Jong Il, ante sus estatuas. Aunque estabamos muy agradecidos por el retorno de mi hijo a la vida, el médico encargado venía periódicamente a mi hogar para hacerle examen, diciendo que la cura no debía afectar el estudio de mi hijo, estudiante universitario.
       Gracias a tal cálido devoción, mi hijo Song Jin se forma como un arquitecto del futuro. Si no hubieran el bondadoso régimen de salud socialista y la abnegación de los trabajadores médicos con bello amor al ser humano, tampoco habría el presente de mi hijo.
       Por vivir bajo los constantes beneficios de la asistencia médica gratuita durante decenas de años desde que ella se implantara, yo y mis familiares, al igual que otros habitantes de este país, considerábamos la realidad como cosa natural. Pero, el hecho milagroso de que se resucitó mi hijo que se encontraba en un dilema de vida o muerte, me envuelve en los sentimientos de inmenso agradecimiento a la patria madre.
       Tengo fuerte impuso de gritar a todo el mundo, que la beneficiosa asistencia médica gratuita, implantada en nuestro país hizo renacer a mi hijo."
    Fuente: Voz de Corea en español

    Posted at 16:44 |  by Manuel Arismendi

    domingo, 3 de noviembre de 2013

    Constitución Política de la República Popular Democrática de Corea

    Posted at 20:09 |  by Manuel Arismendi

    sábado, 26 de octubre de 2013

    Nuevas frecuencias y horarios de la Voz de Corea en español desde el 27 de octubre de 2013.

    Desde Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea, la radio emite para:

    Centro y Sudamérica:

    11.735 Khz, 13.760 Khz y 15.180 Khz

    23:00 a 00:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    01:00 Hrs a 02:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    Centro de Europa y España:

    7570 Khz y 12015 Khz

    15:00 a 16:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    17:00 a 18:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    Nuevas frecuencias y horarios de las emisiones de Voz de Corea en español

    Nuevas frecuencias y horarios de la Voz de Corea en español desde el 27 de octubre de 2013.

    Desde Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea, la radio emite para:

    Centro y Sudamérica:

    11.735 Khz, 13.760 Khz y 15.180 Khz

    23:00 a 00:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    01:00 Hrs a 02:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    Centro de Europa y España:

    7570 Khz y 12015 Khz

    15:00 a 16:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    17:00 a 18:00 Hrs. (hora local de Santiago de Chile).

    Posted at 16:00 |  by Manuel Arismendi

    viernes, 11 de octubre de 2013

    Moranbong (con cantante Hyon Song Wol), una de las bandas musicales 'ejecutada' según la prensa occidental, resucita y canta en honor al 10 de Octubre (Fundación del Partido del Trabajo de Corea).


    La cantante Hyon Song Wol vuelve a la vida

    Moranbong (con cantante Hyon Song Wol), una de las bandas musicales 'ejecutada' según la prensa occidental, resucita y canta en honor al 10 de Octubre (Fundación del Partido del Trabajo de Corea).


    Posted at 13:52 |  by Manuel Arismendi

    jueves, 5 de septiembre de 2013

    Kim Jong Un es el máximo Dirigente del Partido, el Estado y el ejército coreano.

    Se graduó de la Academia General Militar Kim Il Sung en Pyongyang.

    Fue electo miembro del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea y vicepresidente de la Comisión Militar Central del PTC y promovido a general de ejército en septiembre de 99 de la era Juche (2010).

    En diciembre de 2011 asumió el cargo de Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Fue electo Primer Secretario del PTC, miembro del Buró Político del CC del PTC y miembro de su Presidium, presidente de la CMC y Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en abril de 2012.

    Recibió el título de Mariscal de la RPDC en julio del mismo año.

    Breve biografía del Estimado Mariscal Kim Jong Un

    Kim Jong Un es el máximo Dirigente del Partido, el Estado y el ejército coreano.

    Se graduó de la Academia General Militar Kim Il Sung en Pyongyang.

    Fue electo miembro del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea y vicepresidente de la Comisión Militar Central del PTC y promovido a general de ejército en septiembre de 99 de la era Juche (2010).

    En diciembre de 2011 asumió el cargo de Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Fue electo Primer Secretario del PTC, miembro del Buró Político del CC del PTC y miembro de su Presidium, presidente de la CMC y Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en abril de 2012.

    Recibió el título de Mariscal de la RPDC en julio del mismo año.

    Posted at 15:02 |  by Manuel Arismendi
    Kim Jong Il nació el 16 de febrero de 31 de la era Juche (1942) en el campamento secreto del monte Paektu de Corea como el primogénito del Presidente Kim Il Sung y la heroína antijaponesa Kim Jong Suk.

    Recibió la educación primaria y secundaria desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1960 en Pyongyang.

    Recibió la educación superior en la Universidad Kim Il Sung desde septiembre de 1960 hasta marzo de 1964.

    Ingresó en el Partido del Trabajo de Corea el 22 de julio de 1961.

    Fungió como instructor, jefe de sección, subjefe y jefe de departamento del Comité Central del PTC entre junio de 1964 y septiembre de 1973.

    Fue elegido miembro del CC del Partido en el Quinto Pleno del V período del CC del Partido en octubre de 1972 y secretario del CC del Partido en el Séptimo Pleno del V período del CC del Partido en septiembre de 1973.

    Fue  designado  como  miembro  del  Comité  Político  del  CC  del Partido y sucesor del Presidente Kim Il Sung en el Octavo Pleno del V período del CC del Partido efectuado en febrero de 1974.

    En el Sexto Congreso del PTC efectuado en octubre de 1980 fue elegido miembro del Presidium del Buró Político y Secretario del CC del Partido, y miembro de su Comisión Militar Central.

    En el período de febrero de 1982 a marzo de 2009 fue elegido diputado a la Asamblea Popular Suprema de la RPDC para sus VII-XII Legislaturas.

    Fue elegido como primer vicepresidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea en la Primera Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en mayo de 1990.

    En diciembre de 1991 fue nombrado Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Recibió el título de Mariscal de la República Popular Democrática de Corea en abril de 1992.

    Fue elegido como Presidente del Comité de Defensa Nacional en la Quinta Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en abril de 1993.

    Fue elegido y reelegido como Secretario General del PTC, en octubre de 1997 y en la III Conferencia del PTC efectuada en septiembre de 2010.

    Fue reelegido como Presidente del Comité de Defensa Nacional en las Primeras Sesiones de las X, XI y XII Legislaturas de la Asamblea Popular Suprema efectuadas en septiembre de 1998 y 2003 y en abril de 2009, respectivamente.

    Como consecuencia del excesivo desgaste mental y físico acumulado en la durísima marcha forzada para  la  construcción  de  un  Estado  poderoso  y próspero y el mejoramiento de la vida del pueblo, Kim Jong Il falleció por una afección repentina el 17 de diciembre de 2011 en un viaje de trabajo.

    Pero el ejército y pueblo coreano lo enaltecieron como eterno Secretario General del PTC y Presidente del CDN en la IV Conferencia del PTC y la Quinta Sesión de la XII Legislatura de la APS de la RPD de Corea efectuadas en abril de 2012.

    Con sus afanosas meditaciones y búsquedas, Kim Jong Il desplegó extensas y profundas actividades ideo-teóricas y sacó a luz numerosas obras, entre ellas las incluidas en 15 tomos de “Obras Escogidas” y en 10 tomos de “Por el triunfo de la causa revolucionaria del Juche”.

    Recibió el título de Héroe de la RPDC en 1975, 1982, 1992 y 2011, la “Orden Kim Il Sung” en 1978, 1982, 1992 y 2012, el “Premio Kim Il Sung” en febrero de 1973 y marzo de 2012 y otras muchas órdenes y medallas.

    En febrero de 2012 se le otorgó el título de Generalísimo de la RPD de Corea.

    Recibió numerosas órdenes y medallas, títulos honorarios, títulos de profesor y doctor honorarios de varios países.

    Breve biografía del Querido dirigente Kim Jong Il

    Kim Jong Il nació el 16 de febrero de 31 de la era Juche (1942) en el campamento secreto del monte Paektu de Corea como el primogénito del Presidente Kim Il Sung y la heroína antijaponesa Kim Jong Suk.

    Recibió la educación primaria y secundaria desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1960 en Pyongyang.

    Recibió la educación superior en la Universidad Kim Il Sung desde septiembre de 1960 hasta marzo de 1964.

    Ingresó en el Partido del Trabajo de Corea el 22 de julio de 1961.

    Fungió como instructor, jefe de sección, subjefe y jefe de departamento del Comité Central del PTC entre junio de 1964 y septiembre de 1973.

    Fue elegido miembro del CC del Partido en el Quinto Pleno del V período del CC del Partido en octubre de 1972 y secretario del CC del Partido en el Séptimo Pleno del V período del CC del Partido en septiembre de 1973.

    Fue  designado  como  miembro  del  Comité  Político  del  CC  del Partido y sucesor del Presidente Kim Il Sung en el Octavo Pleno del V período del CC del Partido efectuado en febrero de 1974.

    En el Sexto Congreso del PTC efectuado en octubre de 1980 fue elegido miembro del Presidium del Buró Político y Secretario del CC del Partido, y miembro de su Comisión Militar Central.

    En el período de febrero de 1982 a marzo de 2009 fue elegido diputado a la Asamblea Popular Suprema de la RPDC para sus VII-XII Legislaturas.

    Fue elegido como primer vicepresidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea en la Primera Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en mayo de 1990.

    En diciembre de 1991 fue nombrado Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    Recibió el título de Mariscal de la República Popular Democrática de Corea en abril de 1992.

    Fue elegido como Presidente del Comité de Defensa Nacional en la Quinta Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada en abril de 1993.

    Fue elegido y reelegido como Secretario General del PTC, en octubre de 1997 y en la III Conferencia del PTC efectuada en septiembre de 2010.

    Fue reelegido como Presidente del Comité de Defensa Nacional en las Primeras Sesiones de las X, XI y XII Legislaturas de la Asamblea Popular Suprema efectuadas en septiembre de 1998 y 2003 y en abril de 2009, respectivamente.

    Como consecuencia del excesivo desgaste mental y físico acumulado en la durísima marcha forzada para  la  construcción  de  un  Estado  poderoso  y próspero y el mejoramiento de la vida del pueblo, Kim Jong Il falleció por una afección repentina el 17 de diciembre de 2011 en un viaje de trabajo.

    Pero el ejército y pueblo coreano lo enaltecieron como eterno Secretario General del PTC y Presidente del CDN en la IV Conferencia del PTC y la Quinta Sesión de la XII Legislatura de la APS de la RPD de Corea efectuadas en abril de 2012.

    Con sus afanosas meditaciones y búsquedas, Kim Jong Il desplegó extensas y profundas actividades ideo-teóricas y sacó a luz numerosas obras, entre ellas las incluidas en 15 tomos de “Obras Escogidas” y en 10 tomos de “Por el triunfo de la causa revolucionaria del Juche”.

    Recibió el título de Héroe de la RPDC en 1975, 1982, 1992 y 2011, la “Orden Kim Il Sung” en 1978, 1982, 1992 y 2012, el “Premio Kim Il Sung” en febrero de 1973 y marzo de 2012 y otras muchas órdenes y medallas.

    En febrero de 2012 se le otorgó el título de Generalísimo de la RPD de Corea.

    Recibió numerosas órdenes y medallas, títulos honorarios, títulos de profesor y doctor honorarios de varios países.

    Posted at 14:59 |  by Manuel Arismendi
    El Presidente Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 (primer año de la era Juche) en Mangyongdae de la ciudad de Pyongyang como el primogénito de Kim Hyong Jik y Kang Pan Sok .

    Su padre Kim Hyong Jik le puso el nombre de Song Ju (palabra que significa constituir el pilar ), con la esperanza de que llegara a ser pilar del país.

    El Presidente Kim Il Sung pasó su niñez en diferentes lugares del país y China donde sus padres realizaron las actividades revolucionarias.

    Con visión al futuro su padre lo hizo aprender desde muy niño el idioma chino y estudiar en una escuela primaria china. Como resultado llegó a dominar perfectamente esa lengua, lo que más tarde le sirvió de gran ayuda en desenvolver la lucha antijaponesa en el territorio chino.

    En marzo de 1923 en acato al consejo de su padre de que para llevar a cabo la revolución conociera la realidad del país, partió de Badaogou de China y llegó al natal Mangyongdae (se llama este viaje a pie “Camino de mil ríes para el estudio” ) e ingresó en la escuela Changdok en Chilgol donde se encuentra la casa de sus abuelos maternos.

    En enero de 1925, al recibir la noticia inesperada de que los japoneses volvieron a detener a su padre, partió decididamente de Mangyongdae con la firme decisión de no regresar hasta que no se haya logrado la independencia del país.

    Después del fallecimiento de su padre, en junio de 1926 se matriculó en la escuela Hwasong, un plantel político militar de dos cursos establecido en Huadian por las organizaciones nacionalistas antijaponesas y el 17 de octubre del mismo año fundó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) y fue electo su responsable.

    Con miras a desplegar de un modo más amplio las actividades revolucionarias, Kim Il Sung interrumpió sus estudios en la Escuela Hwasong a seis meses de su ingreso y trasladó el escenario de sus acciones a Jilin.

    Mientras estudiaba en la Escuela Secundaria Yuwen de Jilin, el 27 de agosto de 1927 reorganizó la UDI en Unión de la Juventud Antiimperialista, organización masiva más abarcadora y el 28 de agosto, fundó la Unión de la Juventud Comunista de Corea.

    Formó varias organizaciones de masas y dirigió la lucha antijaponesa.

    Dilucidó el camino a seguir por la revolución coreana y los problemas estratégicos y tácticos para realizar su tarea fundamental en la Conferencia de Kalun efectuada del 30 de junio al 2 de julio de 1930.

    El 3 de julio organizó la “Asociación de Camaradas Konsol”, primera organización partidista en Kalun y, el 6 de julio, fundó en Guyushu del distrito Yitong el Ejército Revolucionario de Corea (ERC), entidad político-paramilitar para hacer los preparativos de la Lucha Armada Antijaponesa.

    Proclamó el 25 de abril de 1932 la fundación de la Guerrilla Popular Antijaponesa (más tarde, reorganizada en Ejército Revolucionario Popular de Corea), dirigió la lucha armada antijaponesa, y así logró la restauración de la Patria el 15 de agosto de 1945. Retornó a la Patria en septiembre del mismo año.

    El 10 de octubre de 1945 estructuró el Comité Central Organizativo del Partido Comunista de Corea del Norte y declaró el nacimiento del Partido ante el mundo.

    El 8 de febrero de 1946 organizó el Comité Popular Provisional de Corea del Norte y fue elegido Presidente y proclamó la Plataforma de 20 Puntos.

    En agosto de 1946 formó el Partido del Trabajo de Corea del Norte con la fusión del Partido Comunista y el Partido Neodemocrático.

    Dirigió exitosamente la revolución democrática antiimperialista y antifeudal en breve espacio de tiempo.

    Constituyó la Asamblea Popular de Corea del Norte mediante las primeras elecciones democráticas y fue elegido Presidente del Comité Popular de Corea del Norte, nuevo órgano central del Poder estatal y presentó las tareas del período de transición al socialismo.

    En febrero de 1948 transformó al Ejército Revolucionario Popular de Corea en el Ejército Popular de Corea,, fuerzas armadas revolucionarias regulares.

    El 9 de septiembre de 1948 fundó la República Popular Democrática de Corea, gobierno central unificado del pueblo coreano y según la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo coreano fue elegido Primer Ministro y jefe del Estado.

    El 30 de junio de 1949 convocó el Pleno Conjunto de los Comités Centrales de los Partidos del Trabajo de Corea del Norte y del Sur y fue elegido Presidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea.

    Llevando a la brillante victoria la Guerra de Liberación de la Patria del 25 de junio de 1950 al 27 de julio de 1953 salvaguardó la soberanía de la nación y dio inicio a que el imperialismo norteamericano rodara cuesta abajo.

    El 5 de agosto de 1953, en el VI Pleno del CC del Partido presentó la línea básica de la edificación económica de postguerra y dirigió la lucha para cumplirla.

    Al mismo tiempo impulsó la revolución socialista encaminada a transformar por vía socialista las relaciones de producción en las ciudades y el campo.

    Fue reelegido Presidente del CC del Partido en los III y IV Congresos efectuados en abril de 1956 y en septiembre de 1961, respectivamente.

    Presentó la nueva idea de revolución continuada y definió como su contenido principal realizarla en tres aspectos: ideológico, técnico y cultural.

    Convocó en diciembre de 1962 el V Pleno del IV Período del Comité Central del Partido, donde planteó la nueva línea estratégica de desarrollar paralelamente la construcción económica y la de la defensa nacional en vista de las agravantes maniobras provocadoras de la nueva guerra de los imperialistas norteamericanos.

    Fue elegido Secretario General del CC del Partido del Trabajo de Corea en el XIV Pleno del IV Período del CC del Partido efectuado en octubre de 1966.

    Dirigió exitosamente el cumplimiento de las tareas históricas de la industrialización de 1957 a 1970.

    Fue elegido Presidente de la República según la nueva Constitución Socialista de la RPDC aprobada en diciembre de 1972 en la primera sesión de la V legislatura de la Asamblea Popular Suprema.

    Fue reelegido Secretario General del CC del Partido en el Quinto Congreso del Partido celebrado en 1970 y en el Sexto Congreso del Partido de octubre de 1980.

    Definió como la tarea general de la revolución coreana transformar toda la sociedad según el requerimiento de la idea Juche.

    Presentó los tres principios de la reunificación de la Patria en mayo de 1972, el proyecto de fundación de la República Confederal Democrática de Coryo en octubre de 1980 y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria en abril de 1993.

    Con miras a salvaguardar el socialismo y completar la causa revolucionaria del Juche, dio una brillante resolución del problema de sucesor.

    En junio de 1994 recibió en Pyongyang a Carter, ex Presidente de Estados Unidos y preparó así una nueva coyuntura favorable para efectuar negociaciones bilaterales sobre el problema nuclear y el encuentro cumbre del Norte y el Sur de Corea.

    El Presidente Kim Il Sung, quien trabajaba abnegadamente por el Partido y la revolución, la Patria y el pueblo, por la verificación de la independencia en todo el mundo, falleció por una enfermedad repentina en su despacho, el 8 de julio de 1994, a las dos de la madrugada.

    Consideró como su máxima la idea de Iminwichon que significa considerar al pueblo como el cielo.

    Recibió los títulos de Generalísimo, de Héroe de la República (tres veces) y de Héroe del Trabajo de la RPDC.

    Concedió audiencia a más de 70 000 huéspedes extranjeros, entre otros, los jefes de Estado y gobierno y dirigentes de partido y realizó visitas oficiales y no oficiales, en más de 54 ocasiones, a más de 87 países.

    Recibió más de 180 órdenes y medallas supremas de más de 70 países y organizaciones internacionales, el título de ciudadano honorario de más de 30 ciudades, los diplomas de Profesor y Doctor honorario de más de 20 renombradas universidades extranjeras y 165 mil 920 presentes de los jefes del partido y Estado y pueblos progresistas de más de 169 países.

    En China y Mongolia se hallan erigidas sus estatuas de bronce; más de 480 unidades, entre calles, organismos y organizaciones de más de 100 países llevan su nombre y está instituido el ”Premio Internacional Kim Il Sung” que se otorga a escala mundial.

    Sus obras clásicas se han editado en 24 millones 570 mil partes de más de 60 lenguas en más de 110 países.

    Breve biografía del Presidente Kim Il Sung

    El Presidente Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 (primer año de la era Juche) en Mangyongdae de la ciudad de Pyongyang como el primogénito de Kim Hyong Jik y Kang Pan Sok .

    Su padre Kim Hyong Jik le puso el nombre de Song Ju (palabra que significa constituir el pilar ), con la esperanza de que llegara a ser pilar del país.

    El Presidente Kim Il Sung pasó su niñez en diferentes lugares del país y China donde sus padres realizaron las actividades revolucionarias.

    Con visión al futuro su padre lo hizo aprender desde muy niño el idioma chino y estudiar en una escuela primaria china. Como resultado llegó a dominar perfectamente esa lengua, lo que más tarde le sirvió de gran ayuda en desenvolver la lucha antijaponesa en el territorio chino.

    En marzo de 1923 en acato al consejo de su padre de que para llevar a cabo la revolución conociera la realidad del país, partió de Badaogou de China y llegó al natal Mangyongdae (se llama este viaje a pie “Camino de mil ríes para el estudio” ) e ingresó en la escuela Changdok en Chilgol donde se encuentra la casa de sus abuelos maternos.

    En enero de 1925, al recibir la noticia inesperada de que los japoneses volvieron a detener a su padre, partió decididamente de Mangyongdae con la firme decisión de no regresar hasta que no se haya logrado la independencia del país.

    Después del fallecimiento de su padre, en junio de 1926 se matriculó en la escuela Hwasong, un plantel político militar de dos cursos establecido en Huadian por las organizaciones nacionalistas antijaponesas y el 17 de octubre del mismo año fundó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) y fue electo su responsable.

    Con miras a desplegar de un modo más amplio las actividades revolucionarias, Kim Il Sung interrumpió sus estudios en la Escuela Hwasong a seis meses de su ingreso y trasladó el escenario de sus acciones a Jilin.

    Mientras estudiaba en la Escuela Secundaria Yuwen de Jilin, el 27 de agosto de 1927 reorganizó la UDI en Unión de la Juventud Antiimperialista, organización masiva más abarcadora y el 28 de agosto, fundó la Unión de la Juventud Comunista de Corea.

    Formó varias organizaciones de masas y dirigió la lucha antijaponesa.

    Dilucidó el camino a seguir por la revolución coreana y los problemas estratégicos y tácticos para realizar su tarea fundamental en la Conferencia de Kalun efectuada del 30 de junio al 2 de julio de 1930.

    El 3 de julio organizó la “Asociación de Camaradas Konsol”, primera organización partidista en Kalun y, el 6 de julio, fundó en Guyushu del distrito Yitong el Ejército Revolucionario de Corea (ERC), entidad político-paramilitar para hacer los preparativos de la Lucha Armada Antijaponesa.

    Proclamó el 25 de abril de 1932 la fundación de la Guerrilla Popular Antijaponesa (más tarde, reorganizada en Ejército Revolucionario Popular de Corea), dirigió la lucha armada antijaponesa, y así logró la restauración de la Patria el 15 de agosto de 1945. Retornó a la Patria en septiembre del mismo año.

    El 10 de octubre de 1945 estructuró el Comité Central Organizativo del Partido Comunista de Corea del Norte y declaró el nacimiento del Partido ante el mundo.

    El 8 de febrero de 1946 organizó el Comité Popular Provisional de Corea del Norte y fue elegido Presidente y proclamó la Plataforma de 20 Puntos.

    En agosto de 1946 formó el Partido del Trabajo de Corea del Norte con la fusión del Partido Comunista y el Partido Neodemocrático.

    Dirigió exitosamente la revolución democrática antiimperialista y antifeudal en breve espacio de tiempo.

    Constituyó la Asamblea Popular de Corea del Norte mediante las primeras elecciones democráticas y fue elegido Presidente del Comité Popular de Corea del Norte, nuevo órgano central del Poder estatal y presentó las tareas del período de transición al socialismo.

    En febrero de 1948 transformó al Ejército Revolucionario Popular de Corea en el Ejército Popular de Corea,, fuerzas armadas revolucionarias regulares.

    El 9 de septiembre de 1948 fundó la República Popular Democrática de Corea, gobierno central unificado del pueblo coreano y según la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo coreano fue elegido Primer Ministro y jefe del Estado.

    El 30 de junio de 1949 convocó el Pleno Conjunto de los Comités Centrales de los Partidos del Trabajo de Corea del Norte y del Sur y fue elegido Presidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea.

    Llevando a la brillante victoria la Guerra de Liberación de la Patria del 25 de junio de 1950 al 27 de julio de 1953 salvaguardó la soberanía de la nación y dio inicio a que el imperialismo norteamericano rodara cuesta abajo.

    El 5 de agosto de 1953, en el VI Pleno del CC del Partido presentó la línea básica de la edificación económica de postguerra y dirigió la lucha para cumplirla.

    Al mismo tiempo impulsó la revolución socialista encaminada a transformar por vía socialista las relaciones de producción en las ciudades y el campo.

    Fue reelegido Presidente del CC del Partido en los III y IV Congresos efectuados en abril de 1956 y en septiembre de 1961, respectivamente.

    Presentó la nueva idea de revolución continuada y definió como su contenido principal realizarla en tres aspectos: ideológico, técnico y cultural.

    Convocó en diciembre de 1962 el V Pleno del IV Período del Comité Central del Partido, donde planteó la nueva línea estratégica de desarrollar paralelamente la construcción económica y la de la defensa nacional en vista de las agravantes maniobras provocadoras de la nueva guerra de los imperialistas norteamericanos.

    Fue elegido Secretario General del CC del Partido del Trabajo de Corea en el XIV Pleno del IV Período del CC del Partido efectuado en octubre de 1966.

    Dirigió exitosamente el cumplimiento de las tareas históricas de la industrialización de 1957 a 1970.

    Fue elegido Presidente de la República según la nueva Constitución Socialista de la RPDC aprobada en diciembre de 1972 en la primera sesión de la V legislatura de la Asamblea Popular Suprema.

    Fue reelegido Secretario General del CC del Partido en el Quinto Congreso del Partido celebrado en 1970 y en el Sexto Congreso del Partido de octubre de 1980.

    Definió como la tarea general de la revolución coreana transformar toda la sociedad según el requerimiento de la idea Juche.

    Presentó los tres principios de la reunificación de la Patria en mayo de 1972, el proyecto de fundación de la República Confederal Democrática de Coryo en octubre de 1980 y el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria en abril de 1993.

    Con miras a salvaguardar el socialismo y completar la causa revolucionaria del Juche, dio una brillante resolución del problema de sucesor.

    En junio de 1994 recibió en Pyongyang a Carter, ex Presidente de Estados Unidos y preparó así una nueva coyuntura favorable para efectuar negociaciones bilaterales sobre el problema nuclear y el encuentro cumbre del Norte y el Sur de Corea.

    El Presidente Kim Il Sung, quien trabajaba abnegadamente por el Partido y la revolución, la Patria y el pueblo, por la verificación de la independencia en todo el mundo, falleció por una enfermedad repentina en su despacho, el 8 de julio de 1994, a las dos de la madrugada.

    Consideró como su máxima la idea de Iminwichon que significa considerar al pueblo como el cielo.

    Recibió los títulos de Generalísimo, de Héroe de la República (tres veces) y de Héroe del Trabajo de la RPDC.

    Concedió audiencia a más de 70 000 huéspedes extranjeros, entre otros, los jefes de Estado y gobierno y dirigentes de partido y realizó visitas oficiales y no oficiales, en más de 54 ocasiones, a más de 87 países.

    Recibió más de 180 órdenes y medallas supremas de más de 70 países y organizaciones internacionales, el título de ciudadano honorario de más de 30 ciudades, los diplomas de Profesor y Doctor honorario de más de 20 renombradas universidades extranjeras y 165 mil 920 presentes de los jefes del partido y Estado y pueblos progresistas de más de 169 países.

    En China y Mongolia se hallan erigidas sus estatuas de bronce; más de 480 unidades, entre calles, organismos y organizaciones de más de 100 países llevan su nombre y está instituido el ”Premio Internacional Kim Il Sung” que se otorga a escala mundial.

    Sus obras clásicas se han editado en 24 millones 570 mil partes de más de 60 lenguas en más de 110 países.

    Posted at 14:53 |  by Manuel Arismendi

    viernes, 30 de agosto de 2013


    En los días recientes vemos cómo los medios surcoreanos, estadounidenses y de la ultraderecha internacional nuevamente  han lanzado una campaña comunicacional de falsedades a través de supuestos, infundios y calumnias contra la República Popular Democrática de Corea, en la cual, supuestamente, se habría dado muerte a personas al estilo de las masacres que los Estados Unidos y el régimen de Seúl acostumbran a perpetrar.

    La Asociación de Amistad con Corea, en la persona de su Delegado Oficial en Chile, Manuel Arismendi, declara al respecto:

    1. El artículo proviene del sur de Corea, es decir, ha sido elaborado por un enemigo declarado de la R.P.D. de Corea desde una construcción intencionada, sin fuente confirmable ni creíble. Redactado muy probablemente por la CIA y el servicio represivo del espionaje del régimen de Seúl.

    2. Por medio del mismo se busca proponer, ante la opinión pública mundial, que se persigue a los artistas en el norte de Corea. Muy por el contrario, la República Popular Democrática de Corea apoya en su propia Constitución política el desarrollo de las actividades artísticas y culturales en todo el país.

    3. No existe mercado pornográfico en la R.P.D. de Corea, porque el país trabaja con un sistema de Intranet que impide el acceso a dicho tipo de materiales o sitios webs, evitando así el ingreso de materiales dañinos criminógenos, que tienen por objetivo llegar a la población juvenil desde el extranjero, como se observa en los países donde la pornografía no es penada.

    4. El artículo es propagado por un medio surcoreano de ultraderecha, enemigo declarado de la República Popular Democrática de Corea. Por lo tanto, no hay imparcialidad.

    5. La libertad de culto está consagrada en la Constitución política de la República Popular Democrática de Corea, por lo que no existe prohibición de distribuir bibilias u otros libros sagrados en el sistema socialista del norte de Corea. Así también existen templos de diversos credos. 

    6. El artículo señala en uno de sus fragmentos: "Se cree que"... Al respecto podemos decir que el artículo no muestra certezas, sino trascendidos, algo que el periodismo profesional rechaza y repudia, por ser poco serio.

    Finalmente, aclarar que el régimen del sur de Corea mantiene una guerra abierta comunicacional contra la República Popular Democrática de Corea, por lo que no se espera una cobertura honesta, ya que Seúl obedece a sus amos norteamericanos, y en dicho empeño, esgrimen cualquier pretexto para desprestigiar al sistema socialista que se desarrolla en la República Popular Democrática de Corea, dirigido por el Estimado Mariscal Kim Jong Un.

    Manuel Arismendi P.
    Delegado Oficial Korean Friendship Association, KFA-Chile

    Rechazo de últimas mentiras contra el norte de Corea, supuestos fusilamientos


    En los días recientes vemos cómo los medios surcoreanos, estadounidenses y de la ultraderecha internacional nuevamente  han lanzado una campaña comunicacional de falsedades a través de supuestos, infundios y calumnias contra la República Popular Democrática de Corea, en la cual, supuestamente, se habría dado muerte a personas al estilo de las masacres que los Estados Unidos y el régimen de Seúl acostumbran a perpetrar.

    La Asociación de Amistad con Corea, en la persona de su Delegado Oficial en Chile, Manuel Arismendi, declara al respecto:

    1. El artículo proviene del sur de Corea, es decir, ha sido elaborado por un enemigo declarado de la R.P.D. de Corea desde una construcción intencionada, sin fuente confirmable ni creíble. Redactado muy probablemente por la CIA y el servicio represivo del espionaje del régimen de Seúl.

    2. Por medio del mismo se busca proponer, ante la opinión pública mundial, que se persigue a los artistas en el norte de Corea. Muy por el contrario, la República Popular Democrática de Corea apoya en su propia Constitución política el desarrollo de las actividades artísticas y culturales en todo el país.

    3. No existe mercado pornográfico en la R.P.D. de Corea, porque el país trabaja con un sistema de Intranet que impide el acceso a dicho tipo de materiales o sitios webs, evitando así el ingreso de materiales dañinos criminógenos, que tienen por objetivo llegar a la población juvenil desde el extranjero, como se observa en los países donde la pornografía no es penada.

    4. El artículo es propagado por un medio surcoreano de ultraderecha, enemigo declarado de la República Popular Democrática de Corea. Por lo tanto, no hay imparcialidad.

    5. La libertad de culto está consagrada en la Constitución política de la República Popular Democrática de Corea, por lo que no existe prohibición de distribuir bibilias u otros libros sagrados en el sistema socialista del norte de Corea. Así también existen templos de diversos credos. 

    6. El artículo señala en uno de sus fragmentos: "Se cree que"... Al respecto podemos decir que el artículo no muestra certezas, sino trascendidos, algo que el periodismo profesional rechaza y repudia, por ser poco serio.

    Finalmente, aclarar que el régimen del sur de Corea mantiene una guerra abierta comunicacional contra la República Popular Democrática de Corea, por lo que no se espera una cobertura honesta, ya que Seúl obedece a sus amos norteamericanos, y en dicho empeño, esgrimen cualquier pretexto para desprestigiar al sistema socialista que se desarrolla en la República Popular Democrática de Corea, dirigido por el Estimado Mariscal Kim Jong Un.

    Manuel Arismendi P.
    Delegado Oficial Korean Friendship Association, KFA-Chile

    Posted at 9:53 |  by Manuel Arismendi

    domingo, 11 de agosto de 2013

    Tabla de frecuencia de La Voz de Corea (horario para Chile)

    15:00 a 15:57 Hrs. por 13760 Khz y 15245 Khz (diriga para Europa Occidental).

    18:00 a 18:57 Hrs. por 13760 Khz y 15245 Khz (diriga para Europa Occidental).

    23:00 a 23:57 Hrs por 11735 Khz, 13760 Khz y 15180 Khz ( dirigida para América Central y Sudamérica).

    01:00 a 01:57 Hrs. por 11735 Khz, 13760 Khz y 15180 Khz ( dirigida para América Central y Sudamérica).

    Las cartas deben ser dirigidas a

    Comité de Radio y Televisión
    Voz de Corea
    Pyongyang
    República Popular Democrática de Corea

    Tabla de frecuencia de La Voz de Corea, horario para Chile

    Tabla de frecuencia de La Voz de Corea (horario para Chile)

    15:00 a 15:57 Hrs. por 13760 Khz y 15245 Khz (diriga para Europa Occidental).

    18:00 a 18:57 Hrs. por 13760 Khz y 15245 Khz (diriga para Europa Occidental).

    23:00 a 23:57 Hrs por 11735 Khz, 13760 Khz y 15180 Khz ( dirigida para América Central y Sudamérica).

    01:00 a 01:57 Hrs. por 11735 Khz, 13760 Khz y 15180 Khz ( dirigida para América Central y Sudamérica).

    Las cartas deben ser dirigidas a

    Comité de Radio y Televisión
    Voz de Corea
    Pyongyang
    República Popular Democrática de Corea

    Posted at 13:32 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 17 de julio de 2013

    Pyongyang, 18 de julio (ACNC) -- En rueda exclusiva con la ACNC concedida el día 17 con motivo del caso de retención en Panamá del barco comercial coreano Chongchongang, el vocero del MINREX de la República Popular Democrática de Corea dio la siguiente respuesta:

    Recientemente, ocurrió un incidente anormal en que las autoridades de investigación de Panamá retuvieron el barco comercial de nuestro país Chongchongang, que salió del puerto de La Habana e iba a pasar por el canal de Panamá, bajo las infundadas sospechas de "transporte de drogas".

    Bajo el rótulo de la "investigación de drogas", las autoridades panameñas arrestaron al capitán y los tripulantes coreanos atacándoles con violencia y registraron por la fuerza el cargamento.

    Cuando no pudieron descubrir ninguna droga, ellas intentan defender su acción violenta cuestionando otra carga.

    as viejas que deben ser reparadas y devueltas a Cuba según el contrato legítimo.

    Las autoridades de Panamá deben tomar la medida de permitir de inmediato la salida de nuestros marineros y barco retenidos.

    MINREX demanda a autoridades panameñas dejar el barco comercial Chongchongang

    Pyongyang, 18 de julio (ACNC) -- En rueda exclusiva con la ACNC concedida el día 17 con motivo del caso de retención en Panamá del barco comercial coreano Chongchongang, el vocero del MINREX de la República Popular Democrática de Corea dio la siguiente respuesta:

    Recientemente, ocurrió un incidente anormal en que las autoridades de investigación de Panamá retuvieron el barco comercial de nuestro país Chongchongang, que salió del puerto de La Habana e iba a pasar por el canal de Panamá, bajo las infundadas sospechas de "transporte de drogas".

    Bajo el rótulo de la "investigación de drogas", las autoridades panameñas arrestaron al capitán y los tripulantes coreanos atacándoles con violencia y registraron por la fuerza el cargamento.

    Cuando no pudieron descubrir ninguna droga, ellas intentan defender su acción violenta cuestionando otra carga.

    as viejas que deben ser reparadas y devueltas a Cuba según el contrato legítimo.

    Las autoridades de Panamá deben tomar la medida de permitir de inmediato la salida de nuestros marineros y barco retenidos.

    Posted at 20:43 |  by Manuel Arismendi
    Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba sobre la detención del buque Chong Chong Gang

    Las autoridades de la República de Panamá han informado sobre la detención, en el puerto panameño de Colón, del buque de carga Chong  Chon Gang, de pabellón de la República Popular Democrática de Corea, procedente de la República de Cuba.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores desea informar que dicho buque zarpó de un puerto cubano rumbo a la República Popular Democrática de Corea con un cargamento, mayormente, de 10 000 toneladas de azúcar.

    Además, en la citada nave, se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto —dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo elllo fabricado a mediados del siglo pasado—, para ser reparado y devuelto a nuestro país.

    Los acuerdos suscritos por Cuba en esta esfera se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional.

    La República de Cuba reitera su firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el desarme nuclear, y el respeto al Derecho Internacional.

    La Habana, 16 de julio del 2013

    Sobre la detención del buque Chong Chong Gang

    Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba sobre la detención del buque Chong Chong Gang

    Las autoridades de la República de Panamá han informado sobre la detención, en el puerto panameño de Colón, del buque de carga Chong  Chon Gang, de pabellón de la República Popular Democrática de Corea, procedente de la República de Cuba.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores desea informar que dicho buque zarpó de un puerto cubano rumbo a la República Popular Democrática de Corea con un cargamento, mayormente, de 10 000 toneladas de azúcar.

    Además, en la citada nave, se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto —dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo elllo fabricado a mediados del siglo pasado—, para ser reparado y devuelto a nuestro país.

    Los acuerdos suscritos por Cuba en esta esfera se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional.

    La República de Cuba reitera su firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el desarme nuclear, y el respeto al Derecho Internacional.

    La Habana, 16 de julio del 2013

    Posted at 11:50 |  by Manuel Arismendi

    sábado, 13 de julio de 2013

    La guerra de Corea provocada por el imperialismo norteamericano causó al pueblo coreano inenarrables sufrimientos y enormes pérdidas humanas y materiales.

    Hoy también el imperialismo yanqui insiste en culpar a la RPDC del estallido de la guerra, disimulando su naturaleza de provocador y agresor.

    Es imposible encubrir o tergiversar la historia.

    La guerra de Corea fue un inevitable producto de la pretendida estrategia de Norteamérica para ejercer hegemonía sobre el mundo una vez concluida la Segunda Guerra Mundial.

    Con sus colosales ganancias y precipitada hipertrofia a raíz de esta conflagración, Estados Unidos emergió en aquel tiempo como cabecilla del imperialismo en el planeta. Sus objetivos fundamentales eran impedir la creciente influencia socialista y la intensa lucha de liberación de distintas naciones, agravar la tensión internacional y provocar un nuevo conflicto mundial para el logro de su ambición hegemónica.

    Como uno de los rumbos principales de su proyecto de operaciones militares, optó el Extremo Oriente, en particular, la Península Coreana, partiendo de su importante posición estratégica desde el punto de vista militar y, sobre todo, de la inquietud de que la RPDC podía convertirse en un inexpugnable baluarte del socialismo.

    Mediante la guerra de Corea, intentaba asimismo mitigar su crisis interna e introducir el fascismo militar en su sociedad.
    En aquel entonces la Administración Truman afrontaba serios problemas como consecuencia de la crisis política, acondicionada por el fiero enfrentamiento de los republicanos de línea dura a la política de los demócratas que monopolizaban por un largo periodo el escenario político norteamericano, y del estancamiento económico iniciado a fines de 1948 y que se iba volviendo cada vez más caótico.

    Halló la válvula de escape en la guerra de Corea, mediante la cual pretendía subyugar al mayor número posible de los países y asegurar fuerzas, bases militares y recursos estratégicos para su ambición de dominar el orbe.

    El conflicto en Corea fue, además, un remedio para salvar del gran aprieto el fantoche gobierno de Syngman Rhee y de la decadencia su dominación colonial sobre Corea del Sur.

    La camarilla de Rhee, activa ejecutora de su política de la mediatización de la colonia y la guerra contra el Norte, también encaraba una grave crisis como resultado del desastre económico, la lucha de la población contra el “gobierno”, la atmósfera favorable a la reunificación pacífica y el resquebrajamiento de la banda en el poder. El clímax fue su vergonzosa derrota en las elecciones parlamentarias celebradas el 30 de mayo de 1950.

    El inminente derrumbe del sistema colonial forzó a Estados Unidos a anticipar la guerra como una manera de hallar soluciones al respecto y tenderle una mano de ayuda a Rhee que se ahogaba.

    Puso gran empeño en la elaboración del proyecto de ataque al Norte, teniéndolo como punto de partida de su estrategia de dominar al mundo.

    El entonces presidente norteamericano, Truman, dio a M a cArthur, comandante de sus fuerzas en el Extremo Oriente, la instrucción de elaborar un plan para ocupar esta región, incluida Corea.

    En virtud de ello, la comandancia subordinada a MacArthur creó los “G-2” y “G-3”, especializados en la planificación de operaciones y el espionaje. A esos grupos se incorporaron la “clase de historia” y la llamada institución “Kato”, compuestas por generales y otros altos oficiales de anterior ejército japonés, quienes se dedicaron durante varios años al estudio y la elaboración del proyecto de guerra.

    Fueron diseñados los planes A, B y C, y en ese transcurso fueron revisadas varias veces las concretas acciones del A, primera fase de la estrategia militar yanqui para dominar el planeta.

    Por su parte, Norteamérica, procediendo a la estrategia que priorizaba la “guerra restrictiva y parcial”, elaboró un plan más detallado de operaciones de ataque al Norte. Reflejado en un mapa de Corea (con escala de 1:1 millón), el plan se dio a conocer al mundo gracias al Ejército Popular de Corea que, al liberar Seúl en junio de 1950, lo confiscó en la sede de las fuerzas terrestres del ejército títere surcoreano.

    En junio de 1949, tenían también planeado evacuar de antemano y a salvo a los norteamericanos radicados en Corea del Sur, entre ellos altos oficiales y familiares de diplomáticos, previendo cualquier emergencia.

    La ejecución del plan de ataque al Norte estaba prevista para julio o agosto de 1949, pero se vio truncado por los contragolpes de autodefensa de la Guarnición Popular de Corea. Esto dio lugar al nuevo plan denominado “AL-3” tras la revisión y complementación de otros elaborados entre finales de 1949 y principios de 1950.

    Mientras utilizaba a la ONU para la falsa propaganda de que la invasión procedía del Norte y no del Sur, Norteamérica usurpó su autoridad en los preparativos de enviar a la guerra de Corea a sus fuerzas y a tropas de los países satélites.
    El revisado y complementado proyecto fue discutido y aprobado en enero de 1950, primero por el Estado Mayor Conjunto norteamericano y luego por el Consejo de Seguridad Nacional.

    En los preparativos de la guerra, se centró la atención a la fundación y el engrosamiento del ejército títere surcoreano y a la modernización de sus armamentos.

    El 13 de noviembre de 1945, Estados Unidos fabricó la “Comandancia de Defensa” surcoreana en virtud del decreto 28 de la Administración Militar. El siguiente 5 de diciembre organizó la Escuela Militar de Inglés y posteriormente academias a distintos niveles para diversas fuerzas, armas y especialidades, a fin de impulsar la enseñanza de oficiales y cadetes y el entrenamiento de las unidades. En enero de 1946 fundaría la “Guarnición de Defensa” y en 1948 transformaría el ejército títere surcoreano en tropas regulares dotadas de las tres fuerzas armadas.

    Cuando se iniciaba la guerra, este ejército contaba con 93 mil infantes, 15 mil efectivos de la marina y 3 mil de la fuerza aérea, todos en activo, así como con un considerable número de reservas, asegurando la superioridad a las fuerzas del Ejército Popular de Corea a razón de “10 contra 1”, tal y como se había propuesto con su amo norteamericano.
    El imperialismo yanqui se esmeró además en el afianzamiento de bases militares y materiales para garantizar la ubicación de las fuerzas invasoras y sus acciones. Concentró más del 70 por ciento de las fuerzas surcoreanas en la región del paralelo 38 y los materiales de operaciones y combates en sus cercanías.

    Como parte de sus preparativos de la invasión, instigó a sus lacayos surcoreanos a provocar sin cesar a la RPDC: 106 veces entre septiembre de 1945 y finales de 1946; más de 270 en 1947; más de 390 en 1948; 2617 en 1949 –en unidades de batallón, regimiento y división y bajo el mando de la entonces organizada “comandancia de campaña en la región de Ongjin”; y otras incontables veces en 1950 hasta antes de iniciar la guerra.

    Sus incursiones marítimas y aéreas desde 1947 hasta la víspera del conflicto ascendieron a más de 330.
    Las provocaciones armadas perpetradas por el enemigo entre 1947 y vísperas de la guerra suman más de 5 150 y en ellas fueron movilizados un total de 83 800 efectivos, incluidos 66 400 surcoreanos.

    Las maniobras tenían dos objetivos: primero, de obtener “buenos resultados” con las provocaciones armadas en el paralelo 38, extenderlas hasta desatar una guerra total; y segundo, en el caso contrario, ocupar puntos estratégicos y crear condiciones favorables para la futura invasión armada.

    Las provocaciones sirvieron asimismo a sopesar la aptitud del ejército surcoreano para combates reales y adoptar medidas pertinentes.

    No faltaron campañas de disfraz y artificio para hacer de la guerra una sorpresa y culpar de su estallido a la RPDC.
    Ejemplo de ello fue la falsa propaganda de la “línea de defensa de EE.UU. en el Extremo Oriente”, difundida al comienzo de 1950 para disimular su interés en la Península Coreana. El carácter falaz de la propaganda fue revelado más tarde a través del proyecto estratégico NSC-68 sobre las “acciones especiales” a adoptar una vez iniciada la guerra.

    El plan fue redactado y acordado por una junta del Departamento de Estado y el Estado Mayor Conjunto, siguiendo las instrucciones dadas por el presidente Truman en enero de 1950, y contó con la aprobación del Consejo de Seguridad Nacional.

    Justamente antes de la guerra organizaron actividades de VIPs como el fin de semana libre, viajes y recepciones.
    En concordancia con el guión norteamericano, la camarilla títere de Rhee emplearon medios de propaganda venales para difundir la falsa información de que a partir de la hora cero del 24 de junio de 1950 levantaba la ley marcial de emergencia –vigente desde principios de ese mes–, que “autorizaba” a los militares la salida, el pase de pernocta y las vacaciones, y que dos tercios del ejército surcoreano estaban “fuera de su acuartelamiento”.

    También difundieron el rumor de que al atardecer de ese día oficiales de la primer línea y la flor y nata de la sede de las fuerzas terrestres del ejército surcoreano “participaron” en el banquete inaugural del club de oficiales, levantado en dicha sede.

    Todo estaba listo y solo quedaba lo de prender fuego a la marcha del conflicto.

    Para examinar finalmente los preparativos bélicos e impartir la orden de iniciar el ataque, Truman envió a Corea del Sur a Dulles, asesor del Departamento de Estado, en calidad de su enviado especial.

    Este llegó a Corea del Sur el 17 de junio de 1950 y al día siguiente apareció en la avanzada del paralelo 38, acompañado por el embajador norteamericano en Seúl, el jefe del cuerpo de asesores militares yanquis y el ministro de Defensa surcoreano, a fin de revisar la disposición de las tropas para el combate y el proyecto de ataque al Norte. A su regreso a Seúl, sostuvo conversaciones secretas con Syngman Rhee para “ordenar”le la invasión del Norte. Mientras se impartía la orden de ataque a unidades militares surcoreanas, en Tokio y Washington se efectuaron las últimas uniones secretas para la provocación bélica.

    En una plática a puerta cerrada que tuvo lugar en Tokio desde el 18 de junio con la participación del Secretario de Defensa, el presidente del Estado Mayor Conjunto y el comandante de las fuerzas yanquis en el Extremo Oriente (posteriormente asistiría también Dulles), se reafirmó la necesidad de una nueva activa política en esa región y se le informó a Truman de la fecha de comienzo del conflicto en Corea y del resultado de la investigación sobre el grado de preparación de las mencionadas fuerzas norteamericanas y del ejército títere surcoreano.

    Una vez ratificada por Truman, la propuesta fue transmitida directamente a las autoridades militares surcoreanas, quienes el 21 de junio de 1950 impartieron a las instancias inferiores la orden 29 consistente en comenzar el ataque el próximo 25.
    A las 4 de la madrugada de esta fecha, el ejército surcoreano, bajo el mando directo de la asesoría yanqui, dieron inicio a una agresión armada total contra la RPD de Corea, por todo lo largo de la zona del paralelo 38.

    La guerra de Corea comenzó finalmente.

    Todos los hechos demuestran claramente que los imperialistas yanquis son nación y provocadores directos del conflicto de Corea, cínicos perturbadores de la paz y enemigos jurados de la nación coreana.

    Si ellos, lejos de disculparse por su historia de crímenes contra nuestra nación y indemnizarlos, siguen provocándonos irracionalmente e insisten en desatar una nueva guerra, nuestro ejército y pueblo no los perdonarán jamás y les saldarán las cuentas cien y mil veces.

    Advertimos a los provocadores que del enfrentamiento político-militar no esperen más que la mortal derrota.

    EE.UU., agresor y provocador de la guerra de Corea

    La guerra de Corea provocada por el imperialismo norteamericano causó al pueblo coreano inenarrables sufrimientos y enormes pérdidas humanas y materiales.

    Hoy también el imperialismo yanqui insiste en culpar a la RPDC del estallido de la guerra, disimulando su naturaleza de provocador y agresor.

    Es imposible encubrir o tergiversar la historia.

    La guerra de Corea fue un inevitable producto de la pretendida estrategia de Norteamérica para ejercer hegemonía sobre el mundo una vez concluida la Segunda Guerra Mundial.

    Con sus colosales ganancias y precipitada hipertrofia a raíz de esta conflagración, Estados Unidos emergió en aquel tiempo como cabecilla del imperialismo en el planeta. Sus objetivos fundamentales eran impedir la creciente influencia socialista y la intensa lucha de liberación de distintas naciones, agravar la tensión internacional y provocar un nuevo conflicto mundial para el logro de su ambición hegemónica.

    Como uno de los rumbos principales de su proyecto de operaciones militares, optó el Extremo Oriente, en particular, la Península Coreana, partiendo de su importante posición estratégica desde el punto de vista militar y, sobre todo, de la inquietud de que la RPDC podía convertirse en un inexpugnable baluarte del socialismo.

    Mediante la guerra de Corea, intentaba asimismo mitigar su crisis interna e introducir el fascismo militar en su sociedad.
    En aquel entonces la Administración Truman afrontaba serios problemas como consecuencia de la crisis política, acondicionada por el fiero enfrentamiento de los republicanos de línea dura a la política de los demócratas que monopolizaban por un largo periodo el escenario político norteamericano, y del estancamiento económico iniciado a fines de 1948 y que se iba volviendo cada vez más caótico.

    Halló la válvula de escape en la guerra de Corea, mediante la cual pretendía subyugar al mayor número posible de los países y asegurar fuerzas, bases militares y recursos estratégicos para su ambición de dominar el orbe.

    El conflicto en Corea fue, además, un remedio para salvar del gran aprieto el fantoche gobierno de Syngman Rhee y de la decadencia su dominación colonial sobre Corea del Sur.

    La camarilla de Rhee, activa ejecutora de su política de la mediatización de la colonia y la guerra contra el Norte, también encaraba una grave crisis como resultado del desastre económico, la lucha de la población contra el “gobierno”, la atmósfera favorable a la reunificación pacífica y el resquebrajamiento de la banda en el poder. El clímax fue su vergonzosa derrota en las elecciones parlamentarias celebradas el 30 de mayo de 1950.

    El inminente derrumbe del sistema colonial forzó a Estados Unidos a anticipar la guerra como una manera de hallar soluciones al respecto y tenderle una mano de ayuda a Rhee que se ahogaba.

    Puso gran empeño en la elaboración del proyecto de ataque al Norte, teniéndolo como punto de partida de su estrategia de dominar al mundo.

    El entonces presidente norteamericano, Truman, dio a M a cArthur, comandante de sus fuerzas en el Extremo Oriente, la instrucción de elaborar un plan para ocupar esta región, incluida Corea.

    En virtud de ello, la comandancia subordinada a MacArthur creó los “G-2” y “G-3”, especializados en la planificación de operaciones y el espionaje. A esos grupos se incorporaron la “clase de historia” y la llamada institución “Kato”, compuestas por generales y otros altos oficiales de anterior ejército japonés, quienes se dedicaron durante varios años al estudio y la elaboración del proyecto de guerra.

    Fueron diseñados los planes A, B y C, y en ese transcurso fueron revisadas varias veces las concretas acciones del A, primera fase de la estrategia militar yanqui para dominar el planeta.

    Por su parte, Norteamérica, procediendo a la estrategia que priorizaba la “guerra restrictiva y parcial”, elaboró un plan más detallado de operaciones de ataque al Norte. Reflejado en un mapa de Corea (con escala de 1:1 millón), el plan se dio a conocer al mundo gracias al Ejército Popular de Corea que, al liberar Seúl en junio de 1950, lo confiscó en la sede de las fuerzas terrestres del ejército títere surcoreano.

    En junio de 1949, tenían también planeado evacuar de antemano y a salvo a los norteamericanos radicados en Corea del Sur, entre ellos altos oficiales y familiares de diplomáticos, previendo cualquier emergencia.

    La ejecución del plan de ataque al Norte estaba prevista para julio o agosto de 1949, pero se vio truncado por los contragolpes de autodefensa de la Guarnición Popular de Corea. Esto dio lugar al nuevo plan denominado “AL-3” tras la revisión y complementación de otros elaborados entre finales de 1949 y principios de 1950.

    Mientras utilizaba a la ONU para la falsa propaganda de que la invasión procedía del Norte y no del Sur, Norteamérica usurpó su autoridad en los preparativos de enviar a la guerra de Corea a sus fuerzas y a tropas de los países satélites.
    El revisado y complementado proyecto fue discutido y aprobado en enero de 1950, primero por el Estado Mayor Conjunto norteamericano y luego por el Consejo de Seguridad Nacional.

    En los preparativos de la guerra, se centró la atención a la fundación y el engrosamiento del ejército títere surcoreano y a la modernización de sus armamentos.

    El 13 de noviembre de 1945, Estados Unidos fabricó la “Comandancia de Defensa” surcoreana en virtud del decreto 28 de la Administración Militar. El siguiente 5 de diciembre organizó la Escuela Militar de Inglés y posteriormente academias a distintos niveles para diversas fuerzas, armas y especialidades, a fin de impulsar la enseñanza de oficiales y cadetes y el entrenamiento de las unidades. En enero de 1946 fundaría la “Guarnición de Defensa” y en 1948 transformaría el ejército títere surcoreano en tropas regulares dotadas de las tres fuerzas armadas.

    Cuando se iniciaba la guerra, este ejército contaba con 93 mil infantes, 15 mil efectivos de la marina y 3 mil de la fuerza aérea, todos en activo, así como con un considerable número de reservas, asegurando la superioridad a las fuerzas del Ejército Popular de Corea a razón de “10 contra 1”, tal y como se había propuesto con su amo norteamericano.
    El imperialismo yanqui se esmeró además en el afianzamiento de bases militares y materiales para garantizar la ubicación de las fuerzas invasoras y sus acciones. Concentró más del 70 por ciento de las fuerzas surcoreanas en la región del paralelo 38 y los materiales de operaciones y combates en sus cercanías.

    Como parte de sus preparativos de la invasión, instigó a sus lacayos surcoreanos a provocar sin cesar a la RPDC: 106 veces entre septiembre de 1945 y finales de 1946; más de 270 en 1947; más de 390 en 1948; 2617 en 1949 –en unidades de batallón, regimiento y división y bajo el mando de la entonces organizada “comandancia de campaña en la región de Ongjin”; y otras incontables veces en 1950 hasta antes de iniciar la guerra.

    Sus incursiones marítimas y aéreas desde 1947 hasta la víspera del conflicto ascendieron a más de 330.
    Las provocaciones armadas perpetradas por el enemigo entre 1947 y vísperas de la guerra suman más de 5 150 y en ellas fueron movilizados un total de 83 800 efectivos, incluidos 66 400 surcoreanos.

    Las maniobras tenían dos objetivos: primero, de obtener “buenos resultados” con las provocaciones armadas en el paralelo 38, extenderlas hasta desatar una guerra total; y segundo, en el caso contrario, ocupar puntos estratégicos y crear condiciones favorables para la futura invasión armada.

    Las provocaciones sirvieron asimismo a sopesar la aptitud del ejército surcoreano para combates reales y adoptar medidas pertinentes.

    No faltaron campañas de disfraz y artificio para hacer de la guerra una sorpresa y culpar de su estallido a la RPDC.
    Ejemplo de ello fue la falsa propaganda de la “línea de defensa de EE.UU. en el Extremo Oriente”, difundida al comienzo de 1950 para disimular su interés en la Península Coreana. El carácter falaz de la propaganda fue revelado más tarde a través del proyecto estratégico NSC-68 sobre las “acciones especiales” a adoptar una vez iniciada la guerra.

    El plan fue redactado y acordado por una junta del Departamento de Estado y el Estado Mayor Conjunto, siguiendo las instrucciones dadas por el presidente Truman en enero de 1950, y contó con la aprobación del Consejo de Seguridad Nacional.

    Justamente antes de la guerra organizaron actividades de VIPs como el fin de semana libre, viajes y recepciones.
    En concordancia con el guión norteamericano, la camarilla títere de Rhee emplearon medios de propaganda venales para difundir la falsa información de que a partir de la hora cero del 24 de junio de 1950 levantaba la ley marcial de emergencia –vigente desde principios de ese mes–, que “autorizaba” a los militares la salida, el pase de pernocta y las vacaciones, y que dos tercios del ejército surcoreano estaban “fuera de su acuartelamiento”.

    También difundieron el rumor de que al atardecer de ese día oficiales de la primer línea y la flor y nata de la sede de las fuerzas terrestres del ejército surcoreano “participaron” en el banquete inaugural del club de oficiales, levantado en dicha sede.

    Todo estaba listo y solo quedaba lo de prender fuego a la marcha del conflicto.

    Para examinar finalmente los preparativos bélicos e impartir la orden de iniciar el ataque, Truman envió a Corea del Sur a Dulles, asesor del Departamento de Estado, en calidad de su enviado especial.

    Este llegó a Corea del Sur el 17 de junio de 1950 y al día siguiente apareció en la avanzada del paralelo 38, acompañado por el embajador norteamericano en Seúl, el jefe del cuerpo de asesores militares yanquis y el ministro de Defensa surcoreano, a fin de revisar la disposición de las tropas para el combate y el proyecto de ataque al Norte. A su regreso a Seúl, sostuvo conversaciones secretas con Syngman Rhee para “ordenar”le la invasión del Norte. Mientras se impartía la orden de ataque a unidades militares surcoreanas, en Tokio y Washington se efectuaron las últimas uniones secretas para la provocación bélica.

    En una plática a puerta cerrada que tuvo lugar en Tokio desde el 18 de junio con la participación del Secretario de Defensa, el presidente del Estado Mayor Conjunto y el comandante de las fuerzas yanquis en el Extremo Oriente (posteriormente asistiría también Dulles), se reafirmó la necesidad de una nueva activa política en esa región y se le informó a Truman de la fecha de comienzo del conflicto en Corea y del resultado de la investigación sobre el grado de preparación de las mencionadas fuerzas norteamericanas y del ejército títere surcoreano.

    Una vez ratificada por Truman, la propuesta fue transmitida directamente a las autoridades militares surcoreanas, quienes el 21 de junio de 1950 impartieron a las instancias inferiores la orden 29 consistente en comenzar el ataque el próximo 25.
    A las 4 de la madrugada de esta fecha, el ejército surcoreano, bajo el mando directo de la asesoría yanqui, dieron inicio a una agresión armada total contra la RPD de Corea, por todo lo largo de la zona del paralelo 38.

    La guerra de Corea comenzó finalmente.

    Todos los hechos demuestran claramente que los imperialistas yanquis son nación y provocadores directos del conflicto de Corea, cínicos perturbadores de la paz y enemigos jurados de la nación coreana.

    Si ellos, lejos de disculparse por su historia de crímenes contra nuestra nación y indemnizarlos, siguen provocándonos irracionalmente e insisten en desatar una nueva guerra, nuestro ejército y pueblo no los perdonarán jamás y les saldarán las cuentas cien y mil veces.

    Advertimos a los provocadores que del enfrentamiento político-militar no esperen más que la mortal derrota.

    Posted at 22:43 |  by Manuel Arismendi

    viernes, 21 de junio de 2013

    Biblioteca Nacional del Congreso norteamericano, donde está el Mein Kampf
    La última canallada que se han inventado los imperialistas es que la República Popular Democrática de Corea ha repartido un libro nazi (de ultraderecha) a las autoridades del país. 

    Este tipo de propagandas surcoreanas y norteamericanas, buscan desacreditar todo el proceso de avances que ha tenido la República Popular Democrática de Corea. 

    De todas formas, dicho libro se puede encontrar en la Biblioteca Nacional del Congreso de los Estados Unidos, quienes sí lo han aplicado, sino, estudiemos qué país no ha sido invadido y bombardeado por los Estados Unidos, en directa relación con la política de los nazis.

    Quienes regalan libros nazis son los norteamericanos

    Biblioteca Nacional del Congreso norteamericano, donde está el Mein Kampf
    La última canallada que se han inventado los imperialistas es que la República Popular Democrática de Corea ha repartido un libro nazi (de ultraderecha) a las autoridades del país. 

    Este tipo de propagandas surcoreanas y norteamericanas, buscan desacreditar todo el proceso de avances que ha tenido la República Popular Democrática de Corea. 

    De todas formas, dicho libro se puede encontrar en la Biblioteca Nacional del Congreso de los Estados Unidos, quienes sí lo han aplicado, sino, estudiemos qué país no ha sido invadido y bombardeado por los Estados Unidos, en directa relación con la política de los nazis.

    Posted at 15:41 |  by Manuel Arismendi

    sábado, 13 de abril de 2013

    Sobre la Asociación

    FUNDACIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE AMISTAD CON COREA

    La Asociación de Amistad con Corea, Korean Friendship Association (KFA) fue fundado en noviembre del año Juche 89 (2000) con el propósito de crear vínculos internacionales con la República Popular Democrática de Corea. Tiene miembros en 120 países.

    KFA tiene el reconocimiento absoluto del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, y es la mayor organización de sus partidarios.

    Tiene oficinas en la RPD de Corea, Estado Español, Noruega, y Tailandia.

    OBJETIVOS

    Los principales objetivos de la KFA son:

    - Mostrar la realidad de la RPD de Corea al mundo
    - Defender la Independencia y la construcción Socialista de la RPD de Corea
    - Aprender de la cultura e historia del Pueblo Coreano.
    - Trabajar para la unificación pacifica de la península Coreana.


    ACTIVIDADES

    La Asociación de Amistad con Corea (KFA) tiene reconocimiento oficial por parte de Pyongyang, y tiene contactos con todas las autoridades de la RPD de Corea.

    Esta situación nos permite hacer las siguientes actividades:
    - Exposiciones públicas de la RPDC (fotos, libros, música,...)
    - Conferencias y reuniones sobre la historia Coreana, sociedad y otros aspectos
    - Intercambios Culturales con diferentes países.
    - Enlace de contacto con asociaciones/compañías/individuales interesados en la RPD de Corea.

    E-Mail:

    chile@korea-dpr.com

    Web oficial:

    http://www.korea-dpr.com

    Web Chile

    http://www.kfa.cl

    Podcast

    http://www.ivoox.com/podcast-podcast-voz-corea_sq_f117483_1.html

    Facebook

    https://www.facebook.com/kfachile

    Nosotros, KFA Chile

    Sobre la Asociación

    FUNDACIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE AMISTAD CON COREA

    La Asociación de Amistad con Corea, Korean Friendship Association (KFA) fue fundado en noviembre del año Juche 89 (2000) con el propósito de crear vínculos internacionales con la República Popular Democrática de Corea. Tiene miembros en 120 países.

    KFA tiene el reconocimiento absoluto del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, y es la mayor organización de sus partidarios.

    Tiene oficinas en la RPD de Corea, Estado Español, Noruega, y Tailandia.

    OBJETIVOS

    Los principales objetivos de la KFA son:

    - Mostrar la realidad de la RPD de Corea al mundo
    - Defender la Independencia y la construcción Socialista de la RPD de Corea
    - Aprender de la cultura e historia del Pueblo Coreano.
    - Trabajar para la unificación pacifica de la península Coreana.


    ACTIVIDADES

    La Asociación de Amistad con Corea (KFA) tiene reconocimiento oficial por parte de Pyongyang, y tiene contactos con todas las autoridades de la RPD de Corea.

    Esta situación nos permite hacer las siguientes actividades:
    - Exposiciones públicas de la RPDC (fotos, libros, música,...)
    - Conferencias y reuniones sobre la historia Coreana, sociedad y otros aspectos
    - Intercambios Culturales con diferentes países.
    - Enlace de contacto con asociaciones/compañías/individuales interesados en la RPD de Corea.

    E-Mail:

    chile@korea-dpr.com

    Web oficial:

    http://www.korea-dpr.com

    Web Chile

    http://www.kfa.cl

    Podcast

    http://www.ivoox.com/podcast-podcast-voz-corea_sq_f117483_1.html

    Facebook

    https://www.facebook.com/kfachile

    Posted at 20:52 |  by Manuel Arismendi
    Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.
    back to top